Barcelona pierde potencia gastro

Adiós al restaurante Tickets y al grupo El Barri

  • La sociedad que agrupa Tickets, Pakta, Enigma, Hoja Santa y la Bodega 1900, propiedad de los hermanos Iglesias y Albert Adrià, baja la persiana

  • Albert Adrià se plantea si quiere seguir en la alta cocina: "Ahora haré balance y decidiré si me compensa o no tener un restaurante"

  • El Grupo Iglesias se encuentra en concurso de acreedores por deudas por un valor de 7,5 millones de euros

El restaurant Tickets, cerrado en el Paral.lel.   

El restaurant Tickets, cerrado en el Paral.lel.    / ALVARO MONGE

Se lee en minutos

“El Barri cierra definitivamente”, ese es la frase con la que un portavoz del Grupo Iglesias, que se encuentra en concurso de acreedores por deudas por un valor de 7,5 millones de euros, da el cerrojazo a una historia de éxito, una página de oro de la gastronomía barcelonesa. El Barri es, o era, una sociedad de los hermanos Iglesias, Juan Carlos, Borja y Pedro, con Albert Adrià y agrupaba los restaurantes Tickets, Pakta, Enigma, Hoja Santa –los cuatro con estrella Michelin– y la Bodega 1900.

El fin de la historia hace que Albert Adrià se plantee si quiere seguir siendo piloto de la alta cocina: "Ahora haré balance y decidiré si me compensa o no tener un restaurante".

Newsletter Cata Mayor

Pau Arenós te cuenta cada semana los secretos mejor guardados para disfrutar del buen comer dentro y fuera de casa.

Suscríbete

Desde hace una década, Tickets, Pakta, Enigma, Hoja Santa y la Bodega 1900 son una atracción internacional para los gurmets ilustrados. Con la bajada de persiana de esos lugares, que ocuparon posiciones de privilegio en las listas de los mejores restaurantes del mundo, se achica Barcelona como referente gastro.

Caen en el dominó cinco grandes casas, que suman luto a los ya conocidos casos del Senyor Parellada, Cal Pinxo, Can Soteras o Agut.

La cocina del restaurante Enigma.

/ ELISENDA PONS

¿La razón del adiós? “Hemos estado un año perdiendo dinero con los restaurantes cerrados. Funcionaban perfectamente, pero la pandemia ha acabado con ellos. Estaban enfocados para la noche. No los podemos mantener. El Grupo Iglesias ha presentado un concurso de acreedores con una voluntad de continuidad. Son deudas bancarias por las inversiones de los últimos años. Hemos intentado encontrar inversores y hemos hablado con seis o siete grupos, de Madrid, de Barcelona y uno de Francia. Actualmente seguimos intentándolo”, dicen los responsables. En marzo del 2020, El Barri tenía 230 trabajadores.

Los Iglesias querrían continuar con alguno de los establecimientos: “Pero no sabemos ni cómo ni cuándo”. ¿Mismo equipo y nuevo nombre? Ya se verá, explican, cuando todo esto comience a escampar o haya una luz, un claro, un respiro.

Siguen en marcha la marisquería –y estandarte de la familia– Rías de Galicia/Espai Kru y la casa de tapas Cañota. La responsabilidad gastronómica de esos locales recae ahora en Robert Gelonch. El anterior chef ejecutivo, Ever Cubilla, acaba de abrir Claris 118.

Por su parte, Albert Adrià prefiere no pronunciarse hasta sentarse con los Iglesias: “Lo haremos la semana que viene. No sé cuáles son las intenciones ni qué haremos, pero es verdad: El Barri ha cerrado”.

Enigma, por ejemplo, pertenece a Adrià y solo él puede decidir su futuro. “Enigma estará al servicio de El Bulli y de lo que necesite mi hermano Ferran”, en referencia a la nueva andadura del legendario espacio de Cala Montjoi reconvertido en centro de estudio y expositivo. Enigma estaba destinado a ser el mejor restaurante del mundo y es, ahora, una pared de hielo.

La Bodega 1900, la versión más popular del conglomerado, también parece tener un destinatario: “Hay intención de traspasarla, pero aún no está firmado”.

Te puede interesar

Sobre el mexicano, Hoja Santa, prefiere callar, de momento. La reflexión de Albert Adrià va más allá: “Con todo lo que ha pasado tengo una nueva vida, con negocios diferentes. Ahora haré balance y decidiré si me compensa o no tener un restaurante”. No es la primera vez que Adrià se plantea dejar la acción, la alta cocina: ya lo hizo en el 2008, cuando se fue El Bulli en su esplendor. Retornó con Inopia, que traspasó, y luego Tickets y…

Tickets fue el embrión y tres de sus artífices tienen nuevos empleos: Xavi Alba, el ex jefe de sala, inauguró Bodega Pasaje 1986, y Fran Agudo y Jaume Marambio, los jefes de cocina, han sido fichados por Mont Bar. Grandes jugadores, nuevos clubs.