Secretarios del TSJC notifican en mano a Puigdemont y Forcadell la resolución del Constitucional

El texto, entregado también a los 'consellers' y a la Mesa del Parlament, avisa de la decisión del tribunal de anular las conclusiones de la comisión del 'procés'

Carles Puigdemont y Oriol Junqueras reciben la notificación del TSJC.

Carles Puigdemont y Oriol Junqueras reciben la notificación del TSJC.

1
Se lee en minutos

Cuatro secretarios judiciales del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) han entregado este martes en mano al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, el auto en que el Tribunal ConstitucionalTribunal Constitucional (TC) anuló las conclusiones de la comisión de estudio del proceso constituyente.

Según ha informado el TSJC en un comunicado, los cuatro secretarios judicial han acudido esta martes por la mañana al Parlament y al Palau de la Generalitat para, tal y como establecía el TC, notificar personalmente la resolución a Forcadell, Puigdemont, los miembros de la Mesa del Parlament y los miembros del Consell de Govern, como ha difundido en Twitter el 'conseller' de Justícia, Carles Mundó.

En su resolución, acordada la semana pasada, el TC declaraba la nulidad de la resolución del Parlament de 27 de julio de 2016 que ratificó las conclusiones de la comisión del proceso soberanista, que abren la puerta a una hoja de ruta para alcanzar la independencia de Catalunya unilateralmente.

El Constitucional ordenaba en su auto que se notificara personalmente a los afectados la "advertencia de abstenerse de realizar cualquiera actuaciones tendentes a dar cumplimiento" a la resolución aprobada por el Parlament el pasado mes de julio, y de su "deber de paralizar cualquier iniciativa" que directa o indirectamente supusiera eludir su resolución.

FORCADELL, EN MANOS DE LA FISCALÍA

Noticias relacionadas

La resolución del TC notificada también incluye la decisión del tribunal de dejar en manos de la Fiscalía la decisión de denunciar a Forcadell por un posible delito de desobediencia al Constitucional, al haber permitido la votación parlamentaria de la hoja de ruta.

El TC trasladó el caso de la Fiscalía para que, si lo considera oportuno, ejerza acciones contra, además de contra Forcadell, contra cualquier otra persona que incumpliera con su deber de acatar las decisiones del Constitucional.