01 jun 2020

Ir a contenido

Rita Barberá, descanse en paz

Enrique Alonso

Rita Barberá a la entrada del Tribunal Supremo.

Rita Barberá a la entrada del Tribunal Supremo. / JOSÉ LUIS ROCA

Rita Barberá, descanse en paz. Sí, como ser humano, observador de todo cuanto ha ocurrido en relación con ella, y sin hipocresía, le deseo que descanse en paz. Que descanse en paz del subidón que da el poder, de la corrupción que trae en sí mismo, de las falsas amistades que crea, de la gran madeja de mentiras que nos obliga a decir, de los escaparates absurdos y vacuos que nos hace montar, y todo ello ¿para qué?

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El subidón del poder, cuanto más alto te lleva de más alto te hace caer, a cuanta más corrupción te invita para poder sostener ese poder, más enemigos te crea, y de las falsas amistades qué vamos a decir que no se sepa ya.

Sí, Rita Barberá, descansa de ti misma, de tu entorno absurdo y falso, del peso de las mentiras que has tenido que decir y de la corrupción que te ha rodeado y que te ha ahogado.

Como ser humano con un corazón y una mente clara, no envidio tu vida ni la de otros como tú y ojalá sirva tu ejemplo para que otros no se dejen alucinar por el poder, porque el poder tiene esto, mientras estás en la cumbre, está gestando tu ruina.

“El poder para el que no lo quiera”.

Participaciones de loslectores

Másdebates