Ir a contenido

MEMORIA HISTÓRICA

Muere Marcos Ana, el preso del franquismo que más años pasó en la cárcel

Firme defensor de los derechos humanos, el también poeta estuvo 23 años entre rejas

Fernando Macarro Castillo, más conocido como Marcos Ana, el preso del franquismo que más años pasó en la cárcel, ha fallecido este jueves a los 96 años. Estuvo 23 años entre rejas. "Los presos políticos fuimos los primeros en aceptar la política de reconciliación nacional, pero una cosa es la amnistía, que era necesaria, y otra la amnesia", decía el poeta comunista, que con su seudónimo literario homenajeó a sus padres, Marcos Macarro y Ana Castilla.

Empezó a escribir poemas en prisión. Consiguió sacar clandestinamente sus escritos. Cuando alguien le preguntaba qué es el hambre, su respuesta era: "El hambre es algo espantoso que hace que te metas de todo en la boca, desde agua hervida con cinturones para que sepa a algo hasta la hierba que crece entre las baldosas y la corteza de los árboles". Este jueves por la mañana había ingresado con pronóstico grave en el hospital Gregorio Marañón de Madrid

En el 2007, publicó el libro 'Decidme cómo es un árbol', en el que repasó su vida, incluida su lucha en América Latina por los derechos de los más desfavorecidos. 

De origen humilde, nació en el pueblo salmantino de San Vicente de Alconada, aunque creció en la localidad vecina de Ventosa del Río Almar, donde, a los 15 años, vivió el estallido de la guerra civil. Tras recoger el cadáver de su padre entre los escombros de su casa destruida, se alistó en el bando republicano y cuando acabó la contienda fue capturado en Alicante y conducido a un campo de concentración.

Aunque logró evadirse y ocultarse en Madrid, a los pocos días fue detenido y comenzó un periplo por las prisiones españolas que finalizó en el penal de Burgos, donde pasó 15 años. Cuando recuperó la libertad, en 1961, se exilió a Francia y emprendió una campaña internacional contra la represión política en España y en el mundo. Una actividad que le llevó a viajar especialmente por Europa y América, conociendo así a Pablo Neruda o Salvador Allende, así como a Rafael Alberti, que fue uno de sus grandes amigos (igual que Miguel Hernández, a quien había conocido en la prisión en 1939). En Francia fundó el Centro de Información y Solidaridad con España, presidido por Picasso. Su regreso a su país llegó en 1976.

El Gobierno le concedió las medallas de oro al Mérito de Trabajo (2009) y al Mérito de Bellas Artes (2011).

El año pasado firmó su última obra, 'Vale la pena luchar', donde alentaba a los jóvenes a seguir luchando por un mundo mas justo y comulgó con el 15-M. "Hay que seguir calentando las calles y las plazas porque en la calle está la fuerza", dijo.

LAS REACCIONES

Tras conocerse la noticia, el líder de IUAlberto Garzón, ha lamentado a través de Twitter el fallecimiento de Marcos Ana. También el líder de PodemosPablo Iglesias; el portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, y el excoordinador federal de IU Cayo Lara han dejado en sus perfiles unas palabras para él.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.