Chupinazo gastronómico

7 restaurantes navarros para celebrar San Fermín a distancia

  • En estas direcciones de toda España se puede probar la mejor comida de la comunidad foral

7 restaurantes navarros para celebrar San Fermín a distancia

Epi_rc_es

4
Se lee en minutos
Javier Sánchez

Tras dos años sin 'sanfermines', la fiesta de fiestas regresa este año con la expectación por las nubes. Como la calle Estafeta (y alrededores) tiene un aforo limitado y no todo el mundo tiene la posibilidad de plantarse en Pamplona, hemos seleccionado unos cuantos restaurantes de cocina navarra en toda España en los que poder disfrutar de las viandas de esta comunidad autónoma: de sus verduras a sus carnes, pasando por las legumbres o los pescados.

1. La manduca de Azagra (Madrid)

La merluza del restaurante La manduca de Azagra (Madrid).

En este restaurante burgués de Madrid (Sagasta, 14), lugar de encuentro habitual de la clase empresarial y política, se come de maravilla. Abierto en 2003, aquí se viene a disfrutar de buenas verduras, que van variando según la temporada. Destacan los espárragos, la menestra o los pimientos de cristal asados en parrilla. Además, hay buen 'foie', que sirven en milhojas o hecho virutas sobre un revuelto de ajetes, huevo y hongos. Lo suyo es terminar con un pescado -la merluza es infalible- o con una buena chuleta. Entre los que han pasado por aquí están Pedro Almódovar, Paul Auster o el desaparecido Lou Reed. Palabras mayores.


2. Gorría (Barcelona)

La chuleta de Gorría.

Clasicismo y excelencia. Esas son las dos señas de identidad de Gorría (Diputació, 421), un restaurante de cocina vasco-navarra de larga trayectoria. En la carta aparecen platos que hablan de origen y de mercado a las claras como los cogollos de Tudela con ventresca, el entrecot de Iruña o el cochinillo de Estella. Merece la pena detenerse en la suculenta propuesta de pescados, donde asoma la 'koskera' Gorría, guiso tradicional de merluza que enriquecen con almejas y 'kokotxas'. Entre las sugerencias, resulta difícil decidirse entre las alcachofas rellenas de setas y gambas o el exquisito bocado de patata al caviar.


3. Casa Navarra (Mijas, Málaga)

Las alcachofas de Casa Navarra.

Cada 6 de julio, desde 1990, en este restaurante en plena costa del Sol (carretera Mijas-Fuengirola, 4) se recuerda con una celebración que, unos kilómetros al norte, comienza una fiesta de leyenda. En Casa Navarra, restaurante que recuerda a los caseríos vascos, uno se topa con platos como las anchoas con piparras o los pimientos de piquillo rellenos de bacalao al ajoarriero. Las recetas de pescado aúnan el producto local con las preparaciones vasco-navarras, como en el caso del bacalao a la vizcaína o el cogote de merluza al horno. Las carnes están especialmente seleccionadas entre las mejores reses de Navarra. Las preparan a la brasa, con el fuego dándoles el toque perfecto.


4. Tierra del Queiles (Madrid)

Uno de los platos de verduras de Tierra de Queiles.

Este restaurante del barrio de Salamanca de Madrid (Hermosilla, 7) rinde homenaje a la Ribera navarra, con especial protagonismo de las verduras. Entre sus clásicos, las alcachofas confitadas con virutas de jamón y 'parmentier' de patata, la ensalada de tomate feo con cebolleta y bonito o las pencas rellenas de ibérico y queso Idiazabal. También hay platos de cuchara, como las pochas con piparras (para el que se atreva en pleno verano). Todas las especialidades pueden combinarse en un menú degustación que apuesta todo al verde. El postre estrella es la tarta de queso cremosa horneada en casa, el broche perfecto a una experiencia en la que lo vegetal prima por encima de todo.


5. Asador 7 de julio (Castelló de la Plana)

La tortilla del asador 7 de julio.

Este asador de Castelló de la Plana (Avenida de València, 101) es uno de esos locales en los que, tras traspasar la puerta, uno se ve transportado a un mesón navarro gracias a su lograda ambientación. La especialidad de la casa es su tortilla de bacalao, pero también se sirve chistorra a la sidra o pimientos del piquillo rellenos de carne. En la carta también hay sopa de pescado, o rodaballo a la parrilla y, entre las carnes, el estofado de rabo de toro. Cuenta también con otros locales en Manises y Massanassa (València) y en Madrid.


6. La huerta de Tudela (Madrid)

Un plato de La huerta de Tudela.

Noticias relacionadas

Elegante y moderno, este restaurante comandado por el chef Ricardo Gil en el madrileño barrio de las Letras (Prado, 15) deja claras ya sus intenciones desde el propio nombre. En estas fechas, ponen en la mesa un menú especial de San Fermín, que incluye tomate feo de Tudela con emulsión de sus pieles o la duquesa de patata a la importancia en salsa verde con borrajas y quinoa roja. Disponen de menús especiales para vegetarianos, veganos y celíacos. Auténtico amor por las verduras, pero con un plus de inquietud gastronómica.


7. Nákar (Las Palmas de Gran Canaria)

Uno de los platos de Nákar.

Lo que se hace en este minimalista restaurante de Las Palmas de Gran Canaria (Fernando Guanarteme, 10) es cocina vasca de autor. Xabier Blanco, nacido en Pamplona, es el responsable de una carta en la que no faltan las pochas con callos de bacalao, el rodaballo con crema de batata y pimiento asado o el 't-bone' madurado con pimientos del piquillo. Sorprende su reinterpretación de la clásica receta navarra de cordero al chilindrón incluyendo en el plato la papa negra canaria. Lo mejor de dos mundos.