Catalunya eleva a 14 los casos de viruela de mono diagnosticados

Probetas de pruebas PCR en el Laboratorio de Microbiología del Hospital Gregorio Marañón, el pasado día 31.

Probetas de pruebas PCR en el Laboratorio de Microbiología del Hospital Gregorio Marañón, el pasado día 31. / Europa Press / Eduardo Parra

2
Se lee en minutos
EFE

El Departamento de Salud de la Generalitat ha diagnosticado otros cinco casos de viruela del mono en Catalunya, lo que eleva a catorce los enfermos con esta patología en la comunidad catalana.

La Xarxa de Vigilància Epidemiològica de Catalunya (XVEC) ya ha comunicado los resultados positivos de los último cinco casos sospechosos al Centre de Coordinació d’Alertes i Emergències Sanitàries (CCAES) del Ministerio de Sanidad.

En estos momentos, el Hospital Vall d'Hebron y el Hospital Clínic de Barcelona ya han validado completamente las técnicas que se utilizan para confirmar los casos de la viruela del mono y, según Salud, próximamente, podrán hacerlo otros hospitales de la comunidad.

Secuenciación completa del virus

Por otra parte, el Laboratorio Clínico de la Metropolitana Norte, ubicado en el Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, ha sido el primero en Catalunya en hacer la secuenciación completa de este virus.

Según Salud, los catorce casos diagnosticados hasta ahora en Catalunya tienen vinculación epidemiológica, es decir, tienen alguna relación entre ellos, aunque, por cuestiones de privacidad, la Generalitat no da más detalles sobre los casos confirmados.

La viruela del mono es una enfermedad vírica poco frecuente que se pueden transmitir de animales a humanos y también entre personas.

Síntomas

En una primera fase, los síntomas son dolor de cabeza, dolores musculares, inflamación de los ganglios linfáticos, fiebre, erupciones en la resto del cuerpo y erupciones en la cara, mientras que en una segunda fase aparecen erupciones planas o ligeramente levantadas, llenas de líquido claro o amarillento que se transforman en costras y caen.

La persona infectada puede contagiar desde el inicio de los síntomas por contacto con lesiones de la piel, a través de fluidos corporales, como saliva, pus o costras o a mediante objetos contaminados como ropa, ropa de cama, toallas o utensilios para comer o gotas expulsadas por la boca.

Sin tratamiento

Noticias relacionadas

La mayoría de síntomas se resuelven sin tratamiento, aunque los médicos alertan que es importante cuidar las erupciones en la piel dejándolas secar o cubriéndolas con un apósito húmedo y evitar tocar las llagas en la boca o en los ojos.

Los síntomas suelen durar entre 2 y 4 semanas y para evitar su transmisión se recomienda aislar a las personas afectadas con síntomas y eliminar los contactos sociales.