10 jul 2020

Ir a contenido

PROPOSICIÓN DE LEY

El Congreso opta por la muerte digna frente a la eutanasia

La Cámara Baja aprueba tramitar una ley que garantice los cuidados paliativos siguiendo el camino de varias autonomías, entre ellas Catalunya

La propuesta ha sido presentada por Ciudadanos, apoyada por el PP, PSOE y Podemos y rechazada por el grupo vasco por invasion de competencias

MANUEL VILASERÓ / MADRID

Dos enfermeras preparando los medicamentos para muerte digna en casa de un paciente.  

Dos enfermeras preparando los medicamentos para muerte digna en casa de un paciente.   / MARC VILA

Una semana después de rechazar la propuesta de Unidos Podemos de legalizar la eutanasia, el pleno del Congreso ha aprobado este martes tramitar una proposición de ley (PL) de Ciudadanos sobre la muerte digna. La propuesta ha salido adelante con el apoyo del PP,  el PSOE y hasta de la formación de Pablo Iglesias. Se trata de una reforma legislativa que pretende garantizar los “cuidados paliativos” que eviten el dolor a los enfermos terminales en todas la comunidades autónomas, dado que una buena parte de ellas ya está regulado.

El apoyo del PP estaba cantado. Formaba parte del acuerdo de investidura con Ciudadanos. Tampoco es de extrañar que el PSOE haya votado a favor, dado que llevaba ya dos propuestas similares en anteriores legislaturas y ha registrado otra que se debatirá las próximas semanas.  

El Congreso ha votado a favor de que se admita a trámite la proposición de ley de Ciudadanos sobre muerte digna.

"FRANKESTEIN LEGISLATIVO"

Más sorprendente es el apoyo de Podemos, después de que su diputada Marta Sibina haya calificado la propuesta de “Frankenstein legislativo improvisado tras la presentación” de su ley de la eutanasia, porque considera que está hecho de “la copia de artículos” de la leyes de Canarias, Aragón, Andalucía y Aragón.

Pero al final de su intervención ha anunciado el voto favorable de su grupo para aprovechar el largo trámite legislativo que debe salvar la propuesta para enmedarla introduciendo el suicidio asistido y suprimiendo los artículos que invaden competencias autonímicos.

PDCat y ERC se han abstenido, mientras que el PNV ha votado en contra porque considera que, además de innecesaria, la reforma invade competencias autonómicas.