Ofensiva de Moscú

VÍDEO | Kiev acusa a Moscú de bombardear un teatro de Mariúpol en el que se refugiaban centenares de civiles

Según el teniente de alcalde de la ciudad, entre 1.000 y 1.200 personas se encontraban en esta instalación

El Teatro Drama de Mariúpol destruido tras los bombardeos.

El Teatro Drama de Mariúpol destruido tras los bombardeos. / AFP / TELEGRAM / PAVLO KIRILENKO

3
Se lee en minutos
El Periódico

La ciudad ucraniana de Mariúpol, con la que se ha ensañado en los últimos días el Ejército ruso, sufrió un nuevo golpe este miércoles. Según denunciaron las autoridades del país eslavo, las fuerzas del Kremlin bombardearon un teatro que servía como refugio para centenares de civiles. Rusia negó su implicación en el ataque.

La Rada (Parlamento) de Ucrania informó de que en el interior del edificio, que quedó reducido a escombros, había muchos ciudadanos escondidos y que se desconocía si había supervivientes. Asimismo, aseguró que en los alrededores se había desatado una fuerte batalla y nadie podía acceder a la zona.

El teatro de Mariúpol, antes de ser bombardeado, a vista de satélite. Al lado, en ruso, está escrita con grandes letras la palabra 'Niños'.

/ REUTERS / MAXAR TECHNOLOGIES

Según explicó a la BBC el teniente de alcalde de Mariúpol, Serhiy Orlov, en el interior del teatro habrían entre 1.000 y 1.200 personas.

El ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba, denunció que se trata de "otro horrible crimen de guerra" cometido por Rusia en Mariúpol y que el edificio está "completamente destruido".

"Ha habido un masivo ataque ruso sobre el teatro donde se escondían cientos de inocentes civiles", escribió Kuleba en su cuenta de Twitter.

En Moscú, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, rechazó que sus fuerzas hubieran derribado el edificio y acusó del ataque al Batallón Azov, una milicia de extrema derecha de Ucrania, informa la agencia de noticias RIA. Shoigú no ofreció ninguna prueba. Rusia ya ha responsabilizado anteriormente a este grupo ultra de impedir a los civiles que abandonen Mariúpol.

Ciudad bajo asedio

Esta estratégica ciudad del sureste de Ucrania ha sufrido con dureza el asedio de las fuerzas rusas. La semana pasada, unos misiles cayeron sobre un hospital materno-infantil y causaron la muerte de tres personas, entre ellas una niña. Unos días más tarde se conoció el fallecimiento de una de las embarazadas que tuvo que ser evacuada del centro y del bebé que estaba esperando.

La situación de Mariúpol es desesperada desde hace días. Su ubicación, a orillas del mar interior de Azov y situada entre la península de Crimea, anexionada por Rusia, y las regiones separatistas del Donbás, hace que su captura sea un objetivo prioritario para Rusia.

En la ciudad de Chernígov, en el norte de Ucrania, el Servicio Estatal de Comunicaciones Especiales y Protección de la Información denunció la muerte de al menos 10 personas por los disparos de tropas rusas mientras hacían cola para comprar pan. Un corresponsal del medio local Suspilne, que dijo ser testigo del incidente, también informó del tiroteo y confirmó el número de víctimas mortales, según informó Interfax-Ukraine.

Noticias relacionadas

Este tipo de ataques contra la población civil recuerdan a los que tuvieron lugar en la guerra de Bosnia, donde se escogió como objetivos a civiles que acudían a abastecerse de alimentos. Una de las mayores masacres tuvo lugar en febrero de 1994 cuando un proyectil de mortero cayó sobre un mercado de la ciudad sitiada de Sarajevo. Un total de 68 personas murieron y 144 resultaron heridas.

Este miércoles también se registraron bombardeos de las fuerzas rusas en barrios residenciales de Kiev, la capital, en la torre de televisión de Vinnitsia, en el centro del país, y en Zaporiyia, en el este.