Ir a contenido

Protesta estudiantil

México reconoce violación de DD.HH. durante el movimiento del 68

El movimiento estudiantil de 1968 fue reprimido por las Fuerzas Armadas de México la noche del 2 de octubre

El Periódico

El movimiento del 68 es un parteaguas en la historia de la defensa y protección de los derechos humanos y su reparación colectiva. 

El movimiento del 68 es un parteaguas en la historia de la defensa y protección de los derechos humanos y su reparación colectiva.  / ULISES RUIZ (AFP)

La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) del Gobierno mexicano emitió el lunes una resolución que reconoce violaciones a los derechos humanos durante el movimiento de 1968, que fue sofocado mediante una represión militar que dejó entre 30 y 400 muertos.

La resolución, divulgada durante un coloquio sobre el movimiento de 1968, "constituye la primera reparación colectiva que reconoce una de las páginas más trágicas de la historia reciente de México", señaló la Comisión en un comunicado.

El movimiento del 68 es un "parteaguas" en la historia de la defensa y protección de los derechos humanos y su reparación colectiva "pretende detonar los procesos de verdad, justicia y memoria, dijo su titular, Jaime Rochín del Rincón.

La CEAV busca con este acto "dar un reconocimiento a las víctimas y trabajar en un proceso que reivindique su lucha y su dignidad", apuntó Rochín.

Sostuvo que con la reparación el Estado "hace un reconocimiento oficial de los hechos condenando así las violaciones a los derechos humanos y sentando las bases de medidas de no repetición".

"Las violaciones a los derechos humanos son inobjetables y abundan las evidencias que demuestran que las instituciones del Estado fueron utilizadas para ese efecto, por lo que se constituyó un crimen de Estado", apuntó.

Movimiento estudiantil

El movimiento estudiantil de 1968 fue reprimido por las Fuerzas Armadas de México la noche del 2 de octubre cuando se celebraba un mitin en la Plaza de la Tres Culturas de Tlatelolco, lo que causó entre 30 y 400 muertos, sin que se sepa su número exacto.

La resolución de la Comisión reconoce que las acciones del Gobierno mexicano impactaron el ámbito individual y colectivo al marcar a los manifestantes por su ideología, lo que generó una polarización social.

La CEAV aseguró la implementación de medidas de satisfacción de carácter colectivo mediante dos iniciativas que tienen como objetivo preservar y divulgar la memoria de los hechos a través del acceso a los documentos y fotografías que permitan la reconstrucción de los sucesos de 1968.

Una de ellas es una reparación "simbólica colectiva" que respalde la reflexión, la información y la memoria, a través de lo que denomina "Intervención Tlatelolco 68-18: Monumento a la ausencia", un proyecto de la artista israelí Yael Bartana.

Con este proyecto, el piso del patio central del Centro Cultural Universitario Tlatelolco se volverá a hacer con cemento y se imprimirán 400 pares de huellas que "representan el punto más alto en las versiones sobre el número estimado de estudiantes asesinados en la masacre".