Ir a contenido

COMPARECENCIA PARLAMENTARIA

El Gobierno ofrece a Torra diálogo "sin cortapisas" y ERC se replantea el voto en RTVE

"Tenemos que encontrar puntos de apoyo", reclama Calvo en el Congreso, que pide no achicar espacios de diálogo

Los republicanos y el PDECat aplauden el tono del Ejecutivo ante la cita del lunes con Sánchez y reclaman a Batet algún gesto más

Juan Ruiz Sierra

La vicepresidenta, Carmen Calvo, este martes en el Congreso. 

La vicepresidenta, Carmen Calvo, este martes en el Congreso.  / EFE / LUCA PIERGIOVANNI

El Gobierno y los partidos independentistas catalanes han exhibido buen tono en el Congreso este martes, a seis días de la trascendental reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra en la Moncloa. "Vamos a intensificar un diálogo abierto, sin cortapisas", ha asegurado durante su comparecencia parlamentaria la vicepresidenta, Carmen Calvo. Sus palabras han sido bien recibidas por ERC y el PDECat, pese a que la número dos del Ejecutivo ha aclarado después que no hay espacio en el ordenamiento jurídico para un referéndum sobre la independencia de Catalunya.

El portavoz republicano, Joan Tardà, muy crítico en los últimos días con el Gobierno después de que este se negara a hablar de la posibilidad de la autodeterminación, se ha mostrado esta vez mucho más conciliador en la comisión Constitucional de la Cámara baja. "Si somos capaces de no hacernos trampas, empezaremos bien", ha afirmado Tardà, que ha pedido que el Gobierno y la Generalitat se pongan de acuerdo, de momento, sobre el orden del día de la reunión entre Sánchez y Torra. De hecho, se ha felicitado porque Calvo haya llegado a decir que aunque no reconoce el derecho de autodeterminación, por "no existir en ninguna Constitución", no piensa a decirle a Torra de qué debe venir a hablar a Madrid y de qué no. En este sentido, Tardà ha apuntado a este miércoles ,día en que comparecerá en comisión Meritxell Batet, para anunciar un posible cambio en las relaciones de su partido con el Gobierno.  Si la ministra de Política Territorial sigue la línea de Calvo, ha explicado, él reunirá al grupo de ERC y se replanteará el voto (negativo hasta ahora) a los nombramientos de RTVE.

El documento enviado por el Govern, sin embargo, no pone las cosas fáciles para el Ejecutivo central, al limitar la cita entre Sánchez y Torra a debatir sobre la independencia de Catalunya (algo que Sánchez no está dispuesto a tratar), con alguna mención a los presos del 'procés' y los vestigios del franquismo, dejando de lado las cuestiones sectoriales. 

Medidas para "desescalar"

Desde la antigua Convergència, Jordi Xuclà también ha aplaudido las palabras de Calvo. "Planteen medidas para desescalar, pero también para dialogar sin límites. Ha usado la palabra 'cortapisas'. Me parece muy acertado", ha dicho el diputado del PDECat. Al igual que Tardà, ha instado a la ministra Batet a aprovechar su intervención parlamentaria del miércoles para ser más precisa en cuanto a la agenda de la reunión Sánchez-Torra en pro del acercamiento.

"El diálogo tiene que ser franco y respetuoso con Catalunya. No vamos a eludir nuestra responsabilidad, pero queremos que ese respeto sea compartido.  El cumplimiento de las normas es una obligación de ida y vuelta. Vamos a intensificar un diálogo abierto, sin cortapisas. Sabemos que en Catalunya hay un proyecto independentista que no tiene la mayoría suficiente para salir adelante. Tenemos que encontrar puntos de apoyo. El Govern tiene un proyecto distinto, pero somos capaces de encontrarnos con él. Con el 'president' Torra haremos un esfuerzo de diálogo. Es lo que la ciudadanía espera", ha señalado Calvo, sin aclarar en el turno de réplica a qué se refiere con la expresión "sin cortapisas". A Juan Carlos Girauta, portavoz de Ciudadanos, la palabra le ha parecido de una "extrañísima ambigüedad". El PP también ha criticado este punto de partida. 

0 Comentarios
cargando