18 sep 2020

Ir a contenido

RESTRICCIONES DE FASE 2

Cancelaciones en cadena en Barcelona por el rebrote de coronavirus

Los gremios del libro y de floristas renuncian al Sant Jordi en el paseo de Gràcia y mantienen la 'diada' en cada librería y floristería

Las bibliotecas y museos seguirán abriendo y se valorará si festivales como el Grec siguen adelante

L. ESTIRADO / J. BIANCIOTTO / M. BERNAL / M. CERVERA

La Generalitat ve muy probable que el Sant Jordi de verano no se celebre. En la foto, Meritxell Budó durante las explicaciones a la prensa. / EFE / MARTA PÉREZ / VÍDEO: EFE

El mundo de la cultura en Catalunya, uno de los más tocados económicamente durante el confinamientovuelve a recibir un fuerte revés justo cuando parecía que empezaba tímidamente a recuperarse. La 'conselleria' de Salut y el Ayuntamiento de Barcelona han acordado este viernes restringir las actividades de ocio y las concentraciones masivas de gente con el fin de contener el incremento de casos comunitarios: con Lleida y el Segrià reconfinadas y Barcelona y su área metropolitana con medidas similares a las de la fase 2 del estado de alarma. Ante este grave empeoramiento sanitario, esta semana ya se han anulado o pospuesto varias citas culturales. Y se esperan más cancelaciones en cadena:

La Rambla de Barcelona, totalmente vacía, en la víspera del Sant Jordi 2020. / FERRAN NADEU

Sant Jordi: no en el paseo de Gràcia y sí en librerías y floristerías

Ante la rápida progresión de las decenas de brotes que se han producido en Barcelona, la Cambra del Llibre y el gremio de floristas han anunciado este mediodía que renuncian a celebrar el conocido como el Sant Jordi de verano  del 23 de julio en el recinto central del paseo de Gràcia de la ciudad pero mantienen la 'diada' en cada librería y floristería. El anuncio se ha producido poco después de que la portavoz del Govern, Meritxell Budó, dijera en rueda de prensa que el Día del Libro y de la Rosa del 23 de julio "casi con toda probabilidad no se celebrará". Horas antes todo hacía pensar que "la 'diada' peligraba", en especial con el formato más ambicioso centrado en un espacio perimetrado y cerrado en el paseo de Gràcia. En este sentido, ayer, diversas editoriales agrupadas en la asociación Llegir en català ya habían decidido no participar en esta 'diada' por "responsabilidad". 

Tras la recomendación del Govern de no salir de casa y las nuevas medidas sanitarias en el área metropolitana y Barcelona para los próximos 15 días, la Cambra del Llibre de Catalunya y el Gremi de Floristes han comunicado que las librerías y floristerías renuncian a participar en el espacio perimetrado que se había previsto en el paseo de Gràcia. En el resto de municipios catalanes se celebrará de acuerdo con la situación sanitaria que tenga cada uno de ellos.  Penguin Random House Grupo Editorial ha anunciado su decisión de cancelar las firmas y actos públicos previstos para la 'diada' "en las áreas afectadas por las nuevas medidas", de acuerdo con un comunicado. La editorial Periscopi también ha cancelado todas sus firmas, ejemplo que también están siguiendo librerías como Ona Llibres.

En Lleida, los libreros y editores del Segrià ya acordaron el lunes cancelar el Sant Jordi en las calles del centro, alrededor del Institut d'Estudis Ilerdencs, en una zona perimetrada que da a la Catedral Nova. "Lo más importante es garantizar la salud de todo el mundo", anunciaron en un comunicado, animando también a los lectores a que ese día compren el libro que pensaban adquirir por internet en las webs de esas librerías. 

A finales de la semana pasada, las librerías de Figueres La Ploma, L’Auca y La Bookman Llibreria decidieron no celebrar el Día del Libro y la Rosa el próximo 23 de julio ante la situación de crisis sanitaria, considerando que "no es viable, ético ni seguro". Asismismo, acordaron no hacer el descuento habitual del Día del Libro -del 10%--para reivindicar el valor de toda la cadena del libro: autores, editoriales, distribuidores y librerías. "En ningún caso es una crítica al Gremi d’Editors y de Llibreters, que están haciendo un buen trabajo. Es nuestra decisión y ya está", aseguró Francesc Llopis, de La Bookman. 

