Ir a contenido

Copa América de Fútbol

Chile derrota 2-0 a Colombia y jugará la final de la Copa América contra Argentina

El partido estuvo suspendido 150 minutos por una fuerte tormenta eléctrica

ABEL GILBERT / BUENOS AIRES

Edson Puch y Daniel Torres, en un lance del partido.

Edson Puch y Daniel Torres, en un lance del partido. / USA TODAY SPORTS

Chile derrotó a Colombia por 2-0 en un partido accidentado por la amenaza de una fuerte tormenta eléctrica y disputará la Copa América con Argentina, al igual que en 2015. “La mejor generación vuelve a poner a Chile en una final y ahora va en busca del segundo título: ahora que venga Argentina”, dijo en Santiago el diario 'La Tercera'. “Un viejo conocido”, señaló desde Buenos Aires el diario deportivo 'Olé'.

Hace un año, 'la roja' se quedó con el título por un penalti de diferencia en la definición desde los 12 pasos. De esa noche quedó la imagen de Leo Messi consolado por un niño. Los que creen que la historia se repite tienen en Chile razones para volver a soñar. En Argentina se aferran más que nunca al ídolo y su sed de revancha. 

BRAVO, FUNDAMENTAL

Los goles chilenos ocurrieron antes del primer cuarto de hora. Primero fue Charles Aránguiz (7‘). Luego José Fuenzalida (11‘). El equipo que conduce el argentino Juan Antonio Pizzi supo aprovechar el desconcierto de su rival. Muchos auguraron una goleada como la propinada a México (7-0). Pero eso no se correspondía con la realidad. Y cuando Colombia empezó a crecer y dominar la situación, Claudio Bravo, que venía siendo cuestionado por la prensa de su país, resultó fundamental para mantener la portería a cero. Los diarios lo llamaron otra vez héroe. 

A los 23 minutos le sacó el gol a Roger Martínez. Ocho minutos más tarde, el que se quedó con las ganas de gritarlo fue James Rodríguez. Un disparo de media distancia de Carlos Sánchez encontró una mano salvadora del portero del Barcelona, para entonces la figura de su equipo. Colombia concluyó la primera parte con desventaja en el marcador pero como absoluto dominador. Sin Arturo Vidal, que cumplió una suspensión por tarjetas amarillas, Chile es un equipo que carece de dinámica e imaginación. La consigna, de cara a la segunda parte, era seguir aguantando las embestidas.

COMO UNA PISCINA

Lo que sucedió en el entretiempo no estaba en los cálculos de nadie de los que estaban en el estadio Soldier Field de Chicago. El partido se suspendió dos horas y media por la fuerte tormenta que azotó a Chicago y sus alrededores. El público recibió orientación de refugiarse en las partes cubiertas del estadio, a la espera de la llegada del temporal. Las fuertes lluvias y los rayos impidieron que tanto los espectadores como los protagonistas se asomaran a la cancha.

Después de 150 minutos, los jugadores volvieron a un terreno que en algunas zonas parecía una piscina. A los dirigidos por el argentino José Pekerman les costó volver a ser protagonistas. La expulsión de Carlos Sánchez averió su funcionamiento. James Rodríguez se fue apagando con el correr de los minutos. “En medio de la tormenta, Colombia cayó”, dijo Radio Caracol. Los 'cafeteros' disputarán el sábado el tercer puesto del certamen con EEUU. 

0 Comentarios
cargando