Vuelta a la vida sana

Los 10 mejores restaurantes 'healthy' de Barcelona

Estos locales te devolverán al buen camino gastro que abandonaste este verano. No hay mejores centros 'detox' en Barcelona

The Juice House.

The Juice House.

Ha sido un verano canino, no apto para estómagos pusilánimes. Has escalado montañas de ensaladilla rusa. Te has enfrentado a tsunamis de daiquiris. Nadie te borrará del recuerdo el via crucis de patatas bravas, paellas y calamares a la romana que has tenido que padecer. Y esos carajillos tóxicos, esos cucuruchos de seis bolas, ese infierno de fritos y azúcares... Has vuelto a casa atormentado y roto, como Stallone en 'Acorralado', pero no eres un rockero millonario y no puedes irte a Suiza a cambiarte la sangre. Sssh, todo irá bien. Estamos aquí, para depurar tus adentros y librarte de esas masas adiposas que se mueven como gelatina bajo tu camiseta. En estos locales te cuidarán con producto saludable y de calidad, y te devolverán a la senda 'healthy' que abandonaste este verano. No hay mejores centros de desintoxicación en Barcelona. Feliz vuelta a la vida sana.  

'Brunch' sanote 

'Detox' en Sant Antoni

Este espacio sobrado de 'hygge' lleva tiempo luchando con uñas y aguacate contra la mala alimentación. Y lo hace con 'brunchs' saludables, para estómagos con conciencia y paladares 'flexitarianos'. En la carta de The Juice House (Parlament, 12) puedes encontrar gazpachos de todo tipo, ensaladas, platos cargados de nutrientes y alguna concesión animal: mucha atención a la quinoa negra con calamares en su tinta, uno de sus platos estrella. En los líquidos, zumos cósmicos y un chupito con jengibre, agave y limón que asesina resfriados (y resacas).   


‘Brunch’ sin colesterol 

Boles son amores

Catálogo verde de Bohl.

/

Siempre acudo a Bohl (Trafalgar, 47) cuando mi nutricionista me envía audios de Whatsapp con amenazas y ultimátums en un tono muy bronco. Sé que en este restaurante-brunchería me espera una pizarra con 'smoothie bowls', tostadas de aguacate, cuencos de 'porridge' (el estelar Mom’s Asian es un chute de Japón), entrantes sanos (humus, 'kimchi') y platos rebosantes de vegetales. Preparan una de mis ensaladas favoritas de Barcelona, la Green Goddess, una ración gigantesca de salud, con un catálogo de verdes interminable. El curri con verduras es otro de mis 'hits' predilectos y la muestra de que una alimentación nutritiva, sana y equilibrada también puede ser una 'rave'.


Todo al verde

Plantas y vegetales

La Suegra del Jardinero, bar botánico con platos 'detox' y 'healthy'.

/ SERGI CONESA

Hay tantas plantas, que no te parecería extraño encontrarte a Tarzán detrás de algún ficus. La omnipresencia del verdor no es gratuita, nunca mejor dicho, pues se trata de un restaurante-bar botánico que tiene a la venta todas las plantas que lo inundan. La Suegra del Jardinero (bendito nombre), en Provença, 125, es un reducto de H2O y clorofila que arrebata y cuida al feligrés con una carta vegetariana creativa (omnívoros 'friendly') y con excelente producto de proximidad. Ataca sin piedad sus boniatos, la burrata con fruta, los 'burgers' vegetales (¡atención al mexicano!), la tarta de zanahoria vegana y la vigorizante limonada de la casa. También facturan cócteles de tintes botánicos que deberías pedir sin alcohol: no queremos que acabes con un helecho en la cabeza imitando a Tina Turner.   

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete


Día en el campo 

Paraíso del confort

Un plato combinado de Baldomero.

/

Ahora estás en el pasaje de Mercader, ahora estás en una casa rural perdida en vete tú a saber qué pedanía. Baldomero (pasaje de Mercader, 16) es una masía urbana decorada con excelso gusto. Colores reconfortantes, mobiliario de madera, atmósfera irreal, rusticidad 'cool' y mucha calidez. Puedo elegir tres opciones vegetales (desde coliflor asada hasta tabulé de quinoa) por 13 € o dos opciones vegetales y una con proteína animal por 15 €. Desoigo los cantos de sirena del cordero a baja temperatura (error) y me decanto por una combinación imbatible de zanahorias a la brasa con feta (ñam), ensalada de tomate con cebolla y granada ('fresh'!) y una quiche difícilmente mejorable. 'Comfort food' tan 'comfort'' que te quedarías allí a echar la siesta.


