El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Asistencia sanitaria universal: "Y yo, sin tratamiento para la Hepatitis C"

EFE / JESÚS DIGES

 Dos personas pintan un cartel reivindicando el tratamiento para la hepatitis C, el pasado enero en Pamplona.

Antonio Racaj FerreSant Cugat del Vallès

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Viernes, 16 de junio del 2017 - 11:32 h

"Es un día histórico para Catalunya", declaró el pasado 15 de junio el 'conseller' de Sanidad, Antoni Comín. Catalunya podrá dispensar atención médica gratuita para todo el mundo.

Es sin duda una buena noticia y demuestra vocación humanitaria y buena fe, pero no nos engañemos, estos actos y manifestaciones de los políticos, son solo hipocresía y populismo si no van acompañados de los recursos suficientes para llevarlo a cabo. Y, señor, Comín, dudo que los tengamos. Y si los tenemos, ¿por qué yo no puedo ser totalmente feliz ante una noticia así? Se lo diré: acaban de rechazarme un tratamiento de la Hepatitis C porque, pese a llevar 15 años diagnosticado, porque no tengo el grado de afectación del higado que se exige para ello. Es decir, como los recursos son escasos y el tratamiento actual es muy caro (pese a ser muy efectivo, el 96% de curaciones) debo esperar a tener el hígado más deteriorado para poder recibirlo.

He nacido en aquí, vivo aquí, me han diagnosticado aquí y pago impuestos aquí, en Catalunya, pero no recibo un tratamiento que ya existe y es efectivo desde 2011 porque mi higado todavía funciona, sin saber cuándo comenzará a deteriorarse ni cómo lo hará. Si cuando comience ese proceso de deterioro no han cambiado los criterios, quizá tenga suerte y pueda tener acceso al tratamiento, pero si endurecen los criterios porque siguen con los recursos actuales, y además van creciendo las listas de espera, no lo tengo tan claro.

Es más, señor Comín, pese a reconocer la buena intención de la medida que acaban de aprobar, no puedo coincidir con usted en que sea un día feliz, al menos para mí, porque me veo impotente y abandonado por una sanidad que ustedes deberían facilitarme. ¿Cómo voy a compartir su felicidad?

Cuando los recursos son escasos y no pueden cumplir con sus obligaciones ni conmigo ni con miles de diagnosticados que no pueden acceder a una posible curación de la Hepatitis C que ya existe, ¿cómo pueden comprometer estos recursos en causas populistas? Solo podré compartir su alegría cuando todos los diagnosticados de Hepatitis C tengamos acceso a ese tratamiento que ya existe, sin necesidad de perder el hígado por el camino.

Participaciones de los lectores

Carta de la Penya Blaugrana de Puerto Rico

Javier L. Inclán Presidente Penya Blaugrana de Puerto Rico

Estimado Sr. Bartomeu:... Seguir leyendo

Marxeu per sempre de Catalunya

Jaume Farrés Boada Olesa de Montserrat

Duele ser un traidor en ambos bandos

Víctor Molero Sant Boi de Llobregat

N'estic fart!

Carles Ramos i Portas Alella

Reprender y reprimir

Ricard Gimeno Barcelona

Ara només es pot anar cap endavant

Carmen Alemany Barcelona

Realment no sé per on començar. Són tantes les coses que hem remouen per dins que es fa difícil.... Seguir leyendo

"Yo solo quiero vivir en paz"

Marian Ortega García Esplugues de Llobregat

Un país donde quepamos todos

Montse Pérez Perdigón Barcelona

Les obscures figures de Mordor

Àngel Comas Izquierdo Salou

La Muntanya del Destí, mai derrotada per aquella pacífica gent, feia temps que tornava a escopir foc. Un foc fred i fètid com la mort. Sabien q... Seguir leyendo