Crítica de cine

'La memoria de un asesino': nada que recordar

  • Liam Neeson interpreta a un asesino a sueldo enfermo de alzhéimer en una película de Martin Campbell que abusa del cliché y se queda corta de hondura emocional

Liam Neeson, en una imagen de ’La memoria de un asesino’.

Liam Neeson, en una imagen de ’La memoria de un asesino’. / Diamond Films

1
Se lee en minutos
Nando Salvà

'La memoria de un asesino' ★★

Dirección Martin Campbell

Intérpretes  Liam Neeson, Guy Pearce, Monica Bellucci, Taj Atwal

Año 2022

Estreno 22 de julio de 2022

Tras el éxito obtenido por ‘Venganza’ (2008), Liam Neeson ha protagonizado numerosas películas pertenecientes a ese subgénero conocido como acción geriátrica, pero muy pocas de ellas han reflexionado realmente sobre el efecto que el paso del tiempo tiene en quienes han hecho de la violencia justiciera su modo de vida. Lo nuevo del director Martin Campbell trata de remediar esa carencia, y por tanto es una lástima que entretanto no ofrezca ni hondura emocional ni escenas físicas memorables y sí, en cambio, un exceso de clichés e improbabilidades.

Inspirada en una película belga de 2003, ‘La memoria de un asesino’ retrata a un asesino a sueldo enfermo de alzhéimer que empieza a arrepentirse de sus pecados al verse envuelto en un caso de explotación sexual infantil. En su piel, Neeson vuelve a exhibir la combinación de presencia intimidante y hieratismo con trazas de vulnerabilidad que ha hecho de él un experto en estos papeles, pero Campbell no dota al protagonista de ningún interés. No usa la enfermedad como guía formal o dramática del relato sino solo como un inconsistente truco narrativo, no parece captar la ironía consustancial a alguien que descubre su conciencia justo cuando la mente se le apaga, y no explota los paralelismo entre el personaje y el propio Neeson, dos hombres de acción que no podrán seguir siéndolo mucho tiempo. Como resultado, ‘La memoria de un asesino’ invita a ser olvidada justo a la salida del cine.