También Reus ya se descabalgó de la cita este martes, cuando la comisión del Día del Libro y la Rosa de la localidad tarraconense tomó la decisión "casi" por unanimidad por los problemas para mantener la seguridad, y por considerar, además, "una fecha poco atractiva". La 'diada' "representa algo más allá del puro objetivo comercial", aseguran.


Escena del espectáculo del Grec ’Please please please. / GREGORY BATARDON

Los festivales de música, en el aire

Budó ha señalado que el Govern está evaluando junto con el Pla Territorial de Protecció Civil de Catalunya (Procicat) la continuidad de ciertos festivales, si bien ha abierto la puerta a mantenerlo porque ya se aprobó un plan de contingencia, que incluye registro de asistentes, mantenimiento de las distancias de seguridad y un control del aforo. "Se acabará de decidir, pero quizá esta actividad se podrá mantener", ha explicado. Sobre el conjunto de festivales de música y teatro, ha añadido que "se revisarán los planes de gestión de cada uno y se verá si pueden continuar en caso de que no haya riesgo añadido. Es prematuro decir sí o no". 

Los festivales de música al aire libre están en manos del Procicat, a quien el Ayuntamiento de Barcelona ha recomendado que permita su celebración. Ada Colau estima que muestras como el Grec, las Nits del Fòrum y el Cruïlla XXS «cumplen con todas las garantías de seguridad”, ya sea “controles de acceso, registro de los nombres de los asistentes y sillas con distancias de seguridad». El Cruïlla XXS anunció la incorporación de una nueva medida a sus protocolos de seguridad: el festival pedirá a cada asistente, poseedor de una localidad numerada, su nombre, DNI y número de móvil. Otro festival destacado, Fes Pedralbes, asegura cumplir con «todas las medidas de seguridad» y estar «autorizado por los organismos competentes» a mantener su actividad.

Pero es el Procicat quien tiene la última palabra, y Jordi Herreruela, director del Cruïlla XXS (más de 200 espectáculos de pequeño formato), advertía a este diario de que la música podría ser una “víctima colateral” de los rebrotes pese a que “no se ha registrado ni un solo infectado de covid-19 vinculado a ningún concierto”. Herreruela dijo sentirse “pesimista” respecto a las vibraciones recibidas desde la ‘conselleria’ de Cultura. “Da la sensación de que les cuesta pedir a la gente que limite las reuniones familiares mientras nosotros juntamos a unos centenares de personas”. Pero, insistió, los 400, o hasta 800, asistentes reunidos están sujetos a “todas las medidas de seguridad”. Si los conciertos no fueran posibles, “sería un golpe definitivo para todo el sector de la música”, advierte Herreruela. "Si haciéndolo todo de una manera perfecta, siendo excelentes en la gestión, nos castigan así, ¿qué más podemos hacer? ¿Y cómo nos plantearíamos volver?".

Las medidas no admiten dudas para las salas que se habían aventurado a abrir hace unas semanas y que ahora deben volver a cerrar. La ASACC, asociación de salas de Catalunya, subrayó que «las salas de conciertos no son el origen de los rebrotes» e instó a las administraciones a hacer «seguimiento de los botellones, raves, fiestas privadas ilegales y chiringuitos de playa», entornos que "funcionan como auténticas discotecas de día", así como del "conjunto de actividades sin control donde la trazabilidad de los asistentes es imposible". 

Primavera Sound ha decidido posponer hasta el 31 de julio los conciertos de las Nits del Fòrum, ante "el actual contexto sanitario", según explican en un comunicado. Los motivos son varios, pero  "básicamente" se resumen en uno: "La incertidumbre ante un contexto de recomendaciones y restricciones contradictorias".


