29 oct 2020

Ir a contenido

TÓMATELO EN SERIE

'La maldición de Bly Manor', otra vuelta de tuerca a la casa encantada

Hablamos en exclusiva con Mike Flanagan, director de referencia del terror actual y creador de 'La maldición de Hill House' y esta continuación

Juan Manuel Freire

Un fotograma de ’La maldición de Bly Manor’.

Un fotograma de ’La maldición de Bly Manor’.

¿Qué tienen en común Hill House y Bly Manor? En las dos viven fantasmas, por ejemplo. Las dos forman parte del mejor legado de la literatura fantástica, una creada por Shirley Jackson y la segunda por Henry James. Ambas forman parte de dos obras ('La maldición de Hill House', 'Otra vuelta de tuerca') que, por extensión, estructura y formato, parecían específicamente diseñadas para ser adaptadas al cine.

Pero ambas han sido convertidas en un personaje más –o quizá el más importante– en series firmadas por Mike Flanagan, uno de los directores más trabajadores del terror actual: en los últimos cuatro años ha firmado cuatro películas, los diez episodios de 'La maldición de Hill House' y la primera hora de 'La maldición de Bly Manor', rutilante estreno de Netflix para esta semana. Por poco no logramos hablar con Flanagan (y su productor de confianza, Trevor Macy): ahora mismo, incansable, rueda la integridad de otra serie para la misma plataforma, 'Midnight mass', basada en el libro ficcional que escribía la protagonista de 'Hush (Silencio)', una de sus películas del 2016.

Ser trabajador no lo es todo. Flanagan, además, tiene talento visual, vuelo poético y, sobre todo, grandes dotes como narrador y como adaptador de historias ajenas. Stephen King, el hombre que odió 'El resplandor', adoró su visión de 'Doctor Sueño'; antes, Flanagan ya había convertido 'El juego de Gerald' en una de las mejores películas originales de Netflix. Sus relecturas de Jackson y James expanden los relatos clásicos para introducir elementos personales o, en el caso de 'La maldición de Bly Manor', hacer un pequeño popurrí de relatos de James.

Con 'Suspense' no se juega

Lo que Flanagan entiende a la perfección es que no se puede jugar ni competir con 'Suspense', el clásico de Jack Clayton de 1961, la mejor de las múltiples versiones (directas o indirectas, como 'Los otros' y 'El orfanato') de la mítica 'Otra vuelta de tuerca'. "Cuando existe ya una adaptación como esa –explica–, la sola idea de hacer lo mismo, pero mejor, es una osadía. Nosotros hemos hecho una serie que se aleja muy rápidamente de lo que se espera de la historia. Si tratas de hacer lo mismo, estás condenado a fracasar".

Solo el inicio es familiar. Narrada frente al fuego por un misterioso personaje encarnado por Carla Gugino (uno de los rostros que repite de 'Hill House', junto a Victoria PedrettiHenry ThomasOliver Jackson-Cohen y Kate Siegel), la historia arranca con una entrevista de trabajo en Londres a una profesora de primaria estadounidense, Dani Clayton (Pedretti); el apellido es tributo a quien ya imaginan. Dani opta a un puesto a jornada completa en la casa de campo de la familia de Lord Henry Wingrave (Thomas), cuyos sobrinos huérfanos, Miles (Benjamin Evan Ainsworth) y Flora (extraordinaria Amelie Bea Smith), necesitan una au pair. A pesar de las nubes alrededor de la oferta (Wingrave prohíbe que le llamen salvo para emergencias), Dani persigue y logra el trabajo.

Lo que sigue es una historia, como 'Hill House', cargada de trauma familiar y luto, pero en esencia algo muy distinto, una historia de amor gótica que puede resultar escalofriante y emotiva a la vez. Flanagan, además, se las ha ingeniado para incorporar elementos de otros relatos de James como 'El rincón feliz', del que se trae al doppelgänger, y 'La leyenda de ciertas ropas antiguas', en el que se basa para el nuevo sustrato mitológico. "Como nosotros, muchos han aprovechado esa historia para crear mitologías. Tanto 'The ring' como 'La maldición' se nutren de lo que James escribió hace un siglo y medio. Es una fuente de inspiración inagotable".

Dando la alternativa

Aviso para 'flanagáticos' (como, por ejemplo, Tarantino): solo el primer episodio de 'La maldición de Bly Manor' está dirigido por el propio Flanagan. ¿Encargarse uno solo de diez horas de serie es demasiado? Toma la palabra el productor Trevor Macy: "Sí, es demasiado". "¡Pero ahora mismo estoy rodando otras diez horas yo solo para Netflix!", replica Flanagan, en referencia al rodaje de 'Midnight mass'. "Sea como sea –sigue Macy–, a los dos nos hacía ilusión dar la alternativa a jóvenes directores que todavía no habían hecho televisión. Estos nombres no están cogidos al azar. Es gente a la que admiramos".

Normal: se refiere a directores como Ciarán Foy, autor de 'Citadel', aquel gran drama de terror sobre un padre que sufre de agorafobia, pero que debe salir de casa si quiere que su hija vive; Liam Gavin, autor del admirado poema de lo oculto 'A dark song', o el tándem formado por Yolanda Ramke y Ben Howling, al que debemos el estupendo drama zombi 'Cargo'. "Ellos solos se habrían arreglado —dice Flanagan–, pero todos te podrán decir que estuve encima del proyecto en todo momento, quizá hasta decir basta (risas)".

¿Qué será lo próximo? ¿Se han planteado visitar cierta casa colonial en la localidad de Amityville? Flanagan vuelve a reír. "Me encantaría ver algo bien hecho sobre esa mansión encantada. Pero, en realidad, la idea es no salir del terreno de la literatura clásica de terror. Si la nueva entrega tiene éxito, empezaremos a rebuscar en la biblioteca".

En qué otras series salían…

Victoria Pedretti (Dani Clayton)

Tras llamar la atención en 'La maldición de Hill House', Pedretti se convirtió en objeto de deseo de Penn Badgley en la segunda temporada de otro hit de Netflix, 'You'. Además, tuvo un pequeño papel en 'Érase una vez en… Hollywood'.

Henry Thomas (Lord Henry Wingrave)

El antiguo Elliott de 'E.T.' ha sido novio de Pamela Adlon en 'Better things' y ha acompañado a Flanagan en muchos proyectos, de 'La maldición de Hill House' a la futura 'Midnight mass', pasando por la película 'El juego de Gerald'.

 

Oliver Jackson-Cohen (Peter Quint)

Además de interpretar a Luke Crain en 'Hill House', este actor londinense, figura espectral en 'Bly Manor', ha pasado por series como 'Un mundo sin fin', 'Mr. Selfridge', la 'Drácula' del 2013 (era Jonathan Harker) y 'Emerald City'.

 

T'Nia Miller (Mrs. Grose)

Aunque ha pasado, básicamente, por todas las series británicas ('Doctor Who', 'Muerte en el paraíso', 'Marcella', etcétera), Miller saltó a la verdadera fama el año pasado con su participación en la serie 'Years & years' como la aguerrida madre Celeste.