Fermento luego existo 

'Kombucha' marcha

Ferment 9.

/

No es un restaurante, pero es el centro de salud alimentaria al que a acudo en más ocasiones para aprovisionarme de probióticos (mi 'kimchi' favorito sale de esta tienda). Sus vitrinas, repletas de alimentos fermentados en tarros de cristal, recuerdan a un laboratorio peliculero, pero aquí no hay efectos especiales: en Ferment 9 (Sepúlveda, 135) van muy en serio con el asunto de los microorganismos. Todo lo trabajan ellos y lo trabajan duro, la prueba es el amplio abanico de 'kimchis', chucruts y verduras fermentadas que puedes comprar. Por cierto, no salgas del local sin una botella de 'kombucha' artesanal o tu hermana 'hípster' te lo hará pagar carísimo.


Alta cocina 'healthy'

Coliflor deluxe

Plato de puerro del restaurante Xavier Pellicer.

/

¿Se puede vestir de etiqueta una verdura? Xavier Pellicer y su equipo (Provença, 310) le hacen esmóquines a medida a los vegetales. Respetan con veneración religiosa el producto. La alta cocina se pone al servicio de unas verduras y hortalizas estelares, y no se renuncia a momentos de proteína animal para la comunidad omnívora. El producto es de proximidad, ecológico, y se aprovechan al máximo sus propiedades en platos elaborados que buscan la gloria 'healthy'. ¿Los precios? Tan altos como el nivel de exigencia en la cocina.


Vegetal, querido Watson 

'Veggies' para no 'veggies'

The Green Spot.

/

Las cosas claras y el humus espeso: The Green Spot (Reina Cristina, 12) es caro, pero pocos restaurantes de Barcelona superan las limitaciones del vegetarianismo con tanta creatividad y tanto sabor. Cada visita es un redescubrimiento de los vegetales. Los tratan como si fueran cristal de Bohemia y retan al carnívoro con un recetario colorista, de altas prestaciones, armado con un producto de etiqueta con el que no te puedes equivocar nunca... Qué rico el 'tartar' de remolacha con pomelo y rábano picante, qué pirotécnicas sus ensaladas, me vuelven majareta las quesadillas de 'kimchi' y los tagliatelle de boniato y qué competentes sus pizzas vegetarianas al horno de leña. Uno de los pocos veggies donde no preguntarás: ¿y el chuletón 'pa' cuándo?  


Vegetales calientes 

Fuego en el cuerpo

Uno de los platos de Fat Veggies.

/

Dame una brasa. Dame vegetales. Dame Fat Veggies (París, 168). El hermano vegetal de Fat Barbies huele a ascuas, a posada. Maneja ingredientes locales y orgánicos. Los somete a la creatividad de la cocina y a la magia negra del fuego. Buah. Me sorprende la coliflor, aprovechada por entero, hojas incluidas, y con una suave base de chocolate blanco. La polenta con tomates braseados y 'stracciatella' es una golosina. Qué rápido se esfuma del plato el humus de habas blancas ¡Otro plato de zanahorias braseadas con romesco, por Dios!... Si los vegetales te dan escalofríos, ven, acércate al fuego.   


De la huerta al plato 

El rey de Ciutat Vella

Fui asiduo de Rasoterra (Palau, 5) durante los años que residí en el Gòtic y desde entonces, siempre que me preguntan por un lugar para comer sano y sabroso, les dirijo a este vegetariano que se debe a la comida 'plant based'. Apunta: huerta, temporada, kilómetro 0, 'slow food', honestidad..., términos que deberías interiorizar antes de meter la nariz en su carta, repleta de creatividad 'veggie' y diseñada para toda suerte de paladares. No es casualidad que ganara un 'Joc de Cartes': lo bordan. Por cierto, no te pierdas su menú degustación de temporada.  


La sopa fría 

Cucharada de vida

Noticias relacionadas

¿Comida rápida, barata y sana en Poble Nou? Escribe Sopa (Roc Boronat, 114) en Google Maps. Su cocina vegana/vegetariana es sana, sabrosa y apta para toda la familia. El Disney + de la comida saludable. En media hora has terminado y su menú diario es una 'patum' vegetal: sopas veganas (las frías están de muerte), ensaladas frescas con producto de temporada y platos principales que van del timbal de polenta con verduras, al bulgur con 'ratatouille', pasando por combinaciones ayurvédicas para la facción ultra del Healthy F.C.