Ir a contenido

sufrimiento innecesario

Muere Luis de Marcos, el enfermo de esclerosis que pidió legalizar la eutanasia

Lanzó una campaña en Change.org para pedir a los partidos políticos una muerte digna

Antes de morir le encargó a su mujer hacer pública una carta a favor del derecho al suicidio asistido

Luis de Marcos en una imagen divulgada en la página de Facebook Por el derecho a una muerte digna.

Luis de Marcos en una imagen divulgada en la página de Facebook Por el derecho a una muerte digna.

Ha muerto Luis de Marcos, el enfermo de esclerosis múltiple que pidió ayuda social para morir dignamente y hacer que los partidos políticos legalizasen la eutanasia, según ha informado la cadena SER este miércoles. 

Luis, madrileño de 50 años, enfermo desde hace 10, a quien su enfermedad tan solo le permitía mover el cuello y la cabeza inició una campaña en las redes sociales dirigida a Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias, en la que les reclamaba el derecho a poner fin a su vida 

Denunció que las leyes actuales le "obligaron" a pasar por un "calvario". "Los dolores insoportables de la enfermedad que me ha tocado me hacen desear abandonar este mundo ya, pero la legislación española no me lo permite", sentenciaba Luis. No quería someterse a un "ensañamiento terapéutico cruel" y lamentaba que esa decisión no estaba en sus manos, si no en la del médico.

El "calvario" de Luis

En los últimos meses, la movilidad de su cuerpo se había reducido, las últimas horas fueron muy duras para Luis de Marcos. Su mujer Asun explicaba: "Solo tengo palabras de agradecimiento para el hospital en el que hemos estado desde el 7 de julio. Espero que nadie pase por el calvario que ha pasado Luis, le haya costado tanto irse y dejar esta vida, ha sido un infierno. Eso no es propio de este tiempo, hay que hacer algo con la ley".

Antes de morir, Luis de Marcos le encargó a su mujer hacer pública una carta que escribió y que hoy ha dado a conocer la cadena SER, en la que explicaba que todos tenemos una misión en el mundo. "Me ha tocado sufrir una enfermedad que me ha llevado a luchar por uno de los derechos más básicos", afirma en la misiva. Marcos recordaba en el escrito que el derecho al suicidio asistido es "el mínimo exigible a una sociedad desarrollada, civilizada y moderna".

"Padecimiento innecesario"

La asociación Derecho a Morir Dignamente ha lamentado "la larga agonía que sufrió Luis de Marcos durante el final de su vida, que podía haberse evitado y que le provocó un padecimiento innecesario".

"Las sedaciones paliativas, previstas para pacientes terminales aquejados de un gran sufrimiento, deben ser breves y nunca prolongarse durante semanas", ha señalado la organización en un comunicado.

La asociación ha agradecido a Luis de Marcos su lucha por la despenalización de la eutanasia y el suicidio asistido y ha transmitido las condolencias a su familia y amigos.

Una petición enquistada

Pedro Sánchez ha recordado en su cuenta de Twitter la urgente necesidad de una ley de muerte digna y ha adjuntado la propuesta del PSOE, "reguladora de los derechos de la persona ante el proceso final de la vida", presentada el pasado marzo.

Ese mismo mes, Unidos Podemos trató de legalizar la eutanasia. El Congreso denegó la propuesta con la abstención de PSOE y Ciudadanos y el voto en contra del PP. La ley garantizaba el derecho a morir dignamente a los enfermos terminales o con dolores físicos o psíquicos intolerables que lo solicitaran. El pasado mes de julio, el Parlament propuso ante el Congreso suspender el artículo del Código Penal que castiga con cárcel a quien ayude a morir a otra persona.

La legislación actual solo permite la sedación total en situaciones muy extremas en los que el enfermo se debata entre la vida y la muerte si el médico lo ve oportuno, pero no se contempla que una persona decida morir por su propia cuenta. 

La carta

"Cuando lean esta carta yo me habré ido. He pedido a Asun que cuando emprendiera el viaje a Nanguilima o como se llame el lugar al que vamos cuando dejamos este mundo, la publique.

Simplemente quiero decir que creo que venimos al mundo con alguna misión, para desempeñar algún papel y a mí me ha tocado sufrir una enfermedad que me ha llevado a luchar por uno de los derechos más básicos. Ahora tengo plena conciencia de que el mínimo exigible a una sociedad desarrollada, civilizada y moderna es el derecho al suicidio asistido. Ojalá podáis tener esa salida si llegáis a necesitarla.

Muchas gracias a todos los que de alguna manera habéis apoyado esta causa, que no solo es mía sino de cualquier ser humano".

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.