Ir a contenido

EL REPARTO DEL CGPJ

El portavoz del PP en el Senado, a sus compañeros: "Controlaremos la sala segunda (del Supremo) desde detrás"

Cosidó justifica ante los senadores populares el pacto con el PSOE para renovar el Consejo General del Poder Judicial

Pide disculpas por el "lenguaje coloquial" utilizado pero añade que se ha "malinterpretado" el contenido

El Periódico

El portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó 

El portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó  / JUAN MANUEL PRATS

"Ha sido una jugada estupenda". El portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, resume con estas palabras el reparto que el PP y el PSOE han hecho en la renovación del Consejo General del Poder Judicial y, según la cual, los populares controlarán la sala segunda del Tribunal Supremo "desde detrás".

Cosidó realiza estas afirmaciones en un whatsapp enviado a los senadores populares cinco días después de que se hiciera público el pacto entre PP y PSOE para rechazar las críticas que este había suscitado en las filas conservadoras, según revela este lunes 'El Español'.

El actual portavoz en la Cámara alta justifica el acuerdo según el cual los populares elegirán a nueve vocales y la presidencia y los socialistas, a los otros diez vocales. "En otras palabras, obtenemos el mismo numéricamente pero ponemos un presidente excepcional (Manuel Marchena), un gran jurista con una capacidad de liderazgo y auctoritas que las votaciones no sean 11-10, sino cercanas al 21-0. Y además controlando la sala segunda desde detrás y presidiendo la sala 61 ", subraya.

En declaraciones a la prensa, Cosidó ha pedido disculpas este lunes por "el lenguaje coloquial" utilizado, informa Pilar Santos. "Entiendo que se pueda haber malinterpretado, pero, en todo caso, quisiera decir que es una interpretación errónea. En ningún momento se habla de ningún intento de control del poder judicial. Lo que intento decir con más o menos fortuna es que la elección de un presidente del Supremo de muy reconocido prestigio ayudará a que las decisiones del Consejo sean lo más unánimes posibles", ha argumentado el portavoz. 

El juicio del 'procés'

En el mensaje, Cosidó recuerda que la sala segunda, la Penal, es la única competente para juzgar diputados, senadores y miembros del gobierno, y que la 61 es la sala especial que tiene entre sus atribuciones ilegalizar partidos políticos, como en el caso de Herri Batasuna, apunta. Un tribunal de la sala segunda será el encargado de juzgar a los políticos y líderes independentistas por el proceso independentista.

Sobre los vocales que corresponden a los socialistas, como José Ricardo de Prada, que juzgó el 'caso Gürtel', Cosidó alega que el pacto previo con el PSOE suponía no poner vetos a nombres para no eternizar la renovación. "En cualquier caso, sacar a De Prada de la Audiencia Nacional es bueno, mejor de vocal que poniendo sentencias contra el PP", espeta. "Ha sido una jugada estupenda que he vivido desde primera línea. Nos jugábamos las renovaciones futuras de dos tercios del Supremo y cientos de nombramientos en el Poder Judicial, vitales para el PP y para el futuro de España ", concluye Cosidó.

Peticiones de dimisión

La revelación del whatsapp de Cosidó ha provocado una ola de indignación, sobre todo en las filas independentistas, con peticiones de dimisión.

El 'president' de la Generalitat, Quim Torra, ha considerado que se trata de "otra evidencia de que en el Estado español la justicia es un mercadeo entre el PSOE y el PP y que el Estado de derecho y las libertades no están garantizadas para ningún ciudadano". "No hay independencia judicial, ni imparcialidad ni integridad", ha escrito en un mensaje de Twitter.

Su antecesor en el cargo, Carles Puigdemont, ha optado por la ironía al asegurar que estas son "las típicas cosas que definen una 'democracia ejemplar'".

El presidente del Parlament, Roger Torrent, se ha preguntado si PP y PSOE se refieren a esto cuando "apelan a la separación de poderes para decir que no pueden acabar con la represión". En la misma línea, el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha tildado de "espejismo" la división de poderes en España.

Por parte de las filas republicanas también ha reaccionado la portavoz, Marta Vilalta, quien ha exigido la dimisión inmediata de Cosidó o bien que el PP le cese. Los 'comuns' también han reclamado la renuncia al considerar que "no puede ser que quien mantenga contacto con las cloacas del Estado mantenga un cargo público en un Estado democrático".

"Otro episodio como el del senador del PP demuestra que la justicia está politizada y no tiene independencia respecto a los poderes políticos del Estado. Vamos de escándalo en escándalo", ha manifestado el presidente del PDECat, David Bonvehí.

Por último, el diputado de Ciudadanos Nacho Prendes ha considerado que es una demostración de que "urge la regeneración institucional", mientras que el dirigente de Podemos Pablo Echenique ha clamado: "Qué vergüenza" y ha exigido también la dimisión y su renuncia al escaño en la Cámara alta.

El secretario de organización del PSCSalvador Illa, ha calificado de "desafortunado" cualquier intento de "interferir" o "controlar" el sistema judicial. No obstante, Illa ha evitado cargar contra Cosidó y ha considerado que el pacto entre PP y PSOE solo busca "configurar las instituciones" y que el organismo pueda actuar con "plenitud de funciones".