Pasado el 26-J, volverá el rico a su riqueza y el pobre a su pobreza

Albert Rivera, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en un debate televisivo. 

Albert Rivera, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en un debate televisivo.  / JUAN MANUEL PRATS

Jesús Sánchez Ajofrín Reverte

Jesús Sánchez Ajofrín Reverte

El que no sabe es como el que no ve. Y qué verdad que es. ¿Qué sabrá don Todopoderoso de las cosas que no se consiguen a base de dinero? Ni se lo imagina. Por el contrario, su antagonista sí que está informado de que, en esas delimitaciones, la competencia desleal y la traición es la moneda de cambio.

Entretodos

Envía un artículo sobre el 26-J

Envíanos tu opinión sobre la situación política

Aunque en épocas electoralistas los de arriba intenten mezclarse con los de abajo, da igual. Una vez escrutados los votos y conseguidos los objetivos que amparan la legalidad, “vuelve el rico a su riqueza, el pobre a su pobreza, el señor cura a sus misas” y el avaro a las divisas.

He aprovechado el mes de junio y la canción ‘Fiesta’ de Joan Manuel Serrat porque me parece oportuno

Participaciones de loslectores

Másdebates