El Periódico

ÚLTIMA HORA Un nuevo ciberataque mundial bloquea empresas y bancos

BALANCE DE LA CITA CON LA HISTORIETA

El Salón del Cómic consolida los 118.000 visitantes del 2016

El certamen cierra su edición más ambiciosa manteniendo el buen nivel de ventas del año pasado

El Salón del Cómic consolida los 118.000 visitantes del 2016

RICARD CUGAT

Ambiente en el Salón del Cómic, el sábado. 

Domingo, 2 de abril del 2017 - 16:46 CEST


El Salón del Cómic cierra este domingo su 35ª edición consolidando, con 118.000 visitantes, la cifra récord que alcanzó el año pasado. Según el director del festival, Carles Santamaria, se han revalidado las cifras a pesar de las fuertes lluvias del sábado, día en el que, sin embargo, llegaron a colgar el cartel de entradas agotadas. También la recuperación de las ventas se mantiene y en algunos casos crece. Si en la edición del 2016 los editores calculaban que habían registrado incrementos de entre el 20% y el 50% respecto al 2015, insólitos en años anteriores, marcados por la crisis, este 2017 parece ser el de la consolidación. La mayoría de editoriales consultadas a pie de estand, veteranas con presencia en el Salón, como Norma, Astiberri, Ediciones B, Planeta Cómic y ECC, estaban muy satisfechas de haber confirmado las buenas cifras del año pasado. Por su parte, notaron un sensible incremento La Cúpula y Dibbuks, o librerías como Casa del Llibre.

“Notas que mucha gente ya nos viene para firmar con los libros comprados de casa. Eso es porque la distribución funciona muy bien en la red de librerías o por internet y las ventas se extienden a lo largo del año. El Salón nos viene perfecto para promocionar y enseñar las novedades”, comenta Óscar Valiente, de Norma, donde este año se les acumulan las celebraciones. Además de soplar las velas del 40º aniversario de la editorial, se llevaron los premios gordos del certamen: a la Mejor obra de autor español para ‘Jamás tendré 20 años’, de Jaime Martín, y el Gran premio a la trayectoria, de Josep Maria Martín Saurí (‘La Odisea’). Además de estos, entre sus títulos de más éxito, ‘Mater Luna’, de Victoria Francés.

100 AÑOS DE 'TBO'

Con la gran exposición del centenario en el salón, uno de los libros más buscados ha sido, sin duda, Los 100 años de TBO’, de Antoni Guiral, tanto en el estand de Ediciones B, donde se han vuelto a repetir las largas colas para conseguir una firma de los históricos Francisco Ibáñez y Jan, como en Casa del Llibre.

Muy contento estaba Ricardo Esteban, de Dibbuks, que constata la estela del premio a Mejor Obra que el año pasado logró ‘El fantasma de Gaudí’, de El Torres y Jesús Alonso Iglesias, que además ha contado con una de las muestras importantes de esta edición. “Para nosotros ha sido espectacular en ventas y en público. La gente ya sabe lo que viene a buscar, ya va conociendo bien las series, como Spirou”.

'EFECTO PREMIO'

En Planeta Cómic también se notaba el ‘efecto premio’, que cosechó Javi Rey, con ‘Intemperie’, como Autor revelación, hartándose de firmar. Su editor, David Hernando, destacaba también la evolución de Ernest Sala, con la segunda entrega de la trilogía 'El guardián invisible', y ‘The Ghost in the Shell’, ambos en la estela de los estrenos cinematográficos.

En ECC reinó el invitado estrella, Dave Gibbons, con la edición ‘vintage’ de ‘Watchmen’, con el permiso de las nuevas ediciones de ‘Sandman’, de Neil Gaiman, y de las grapas de ‘Renacimiento’, del universo DC.

Aunque Emili Bernárdez, el editor de La Cúpula, temía el sábado la lluvia, se sorprendía luego de lo bien que funcionaron el sábado la venta y las firmas, con los argentinos Lucas Varela y Sole Otero y la joven superventas de la casa, Ana Oncina, con su ‘Croqueta y empanadilla’.

Para el editor de Astiberri Laureano Domínguez, cuyo estand a mediodía de domingo destilaba la relajada hermandad entre colegas como Juanjo Sáez, David Rubín (con novedad, ‘Ether’, junto a Matt Kindt) o los Premios Nacionales Paco Roca y Juan Díaz Canales, más importante que las buenas ventas era precisamente ese ambiente entre dibujantes. “Anoche tuvimos la cena de autores y es alucinante el buen rollo entre las distintas generaciones, con veteranos como Beà o Sento expresando su admiración por Roca y viceversa”.

El club quiere cuatro fichajes y se va a gastar 230 millones de euros