30% MENOS DE PRESUPUESTO

Del adiós de Mirotic y Jasikevicius a un proyecto de casa: La reinvención del Barça de Grimau

Acuerdo del Barça con Kevin Punter

El Barça de las seis ligas: tijeretazo tras el éxito

Roger Grimau sustituirá a Jasikevicius en el banquillo del Palau

"Dije que sí antes de que Juan Carlos acabara la frase", confiesa Grimau

Roger Grimau, nuevo entrenador del Barça de baloncesto, da instrucciones durante un partido del filial azulgrana.

Roger Grimau, nuevo entrenador del Barça de baloncesto, da instrucciones durante un partido del filial azulgrana. / FCBARCELONA

Luis Mendiola

Luis Mendiola

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El Barça perderá a las dos caras visibles del equipo de baloncesto para la próxima temporada. El anuncio de la salida de Niko Mirotic, primero, y de Sarunas Jasikevicius, en las últimas 24 horas, ha sido un duro golpe emocional que ha sacudido el entorno barcelonista. Las razones económicas han pesado y mucho en las dos salidas, aunque no son los únicos argumentos.

Pero el club no ha tardado en reaccionar, obligado a reinventarse. El acuerdo prácticamente cerrado con el escolta Kevin Punter, una de las estrellas de la pasada Euroliga, a quien se rifaban varios clubs de primera línea en Europa, es la prueba de que el Barça quiere mantener un buen equipo pese al fuerte recorte económico.  "Vamos a tener un equipo competitivo igual y no renunciamos a nada", explican desde el club, confiados en la apuesta que ha hecho por Roger Grimau.

Una rebaja final del 30 %

Una rebaja final del 30 %

La reducción que aplicará el Barça en la sección superará el 20-25% en el que se había cifrado y llegará incluso al 30%. Es decir, los cerca de 40 millones en masa salarial deberán rebajarse en unos 12, para quedar finalmente sobre los 28 en total. "No tenemos derecho moral a quejarnos teniendo ese presupuesto", revelan fuentes del baloncesto azulgrana. Esa reducción no responde a un tema del ‘fair play’ financiero de la Euroliga ni tampoco de la ACB. Es cuestión, única y exclusivamente, de la <strong>Liga de Fútbol Profesional </strong>(LFP), que exige el club cumpla con el plan de viabilidad.

Pero los responsables del baloncesto consideran que hay margen suficiente para construir una plantilla de 14 jugadores, la misma cifra que esta temporada, que pueda competir con garantías tanto en la Liga ACB como en la Euroliga. El equipo cuenta con el bloque que ha quedado campeón de Liga y solo necesita algunos retoques. El primero, no ha tardado en producirse: la llegada de Kevin Punter. 

Mirotic se despide del Palau Blaugrana tras el segundo triunfo sobre el Madrid en la final de la Liga ACB.

Mirotic se despide del Palau Blaugrana tras el segundo triunfo sobre el Madrid en la final de la Liga ACB. / Efe / Quique García

El caso Mirotic, camino del juzgado&nbsp;

El caso Mirotic, camino del juzgado 

El tema económico es el argumento principal de la salida de Mirotic y también de Jasikevicius. “La situación es la que es”, admitió el presidente Laporta cuando se filtró la salida del hispanomontenegrino. Desde el club admiten que si la situación no estuviera tan mal, ambos habrían seguido con toda probabilidad. Pero hay otras razones que han tenido también mucho peso en el desenlace.

En una entrevista en Mundo Deportivo, Mirotic aseguró antes del primer partido de la final de Liga que el Barça no le había peddo ni una sola vez que se rebajara el sueldo en todo este tiempo. La directiva argumenta que han sido más de medio centenar de ocasiones y la respuesta siempre ha sido negativa.

La negociación entre la directiva y el representante del jugador se ha encallado y, en caso de no resolverse antes del 30 de junio, el caso acabaría por judicializarse. En esa situación, con el Barça rescindiendo el acuerdo de dos años de forma unilateral, serían los juzgados los que dictarían sentencia. Pero eso también obligaría al club a provisionar las cifras del contrato de Mirotic en el próximo presupuesto, condicionando todos los fichajes.

El técnico lituano Sarunas Jasikevicius.

Saras Jasikevicius, en el Madrid-Barça en que logró el título de la Liga ACB. / Efe

Discrepancia con Jasikevicius, que determinaron la salida

Discrepancia con Jasikevicius, que determinaron la salida

Después de ganar con mucha autoridad la Liga ACB, el futuro del Barça y de Jasikevicius parecían situarse en la misma vía. Pero se han visto diferencias entre la exigencia económica del técnico para renovar y seguir en el proyecto y las cifras que ofrecía la entidad, mucho más acordes con los actuales precios de mercado. Son discrepancias que han sido claves en la falta de acuerdo. Las comparaciones explican mejor que nada las diferencias.

Jasikevicius, que todavía no ha dado su versión del adiós, era el entrenador mejor pagado de la Euroliga: unos 3,5 millones de euros brutos, sin haber logrado el título europeo, cuando el sueldo con el que llegó Bartzokas al Palau en su momento, tras ganar la Euroliga, no pasó de 400.000 euros anuales. Una brecha considerable.

Desde el club también han detectado una pérdida de ilusión y el desgaste de estos tres años (la exigencia del técnico a los jugadores en temporadas tan largas también ha pesado) hasta considerar que era mejor separar los caminos. Los responsables del baloncesto azulgrana, aun así, están muy agradecidos a Saras, al que consideran una leyenda, porque llegó en un momento complicado, tras una época de falta de resultados, y las dos Ligas y dos Copas, y la vuelta de público al Palau, han devuelto a la sección a la buena línea.

Roger Grimau, en la final four junior de Kaunas.

Roger Grimau, en la final four junior de Kaunas. / FCBARCELONA

Grimau y mínimos retoques para seguir siendo competitivos

Grimau y mínimos retoques para seguir siendo competitivos

El Barça no tenía un plan B para el banquillo. La apuesta inicial y final era Jasikevicius. Y una vez agotada esta vía, el club considera que la mejor solución estaba en la casa con Roger Grimau, técnico del filial, Barça Atlétic. Los responsables del baloncesto azulgrana consideran que está totalmente preparado para dar el salto y que, además, su llegada viene a integrarse dentro del proyecto de club con apuesta interna.

En ese sentido, el equipo mantendrá buena parte de la estructura de la pasada temporada y se realizarán tres o cuatro incorporaciones para potenciar el grupo. Grimau quiere que continue el pívot Sertac Sanli, de 32 años, que acaba contrato, mientras está prácticamente descartadas la continuidad de Tobey y Kuric. En cambio, el club cree que James Nnaji seguirá el próximo año, a pesar de ser elegido en el puesto 31 del’draft’ por los Hornets, y recuperará, entre otros, a Michael Caicedo, que esta temporada ha jugado cedido en el Granada.

Suscríbete para seguir leyendo