Ir a contenido

Podemos admite que carece de auditoría independiente en sus consultas

La dirección asume la información desvelada por El Periódico y alega que su sistema de votación es "muy seguro"

El referéndum interno que termina hoy para decidir la coalición con los 'comuns' prescinde de controles externos

Iolanda Mármol

Factura de Agora Voting a Podemos por la formación de autoridad en sistemas de votación.

Factura de Agora Voting a Podemos por la formación de autoridad en sistemas de votación.

La dirección de Podemos admite que prescinde desde hace meses de autoridades independientes que verifiquen el recuento de votos en las consultas que plantean a sus bases. La información, adelantada por EL PERIÓDICO este lunes, implica que en referéndums internos como el que termina este martes para preguntar a los inscritos de Podem si quieren una coalición electoral con los 'comuns' el 21-D están exentas de fiscalización externa objetiva. 

Aún así, en un comunicado, la secretaría  de Organización de Podemos alega que cuenta con un "sistema telemático de votación muy seguro y con niveles de fraude insignificantes" del que se siente "orgulloso".  Considera que desprenderse de los controles externos que se realizaban desde el nacimiento de Podemos hasta Vistalegre 2 (en febrero) supone "mejoras" en el sistema de votación y reta al resto de partidos a cumplir los estándares de Podemos.

Iglesias abandona una comparecencia sin admitir preguntas sobre la controversia  

El líder podemista, Pablo Iglesias, que intervenía en una rueda de prensa este martes en el Congreso sobre la Ley de Montes, solo ha admitido preguntas sobre esta iniciativa y ha abandonado la comparecencia cuando los periodistas han intentado pedir sus explicaciones por la supresión de las autoridades auditoras.

EL PERIÓDICO adelantó este lunes la informaciónque hoy, tras la publicación, confirma la cúpula estatal.  Desde Vistalegre 2 Podemos ha prescindido de los dos jueces independientes que verificaban sus consultas: la empresa Agora Voting (también denominada nVotes) y la asociación sin ánimo de lucro Openkratio. Ambas habían fiscalizado los procesos internos durante toda la vida de política del partido morado. 

Empleado y juez

Tras la asamblea ciudadana en la que Pablo Iglesias toma el control total del partido, Podemos instala en sus sistemas la herramienta de voto telemático de Agora Voting y contrata a la empresa para que forme a sus empleados, que trabajan en la sede estatal del partido en Madrid, para gestionar y verificar el proceso electoral. Desde entonces,  son trabajadores en nómina de Podemos los que autentifican que la votación es correcta.

Sin estas autoridades externas se realiza la consulta impuesta por la dirección estatal a las bases de Podem, para evitar que el ahora dimitido líder en Catalunya, Albano Dante Fachin, se abriese a explorar pactos con otras formaicones políticas. La cúpula augura que el restltado de este martes será un 'sí' masivo, que permitirá registrar en el ministerio del Interior este mismo martes la coalición con Catalunya en Comú para el 21-D. Ni esta consulta, ni la que preguntó a las bases si querían entrar en el Gobierno de Castilla-La Mancha con el PSOE, ni la que planteó a los inscritos de Podem su posición sobre el 1-O tuvieron verificación independiente.  

El partido contrata a Agora Voting todavía para "procesos críticos", como las votaciones de primarias, que resultan de mayor complejidad.  Estas votaciones, sin embargo, ya no las evalúa Openkratio, la segunda autoridad que antes daba total garantía de reputación, puesto que fiscaliza sin ánimo de lucro. 

Se da la circunstancia de que la decisión de prescindir de las autoridades independientes se toma después de ciertos desencuentros después de que los verificadores se negaron a aceptar las propuestas de la cúpula. Como adelantó entonces este diario, el equipo pablista buscó un sistema de votación que le favoreciese en Vistalegre 2. 

 Catalunya en Comú continúa contratando Agora Voting en todas sus preguntas a los inscritos.