24 oct 2020

Ir a contenido

EFECTOS DEL CORONAVIRUS

Reus tampoco celebrará el Sant Jordi del 23 de julio

La comisión del Día del Libro y la Rosa de la localidad tarraconense toma la decisión "casi" por unanimidad por los problemas para mantener la seguridad y por ser "una fecha poco atractiva"

El anuncio llega después de que librerías de Figueres y el sector del libro en Lleida también informaran de que renuncian a celebrar la 'diada' en las calles

Celebración de la ’diada’ de Sant Jordi en la plaza del Mercadal de Reus, en una imagen de archivo.

Celebración de la ’diada’ de Sant Jordi en la plaza del Mercadal de Reus, en una imagen de archivo. / JOAN PUIG

La localidad de Reus (Tarragona) no celebrará el Día del Libro y de la Rosa el próximo 23 de julio ante la crisis sanitaria del coronavirus, según el acuerdo de la Comisión de Sant Jordi, integrada por todos los organizadores de la celebración, recogido por Europa Press.

"La opinión casi unánime ha sido la de no sumarse a esta convocatoria", ha expresado el consistorio en el acuerdo, donde arguye como razones la dificultad de mantener con responsabilidad las medidas exigibles, también el hecho de ser una fecha poco atractiva, y por la consideración de que la 'diada' representa algo más allá del puro objetivo comercial.

La decisión de no festejar la jornada como es tradicional en la plaza del Mercadal ha sido "casi unánime", y ha sido suscrita también por las entidades culturales de la ciudad; no obstante, las librerías y floristas sí que podrán -previa solicitud- instalar una parada en la calle ante su establecimiento.

El concejal de Cultura y Política Lingüística, Daniel Recasens, ha recordado que el 23 de abril se celebró un Sant Jordi muy especial en confinamiento con "todo el ingenio telemático" y unas comandas que requirieron paciencia y compromiso. "No fue la 'diada' que queríamos, pero conseguimos que Sant Jordi no fuera un día como cualquier otro", ha valorado Recasens.

Después de recibir las instrucciones concretas por parte de la Cambra del Llibre, el consistorio organizó reuniones con los libreros y floristas y convocó la Comisión de Sant Jordi con representación también de las entidades, que finalmente ha adoptado esta decisión.

El anuncio llega después de que libreros de Figueres (Girona), el pasado viernes, y, ayer, el sector del libro en Lleida, a raíz del confinamiento del Segrià, también informaran de que renuncian a celebrar la 'diada' en las calles.