Para tomar nota

5 nuevos restaurantes que no puedes perderte en 2021

  • Arigato, Palo Verde, Fonda Pepa, Avenir y Amaica son cinco nuevos establecimientos que merecen una visita... ¡a la de ya!

El bol de ’tan tan udon’ de cerdo y huevo a baja temperatura del restaurante Arigato.

El bol de ’tan tan udon’ de cerdo y huevo a baja temperatura del restaurante Arigato. / Martí Fradera

Se lee en minutos

Cata Mayor

Si quieres comenzar 2021 con buen sabor de boca, te recomendamos la visita a estos cinco nuevos restaurantes de Barcelona. Los ha visitado Pau Arenós, el cronista gastronómico de EL PERIÓDICO, que probó sus platos hace unas semanas. Y gustaron, vaya si le gustaron...

Arigato

Sebastián Mazzola y Sussie Villarico solo querían una heladería que se viera bonita y les ha salido un restaurante con platos hondos y humeantes, y un bar donde comprender el sake. Aquí tienes la crónica de Arigato.


La morcilla de pato del restaurante Palo Verde, en Barcelona.

/ ÀNGEL GARCÍA

Palo Verde

El cocinero Ludwig Amiable y el diseñador Andrés Bluth reivindican una "cocina esencial, primitiva y básica" basada en la parrilla. El nombre Palo Verde se refiere a dos cosas: a la brocheta ("cocina al carbón pinchada en un palo", anuncian) y a una expresión uruguaya. "Un palo verde es un millón de dólares. Quien tiene un palo verde, tiene la vida solucionada", explica Andrés. Más explicaciones, en la crónica de Palo Verde.


Plato de capipota con bullabesa

/ RICARD CUGAT

Fonda Pepa

Pedro Baño y Paco Benítez reviven los sabores antiguos con una mirada nueva en otro estreno imprescindible en este latoso 2020. Pedro fue profesor de la Hofmann y ha estado en Caelis y Lluçanès y Paco fue jefe de cocina en L’Eggs y pasó por Noma. Personal de casas fastuosas que han elegido, para esta etapa de la vida, el 'duralex'. Esta es la crónica de la visita de Pau Arenós a Fonda Pepa.


La caballa curada con ajoblanco de coco del restaurante Avenir.

/ Joan Cortadellas

Avenir

Roger Viñas y Chesco Salrach seducen con platos en los que los fondos son primordiales y que vindican la fonda, la taberna y la bodega. Tras su visita al restaurante, Arenós resumía así su trabajo: "Es una cocina de fondo: una cocina con fondo. Úsense aquí las preposiciones a conveniencia porque me refiero a lo mismo: existe un trabajo de base". Puedes leer aquí la crónica de Avenir.


El conejo escabechado sobre base de patata crujiente de Amaica.

/ Jordi Cotrina

Amaica

Después de haber pasado por restaurantes con peso, Carlos Salvador abre un pequeño establecimiento con terraza y platos con poderío.

Te puede interesar

Da de comer a la carta por unos 20 euros, con un menú de mediodía de 12,20; y medio menú, ¡por 9! 

Y no son escudillas de trámite, de pim-pam, de desgana y derribo, sino construcciones bien afinadas. Clica aquí para saber más sobre Amaica.