Ir a contenido

REACCIONES A LA OPERACIÓN POLICIAL

Torra cree que el Estado busca vincular independentismo y violencia

El soberanismo denuncia la creación de un "falso relato" antes de que se conozcan las sentencias del 'procés'

Pedro Sánchez muestra su "preocupación" por las intenciones que la fiscalía atribuye a los detenidos

Daniel G. Sastre

Un hombre con una ’senyera’, junto a unos agentes en la operación contra los CDR en Sabadell.

Un hombre con una ’senyera’, junto a unos agentes en la operación contra los CDR en Sabadell. / ANNA MAS

Los actores políticos reaccionaron a las detenciones de nueve activistas independentistas, que según la Guardia Civil podrían estar preparándose para atentar con explosivos, de tres maneras diferentes, según su adscripción partidista. Dirigentes del PP y de Ciudadanos felicitaron a los cuerpos policiales y dieron credibilidad a las acusaciones; desde el PSOE y Podemos se optó por la prudencia; y los principales líderes soberanistas, empezando por Quim Torra, desacreditaron la operación con contundencia.

A grandes rasgos, ERC, JxCat y la CUP dijeron lo mismo sobre la detención de nueve miembros de los CDR: que constituía un intento del Estado de “generar un relato falso” para atribuir acciones violentas a los independentistas. Quizás quien llevó más lejos el argumento fue el presidente de la Generalitat, para quien la operación policial fue un episodio más de “represión del Estado español”, que relacionó con la inminencia del desenlace del juicio del ‘procés’. “Están intentando volver a construir un relato de violencia antes de las sentencias. No lo conseguirán. El movimiento independentista es y será siempre pacífico”, afirmó.

Las detenciones llegan en un momento en que el soberanismo, que este lunes por la tarde se concentró en los lugares donde actuó la Guardia Civil, discute cuál debe ser la respuesta a esas sentencias. Según la versión de la fiscalía de la Audiencia Nacional, los detenidos tenían previsto atentar precisamente en “el periodo comprendido entre el aniversario del referéndum ilegal del 1-O” y la publicación del fallo del Tribunal Supremo, previsto para la primera quincena de octubre.

"Materiales de fiesta mayor"

Esquerra Republicana no se apartó de los argumentos de Torra y su portavoz, Marta Vilalta, también denunció un intento de “criminalizar al independentismo” creando un “falso relato”. “Quieren asociar al independentismo con el terrorismo”, añadió. La diputada de la CUP en el Parlament Maria Sirvent denunció un “montaje policial”; según ella, la Guardia Civil presenta “materiales de fiesta mayor” como componentes para construir artefactos explosivos.

Tanto ERC como JxCat pidieron que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, dé explicaciones parlamentarias sobre la operación. La defensa de los detenidos denunció también un “montaje con intencionalidad electoral” de la Guardia Civil. Como varias formaciones independentistas, el portavoz de los letrados de los detenidos, Xavier Pellicer, vio tras la acción policial un intento del Gobierno de demostrar que tiene “bajo control” al independentismo y, al mismo tiempo, una voluntad de frenar las movilizaciones que se están preparando tras las sentencias del juicio del ‘procés’.

El ministro del Interior se limitó a mostrar prudencia, y lo mismo hizo Pedro Sánchez. Preguntado en Nueva York, donde asistía a la cumbre por el clima, el presidente del Gobierno en funciones mostró su inquietud por el asunto. “Me acabo de enterar por los medios de comunicación. Lógicamente me preocupa. ¿Cómo no va a hacerlo?”, dijo, informa Iolanda Mármol.

El 'apretad' de Torra

El PP y Ciudadanos compitieron por relacionar la actitud del Govern de Torra con una supuesta radicalización del soberanismo. La portavoz de Cs, Lorena Roldán, utilizó una conocida frase del ‘president’ para acusarlo de instigar comportamientos violentos. “Ahora ya sabemos qué quería decir Torra con el ‘apretad’. ¿’Apretad’ el detonador de los explosivos?”, dijo.

El líder del PP, Pablo Casado, dio por hecho que los detenidos tenían intención de cometer atentados. “Mi reconocimiento a la Guardia Civil por esta operación contra los CDR que planeaban acciones terroristas. La fortaleza del Estado de Derecho prevalece siempre en favor de la paz y la convivencia”, subrayó.

Pero quien menos dudas exhibió sobre la culpabilidad de los detenidos fue Vox. La formación ultraderechista reclamó al Consejo Europeo la inclusión de los CDR en la lista de organizaciones terroristas de la Unión Europea.