24 feb 2020

Ir a contenido

"La muerte de Europa: Una situación que ridiculiza a la UE, así como a su sociedad y valores"

Lara Dias

Granollers

Algunos de los migrantes a bordo del ’Open Arms’.

Algunos de los migrantes a bordo del ’Open Arms’. / EFE / FRANCISCO GENTICO

Pedro Sánchez ofreció al barco Open Arms que desembarcase en España. La situación migratoria que lleva dándose a cabo desde el 2015 no es solo una lucha entre naciones. Es una situación que ridiculiza a la Unión Europea así como a la sociedad y a los valores europeos.

En los últimos años, millones de migrantes han puesto su vida en riesgo en busca de mejores oportunidades. La reacción de todo el mundo, incluso de los políticos, ha sido ignorar el problema. Desde que empezó la crisis migratoria hemos visto respuestas nefastas de parte de gobiernos europeos como la construcción de vallas, el cierre de fronteras o el incumplimiento de medidas.

Mientras unos critican las acciones de Sánchez, la comisión Europea felicita al Gobierno español por solidaridad cuando es un imperativo que deberían hacer todos los gobiernos. Salvini, al contrario, permanece orgulloso de dejar a migrantes morir y sufrir. Y otros políticos extremistas como Trump o Le Pen centran su peligroso discurso en la migración. Plantean a los migrantes como los causantes del paro, de la violencia o la pobreza, aunque si miramos la historia parece ser todo lo contrario.

Vivimos en un mundo eurocentrado con una perspectiva global centrada en los valores de la sociedad occidental. Durante siglos, los europeos hemos colonizado el mundo. Hemos impuesto nuestros valores, lengua y política al resto del mundo. Impusimos valores como la democracia o el capitalismo. Los poderes europeos dominan el mundo con superioridad a otros grupos. Y con la misma superioridad con la que lo hacíamos antes seguimos ahora.

El capitalismo y la globalización (tal y como lo están hechos ahora) exigen pobreza. Exigen zonas en el mundo donde haya inferioridad laboral y económica. De la pobreza de ciertos países nace nuestra riqueza, nuestra abundancia y nuestro consumismo. Y criminalizamos el hecho de que esas personas quieran una vida mejor.

La xenofobia tiñe nuestra política. La Unión Europea antepone sus propios problemas a los migrantes y es nuestra responsabilidad moral acogerlos. La oleada migratoria es una urgencia y debemos actuar. Con la ola migratoria se están vulnerando los derechos humanos fundamentales de los migrantes. Europa y la Unión Europea han fallado. ¿Dónde están los valores democráticos que caracterizan Europa? ¿Dónde está la humanidad?

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Participaciones de loslectores

Másdebates