Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Tras cinco años del horror en Barcelona y Cambrils"

"Tras cinco años del horror en Barcelona y Cambrils"

EFE / Alejandro Garcia (Efe)

Javier Ruiz Moreno

Cinco años después de los atentados del 17-A en Barcelona y Cambrils me hubiera gustado, como ciudadano, que todas las víctimas hubiesen sido plenamente atendidas, tanto a nivel asistencial como de indemnización. Y que cuando tras un lustro de aquel drama se les rinde un homenaje desde las instituciones (Ajuntament, Govern, Gobierno), el acto sucediera bien, por las víctimas y los familiares, por la comunidad, por todos… Sin embargo, el acto se ha politizado y utilizado por algunos con fines partidistas ajenos a las víctimas. No importa por quién. Además, según acredita la Unitat d'Atenció i Valoració a Afectats per Terrorisme (UAVAT), parece que el Estado se ha inhibido en la localización de unas 250 víctimas, y de su indemnización y de prestar el apoyo necesario.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Como profesional de la salud y participante asistencial de víctimas desde un servicio de urgencias, me hubiera gustado que todos mis colegas (SEM, servicios de Urgencias, CAPs, psicólogos…), profesionales de las fuerzas de seguridad y de protección civil hubieran sido atendidos en función de sus necesidades. Esto conlleva la consideración del concepto de víctima secundaria, o la relacionada con el sistema jurídico penal. Paradigma serían, entre otros, los Mossos d’Esquadra que abatieron o interceptaron terroristas en Barcelona y Cambrils, por obvio estrés postraumático.

Y como ciudadano y profesional de la salud, creo que hay reconocer mucho a todos los que con máxima ejemplaridad actuaron desde el minuto uno del atentado en favor de las víctimas, una tarde de verano cuando una gran parte de la población estaba de vacaciones. Sí, por su gran labor y entrega, quiero recordar y reconocer a todo el sistema asistencial, a todas las fuerzas de seguridad (especialmente a la estación de la Rambla de la Guardia Urbana), al cuerpo de Bomberos, a los taxistas y todos los ciudadanos voluntarios. Y pedir que a las víctimas les llegue lo que necesiten y que los políticos sean moralmente responsables cuando de rendirle homenaje se trate.

Participaciones de loslectores

Másdebates