"HE TORNAT, CULERS", DICE

El tren Adama regresa como cedido al Barça

Adama Traoré regresa al Camp Nou casi siete años después de su marcha a Inglaterra.

Adama Traoré regresa al Camp Nou casi siete años después de su marcha a Inglaterra. / FCBARCELONA

5
Se lee en minutos
Marcos López
Marcos López

Periodista

ver +

Se fue del Barça hace casi siete años y ahora vuelve como cedido hasta junio. Adama Traoré, un producto de la cantera azulgrana que ha transitado por diversos clubs ingleses (Aston Villa, Middlesbrough y Wolverhampton), regresa al Camp Nou. Será el tercer fichaje de invierno para regenerar al debilitado equipo de Xavi tras la llegada de Dani Alves y Ferran Torres.

Necesita estímulos, sobre todo en la parte ofensiva teniendo en cuenta la grave lesión de Ansu Fati (estará dos meses como mínimo de baja) y el conflicto, aún no resuelto, con Dembélé, a quien el club sigue instando a una salida antes del lunes 31 de enero cuando expira el mercado invernal. "He tornat, culers!. Me hace mucha ilusión volver a casa", ha dicho el jugador para anunciar su retorno al Camp Nou.

Para anunciar su llegada, el club empleó la fórmula del Paraulógic jugando con las letras que forman el nombre y el apellido del segundo extremo que recibe Xavi en este mercado de invierno, aunque sigue sin aparecer el delantero que ha reclamado a Mateu Alemany, el director de fútbol del club azulgrana, y el lateral zurdo para competir y, a la vez, dar descanso a Jordi Alba.

Con 26 años recién cumplidos (celebró su aniversario el pasado martes), Adama enfila el inesperado camino de vuelta a casa. Aunque sea bajo la fórmula de una cesión hasta final de temporada, incluyendo opción de compra no obligatoria, de 30 millones de euros, acordada con el Wolverhampton.

Presentación el miércoles

El Barca ha informado de que "se hace cargo de la ficha del jugador y tiene una opción de compra libre". O sea, de momento viene para seis meses. Se tiene que ganar Adama en el césped su continuidad. Será presentado el próximo miércoles 2 de febrero en el Camp Nou, pero sin público.

Adama Traoré luce músculo tras un partido.

/ EP

Metamorfosis física

El jugador, que debutó en el primer equipo en noviembre del 2013 con Tata Martino como entrenador (tenía entonces 17 años y 302 días), ha protagonizado una espectacular metamorfosis física. Se trata de un prodigio de la naturaleza, que no ha terminado, sin embargo, de asentarse de forma definitiva en la Premier. Aunque Antonio Conte, el técnico del Tottenham, quería llevárselo en este invierno, aunque a él le seducía mucho más ver cruzar la puerta abierta del Camp Nou.

Adama es un extremo antiguo, de aquellos que galopaban desbocadamente la banda (suele moverse mejor por la derecha que por la izquierda), que se asomó a la selección española de la mano de Luis Enrique, donde se le utilizó como un factor explosivo para desbloquear partidos cerrados.

Dembélé se lamenta en el partido ante el Betis.

/ Jordi Cotrina

Ahora regresaría al Barcelona para darle a Xavi idéntica misión que con España ofreciendo nuevos recursos en ataque y significar, al mismo tiempo, otro valioso elemento de presión para forzar la también necesaria salida de Dembélé. Una salida que no se da cuando el mercado agota sus últimas horas de vida en este invierno.

Si el francés decide abandonar el Camp Nou liberaría la masa salarial adecuada en la plantilla para que el club pudiera intentar el fichaje de otro delantero porque la llegada de Adama Traoré, con un salario bajo, no impacta de forma agresiva en el fair play que debe cumplir el Barça con la Liga.

Morata, a pesar de que el Atlético, dueño de sus derechos porque está cedido a la Juventus, no es partidario de dejarlo ir al Barça para evitar que se repita el ‘caso Luis Suárez’, pero al revés. Jugador que regaló el Barça y ayudó decisivamente al equipo de Simeone a ser campeón de Liga. Ahora, ambos clubs pelean por entrar en la zona Champions. El Atlético está dentro porque ocupa la cuarta posición, aunque con tan solo un punto de ventaja sobre el Barça. Y el domingo seis de febrero (16.15 h) se miden en cita clave en el Camp Nou.

El Barça empuja a Dembelé hacia la salida. Primero con palabras ("o renueva o se debe buscar una solución"), luego con hechos (descartado ante Athletic y Alavés) y ahora con fichajes: Ferran Torres y Adama Traoré

El mensaje hacia Dembélé ya no puede ser más contundente. Primero con palabras ("o renueva o se debe buscar una salida urgente, dijo Xavi), luego con hechos (descartado ante Athletic y Alavés) y ahora con fichajes (Ferran Torres y Adama Traoré) en su posición preferida para ir forzándolo a encontrar un destino antes del lunes. Y el delantero francés empieza a asumir que quizá lo mejor sea ir ya adelantando en seis meses los planes que tenía previstos.

El factor Jorge Mendes

Adama, nacido en L’Hospitalet, había perdido protagonismo en el Wolverhampton, el club que lo fichó del Middlesbrough en el verano del 2018 invirtiendo 20 millones de euros, su fichaje récord entonces. En estos seis primeros del curso, el extremo ha jugado 23 partidos y solo lleva un gol, el que firmó el pasado 15 de enero en el triunfo ante el Southampton (3-1).

Trincao supera a Fred en el duelo con el Wolves ante el Manchester United.

/ Tim Keeton / Efe

Necesita, por lo tanto, reivindicarse porque en cuatro de los cinco últimos encuentros con los ‘Wolves’ ha sido suplente. Tiene contrato con el club inglés hasta el 2023 y la intervención del agente portugués Jorge Mendes, que es quien lo representa, es decisiva para su retorno a casa, rechazando la oferta del Tottenham, dispuesto a pagar 18 millones por él.

Noticias relacionadas

Fue, precisamente, Mendes quien logró que el Wolverhampton pagara primero 32 millones al Barça por Semedo (verano del 2020) y asumiera luego la cesión de Trincao (verano 2021). Ahora, le proporciona a Xavi la tercera pieza invernal para reconstruir su precario Barça.

El primero fue Alves y llegó gratis. Luego el Barça desembolsó 55 millones de euros más 11 en variables al Manchester City por Ferran Torres. Y ahora emerge la poderosa figura de Adama, también a coste cero. Pero el técnico pide más. Y necesita más para armar un equipo cohesionado y equilibrio, capaz de intimidar ofensivamente. Le falta un delantero y un lateral zurdo. Al menos.