Presión de los conservadores

El PP eleva sus condiciones para renovar el CGPJ

  • Casado exige un "compromiso parlamentario" para cambiar la ley y que los jueces elijan a la mayoría de los vocales 

  • El PSOE denuncia "boicot" y recuerda que los populares pudieron modificar el sistema de elección en 2013 y no lo hicieron

El líder del PP, Pablo Casado.

El líder del PP, Pablo Casado. / David Castro

Se lee en minutos
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

La renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sigue encallada y la previsión es agorera. Según el PSOE, Pablo Casado siempre busca "excusas" para no pactar los vocales del órgano de gobierno de los jueces, que debería haberse actualizado hace más de dos años. Y, según Casado, no lo hace porque no se "fía" de Pedro Sánchez y ya no se conforma con que le diga que va a cambiar la ley para que los jueces puedan elegir a la mayoría de los vocales en el siguiente mandato. El jefe de la oposición ha endurecido su posición y quiere ahora, antes de sentarse de nuevo con Sánchez, un "compromiso parlamentario" de que se va a cambiar esa norma. Si no, avisó este lunes en una entrevista en 'El Confidencial', "el PP no lo va a renovar".

Casado asume que la actualización del CGPJ se hará con la ley vigente, para respetar "el proceso ya en marcha", apuntan fuentes de su equipo, pero quiere asegurarse de que la siguiente reforzará la independencia de los jueces y 12 de los 20 vocales serán elegidos por ellos mismos. El sistema en vigor supone que cada una de las Cámaras (Congreso y Senado) elige a 10 vocales. La selección sale adelante por 210 escaños, lo que obliga al PP y al PSOE a ponerse de acuerdo.

El líder de los conservadores lleva vetando la renovación desde 2018. Aquel año, las negociaciones saltaron por los aires después de que se filtrara un 'whatsapp' del entonces portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, en el que se jactaba de haber apoyado a Manuel Marchena para presidir el CGPJ. "Ha sido una jugada estupenda", escribió antes de celebrar que los populares controlarían "desde detrás" la Sala Segunda (la que iba a juzgar a los dirigentes del 'procés'). Marchena renunció a presidir el órgano. En 2019 y 2020, las cinco elecciones (municipales, autonómicas, europeas y dos generales) y la pandemia dificultaron el acercamiento. Este año, después de las catalanas, el 14 de febrero, y con un Vox fuerte en aquellas urnas, llegó lo que parecía el deshielo, con el acuerdo en RTVE, pero no tuvo continuidad. Y todo se enrareció, todavía más, cuando el PSOE presentó las mociones de censura en Murcia y Castilla y León y la presidenta Isabel Díaz Ayuso adelantó las elecciones en Madrid.

El jefe del PP, dicen en su equipo, quiere asegurarse de que la siguiente renovación reforzará la independencia de los jueces

El oxígeno que ha cogido Casado le ha llevado a mantenerse en el bloqueo. Además, el líder popular ha sabido ganarse la atención de Bruselas, denunciando la reforma que el PSOE y Unidas Podemos habían presentado (y ya han retirado), para rebajar las mayorías parlamentarias para renovar el CGPJ. La Comisión Europea ha reclamado al Gobierno una "reforma estructural" que permita a los jueces seleccionar al menos a la mitad de los vocales.

Cruce "infructuoso" de mensajes

Tras las madrileñas, el Ejecutivo, a través del secretario general de la Presidencia del Gobierno, Félix Bolaños, llamó de nuevo a la puerta del número dos de Casado, Teodoro García Egea, sin suerte. En esta ocasión, según indican fuentes de la Moncloa, no se ha pasado del cruce “infructuoso de whatsapps” con el PP. Sin avanzar nada más. 

Tras la reunión de la ejecutiva federal del PSOE del lunes, el secretario de Organización y ministro de Transportes, José Luis Ábalos, acusó a los populares de “boicot”. El problema, indicó, es que el PP “nunca” ha aceptado el resultado de las generales. “Es un desprecio, es no querer asumir que está en la oposición [...]. Siempre se buscan alguna excusa”, se quejó. 

Noticias relacionadas

El PSOE no recuperará la propuesta para cambiar las mayorías, ya retirada, y seguirá apelando al PP

Ábalos recordó que el Gobierno del PP procedió en 2013 a la renovación del CGPJ y no cambió el sistema de elección. "No veo por qué tienen que cambiar las reglas del juego cuando son ellos los que pierden las elecciones", aseguró, dejando claro que no habrá modificación legislativa, como exige Casado. El Gobierno no recuperará la proposición de ley que cambiaba las mayorías. "Pero ello no obsta para que sigamos insistiendo al PP. No podemos validar una situación de bloqueo”, insistió Ábalos. En el Ministerio de Justicia, refuerzan esa idea: no queda otra que “continuar hablando” con el PP.