15 ago 2020

Ir a contenido

¿Generación perdida o generación de supervivientes?

David Gualda

Dos jóvenes pasan ante una oficina de empleo en Madrid, el pasado 5 de mayo.

Dos jóvenes pasan ante una oficina de empleo en Madrid, el pasado 5 de mayo.

Por suerte o por desgracia, mi generación lleva muchos años siendo calificada de "generación pérdida". Podría adjuntar miles de artículos que lo confirman. Somos los 'ninis', los adictos a la tecnología, los destructores del respeto, aquellos que no valoran cómo se consigue un trabajo y que tampoco sabemos ahorrar. Somos aquellos que solo nos importa salir de fiesta, que no sabemos escribir, que fumamos a una edad bien temprana, que hemos perdido su dignidad. ¿Es necesario atribuirnos todos estos adjetivos? ¿Realmente somos menos validos que las generaciones predecesoras?

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La generación de los 'posmilenials' somos la generación del 'quiero pero no puedo', del quiero ahorrar pero no puedo porque uno de cada tres está en paro. Somos la generación que está mejor preparada académicamente, pero después no te contratan porque no tienes experiencia. ¿Acaso nos dan la oportunidad? Pocos son los afortunados que antes de los 25 años gozan de una cierta independencia para poder llevar a cabo sus planes de futuro, cuando nuestros padres y madres a nuestra edad ya habían cumplido la mitad de ellos. Somos esa misma generación que se ve obligada a emigrar como hacían nuestros abuelas y abuelos para conseguir un futuro digno y sin saber si podremos volver a casa porque aquí no tenemos un sitio para que desarrollar su potencial.

Somos aquellos que agradecemos todos los derechos que han conseguido nuestros mayores, que sufrieron y lucharon, e incluso dieron su vida, para que nosotros podamos amar libremente. Porque ellas fueron las que enseñaron a las mujeres que no importa ni como visten, ni cómo actúan, ni como hablan. Por eso mismo, queremos seguir luchando como nos enseñaron ellos, porque por desgracia la igualdad aún queda lejos.

La incertidumbre asoma siempre cuando vamos a dar un paso hacia adelante en nuestro futuro. Nos hemos tenido que adaptar continuamente para labrarnos un futuro. Y aunque comience a llover caspa de nuevo en el país, no nos amedrantaremos y no nos callaremos. Lucharemos.

Participaciones de loslectores

Másdebates