Ir a contenido

SIN AUTORIDADES DE VERIFICACIÓN

Podemos prescinde de auditores independientes en sus consultas

Se desprende de las autoridades de verificación que fiscalizaban los votos de las bases

Ha formado a sus empleados para gestionar procesos como el referéndum sobre Podem

Iolanda Mármol

Factura de Agora Voting a Podemos por la formación de autoridad en sistemas de votación.

Factura de Agora Voting a Podemos por la formación de autoridad en sistemas de votación.

Las consultas de Podemos a sus bases carecen de auditoría independiente que verifique la neutralidad del proceso y el recuento. El Periódico ha constatado que la formación de Pablo Iglesias ha prescindido de las autoridades externas que supervisaban las votaciones. Se trata de la empresa Agora Voting (ahora denominada nVotes) y la asociación sin ánimo de lucro Openkratio, que, desde el nacimiento de Podemos, fiscalizaban las preguntas del partido a sus bases. Este diario ha confirmado que Agora Voting continúa validando las primarias (consideradas "procesos críticos" por su complejidad) , pero ni esta empresa ni Openkratio actúan ya como autoridad imparcial que fiscalice el resto de consultas.

Documento

Procesos internos de Podemos validados por Openkratio.

Procesos internos de Podemos validados por Openkratio.

El referéndum convocado desde Madrid para que los simpatizantes de Podem decidan si quieren ir en coalición con los ‘comuns’, cuyo resultado se conoce este martes; la pregunta que se planteó sobre la posición del partido respecto al 1-O, o la consulta que determinó entrar a gobernar con el PSOE en Castilla-La Mancha se hicieron sin verificación independiente. Catalunya en Comú, en cambio, continúa siendo fiscalizada por Agora Voting.

Trabajador y observador

A principio de año Podemos instala en sus equipos de la sede en Madrid la herramienta de voto electrónico (software libre) que utiliza Agora Voting. En mayo, contrata con esta empresa cursos de formación para que trabajadores de la sede estatal de Podemos adquieran conocimientos para gestionar la votación y también para actuar como “autoridad” (ver factura adjunta).

Especialistas consultados por EL PERIÓDICO llaman la atención sobre el hecho de que sean empleados del partido los que ejerzan como “autoridad”, instancia que ha de ser independiente para garantizar la neutralidad de la votación. Podemos alega que ha dejado de contratar consultas con Agora Voting porque la empresa ha elevado las tarifas, motivo en todo caso no aplicable a Openkratio, que no cobra.

Factura de Agora Voting a Podemos por la formación de "autoridad" en sistemas de votación

Fuentes de la máxima solvencia desvelan a este diario las tensiones que hubo entre Agora Voting y la dirección de Podemos.  La empresa se negó a introducir algunos cambios en el sistema de voto solicitados por la cúpula.

Tras Vistalegre 2

Uno de esos desencuentros tuvo como origen las propuestas que el secretario de Organización, Pablo Echenique, intentó introducir en las cabinas virtuales para votar en Vistalegre 2como adelantó El Periódico. Entonces Echenique planteó recuperar el denostado sistema de ‘lista plancha’, en el que un solo ‘click’ selecciona automáticamente todo un equipo de dirigentes. Agora Voting descartó ese proceso.

Fuentes conocedoras de los detalles han explicado a este diario que Agora Voting se negó también a invalidar centenares de votos en unas primarias autonómicas, como pidió la dirección estatal. Tras esta negativa y las tensiones por la votación en Vistalegre 2, la cúpula pablista optó por prescindir del ‘double check’ de Agora Voting y Openkratio.

Esa doble llave de seguridad es un patrón reconocido internacionalmente para evitar fraudes en los procesos de participación ‘online’.

"Convencidos" del resultado 

La consulta interna de mayor calado sin autoridades independientes es la impuesta desde la cúpula estatal a Podem para que sus inscritos en el territorio decidan si quieren acudir al 21-D en coalición con Catalunya en Comú. El referéndum se cierra este martes a las diez de la mañana y la dirección calcula que en torno a 18.000 inscritos habrán participado. Pablo Echenique se mostró este lunes seguro de que iba a ganar el 'sí'. "Estamos convencidos de que va a salir que sí", señaló en rueda de prensa. Preguntado por los motivos de su convencimiento alegó que no tiene "ningún dato" y basó su pronóstico en "olfato político y lo que ha pasado en consultas previas".