03 abr 2020

Ir a contenido

"El esquema de las preferencias políticas se repetía: Familia carlista, luego franquista y más tarde convergente"

Ramón Sánchez Ramón

Ramón Sánchez Ramón

Franquistas en torno a la tumba de Franco, en el Valle de los Caídos.

Franquistas en torno a la tumba de Franco, en el Valle de los Caídos. / J.J.F.

Este mes de agosto he ido leyendo bastantes bobadas sobre si España es per natura franquista mientras que Catalunya es víctima secular de su autoritarismo. Fui Gobernador Civil de Tarragona desde el año 1988 al 1996, con gobiernos socialistas. Para alguien curioso, era un observatorio privilegiado de la sociedad catalana de las comarcas del sur y puedo aportar algunos datos.

Conocí a bastantes de los alcaldes convergentes que venían del franquismo. Había uno que me recibía en las puertas del ayuntamiento y me entregaba la vara de mando, con lo que reproducía el ritual franquista de sumisión al Jefe Provincial del Movimiento que antes los nombraba. Había otro del cual había algún oficio denunciando a ciudadanos de su pueblo por catalanistas en los archivos del Gobierno Civil.

Pero, además, con Joan Ruiz, quien era mi asesor en esos momentos, viajábamos por toda la provincia haciendo un pequeño e improvisado estudio sociológico. Mientras yo cumplía mis obligaciones protocolarias, él podía hablar con unos y otros y hacerse una idea de la situación del pueblo, de sus problemas, situación política, previsiones, etcétera. Ese era su utilísimo papel y lo cumplía fantásticamente bien. Luego, contrastábamos nuestras impresiones y nos hacíamos una idea sobre el terreno de la situación de la provincia.

Pues bien, recuerdo perfectamente que una de las cosas que comprobábamos regularmente es que en los pueblos existía una memoria de las preferencias políticas de las familias y de cómo se iban transmitiendo de padres a hijos. La memoria abarcaba al menos desde el carlismo y el esquema se repetía: familia carlista, luego franquista y más tarde convergente. Esos eran los que habían mandado de siempre, era una cuestión de poder. Entre la izquierda la veta era republicanaantifranquista y luego socialista. Todo el mundo sabía quién era y de dónde venía, él mismo y los demás.

No conozco ningún estudio sistemático al respecto, pero creo que, si no existe, sería una excelente investigación.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Participaciones de loslectores

Másdebates