Actuación de la Elèctrica Dharma en Canet Rock, el 6 de juliol del 2019. / ACN /JORDI PUJOLAR 

Canet Rock, hasta el año que viene

El festival Canet Rock de Canet de Mar (Maresme) ha cancelado esta semana su edición del 2020 tras aplazarla del 4 de julio al 3 de octubre por la crisis sanitaria del coronavirus, y ha anunciado que el certamen será el 3 de julio del 2021. En un apunte de Twitter, la organización lamenta que "pese a todos los esfuerzos", la evolución de la pandemia no permite celebrarlo tampoco en la nueva fecha. 


Visitantes con mascarilla en el MNAC. / JOAN CORTADELLAS

Cines y teatros, no, museos y bibliotecas, sí

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha explicado en rueda de prensa este viernes que los cines y los teatros permanecerán cerrados, al menos durante 15 días, si bien ha anunciado que bibliotecas y museos podrán seguir abriendo. Museos como el Macba, el MNAC, el Picasso y la Fundació Joan Miró han confirmado que seguirán abriendo en las condiciones que lo han venido haciendo desde que volvieron a la actividad, garantizando la distancia de seguridad mediante la reducción de aforos y todas las medidas de higiene. Lo mismo hará el CCCB. Desde el Macba indican que el museo está sujeto a las indicaciones que reciba de la Generalitat a través del Pla Sectorial de Museus, y subrayan que están preparados para hacer las modificaciones necesarias.

La Associació d'Empreses de Teatre de Catalunya (Adetca) han considerado "inaceptable" que "se continúe vinculando el contagio con los teatros y otros espacios culturales". El sector teatral está harto de aparecer como el enemigo del pueblo. "Nosotros no hemos provocado ningún contagio. Hay teatros abiertos y ninguna estadística muestra que hayamos sido foco de problema alguno. ¿Por qué siempre somos los perjudicados?", protestaba Isabel Vidal, presidenta de Adetca que representa a todas las salas de Catalunya. "Si esto lo hacen en octubre, nos hunden", continúa indignada y furibunda. "¿Y qué mensaje le envías a la gente si lo primero que cierras son los teatros, no el metro ni los centros comerciales?. Basta ya de ver a la cultura como el enemigo. Es lo primero que cierran cuando nosotros hemos sido hipercuidadosos con los protocolos de seguridad". 

"¿Es más perjudicial estar en un teatro que en un vagón de metro?" se pregunta Vidal. Por no hablar del origen de los brotes, muchos de ellos relacionados con fiestas o encuentros donde se comía, es decir, donde la gente se sacaba la máscara. En los teatros que no están al aire libre son obligatorias en todo momento, recuerda Vidal. "Pocos teatros había abiertos en Barcelona aparte de los del Festival Grec y todos acababan dentro de una semana la actividad ¿Había que hacer esto?". Siente que el sector está estigmatizado sin motivo. "La gente que va al teatro es muy responsable". No opina igual de los gobernantes tras lo que ha escuchado en la rueda de prensa. 

Algunas salas ya explicaron lo que harán. La Sala Beckett de Barcelona, por ejemplo, anunció que mantendrá toda la programación de Obrador d’Estiu hasta el 25 de julio, "extremando incluso más las medidas de seguridad" que ya aplicaban, así como las funciones de 'La morta' de Pompeu Crehuet, de Marc Crehuet, hasta este domingo. En cambio, cancela la muestra 'Caminar per les línies de la mà com si fossin els anells' d’un arbre’, de la 11ª edición de Els Malnascuts.


Cine en el Castell de Montjuic. / FERRAN NADEU

Cancelado el cine a la fresca de Montjuïc

La Sala Montjuïc de cine al aire libre en Barcelona canceló el miércoles definitivamente la edición 2020 ante "la escalada de nuevos contagios en Barcelona y en los barrios de L'Hospitalet fronterizos" con el distrito de Sants-Montjuïc. Tan solo hacía dos semanas que había decidido reprogramar el ciclo, que se celebra en el Fossar de Santa Eulàlia del Castell de Montjuïc, porque la situación parecía calmada y controlada, pero que ahora "pesa más la prudencia que las ganas, pesa más la responsabilidad que la ilusión", expresó en un comunicado.