Ir a contenido

crisis en el país europeo

Tsipras paga en las urnas por haber aplicado la austeridad

El primer ministro griego convoca elecciones anticipadas tras la debacle electoral ante los conservadores

Adrià Rocha Cutiller

Tsipras abandona el domingo la sede de su partido Syriza en Atenas.

Tsipras abandona el domingo la sede de su partido Syriza en Atenas. / EFE / SIMELA PANTZARTZI

Alexis Tsipras las planteó como un plebiscito sobre su gestión como primer ministro. Esperaba que las elecciones europeas de este pasado domingo le sirviesen para coger algo de aire y llegar con vida a las elecciones parlamentarias, en octubre.

Pero sus planes han fallado. Hay varios motivos que explican el revés electoral, como el haber aplicado unas medidas de austeridad que, en un principio se había negado a aceptar; cerrar el acuerdo con Macedonia del Norte, extremadamente impopular en Grecia;  la gestión de una crisis de refugiados que nunca termina o el del incendio forestal que, el año pasado, costó  la vida a un centenar de personas. Ante la debacle electoral, el primer ministro no ha tenido más remedio que convocar elecciones anticipadas.

La fecha no está aún fijada pero se baraja el 30 de junio o uno de los primeros fines de semana de julio. De lo que no hay duda es que no van a ser unas elecciones fáciles para Tsipras. Todos los sondeos vaticinan la derrota.

«Tsipras debe asumir responsabilidades. Por el bien del país, el primer ministro debe dimitir. Ha perdido la confianza de la gente y estas elecciones lo demuestran», dijo el e domingo por la noche Kyriakos Mitsotakis, líder del opositor partido conservador Nueva Democracia (ND)el triunfador de la velada del domingo.

El partido de Mitsotakis, la formación que condujo a Grecia a la gran crisis que desembocó en las políticas de austeridad, ganó a la Syriza de Tsipras por 9,5 puntos de diferencia. La derrota del primer ministro ha sido tan amplia que ha hecho lo que llevaba un año entero prometiendo que no haría: adelantar elecciones.

"Alexit"

La diferencia entre vencedores y vencidos, de hecho, es tan grande, que la prensa y la sociedad griega ya se preparan para que Mitsotakis sea el nuevo primer ministro. El diario ‘Star’, conservador, titulaba enorme este lunes con un enorme “Alexit”, un juego de palabras que presentaba a Alexis Tsipras con cara amarga y a Mitsotakis, risueño, levantando un mapa de toda Grecia teñida del azul de ND.

«Tsipras y Mitsotakis —escribe este lunes el columnista griego Nikos Konstandaras— tienen una gran responsabilidad al llevar al país a elecciones. Si la división reina, muchos de los sacrificios hechos en los últimos diez años serán en vano, y Grecia se verá en una situación peor de la que fue antes de la crisis».