09 jul 2020

Ir a contenido

"Después de la pandemia, Barcelona necesita un proyecto de comunidad innovador"

Carles J. Ciudad

Carles J. Ciudad

Vista de la plaza de las Glòries y su entorno, en Barcelona.

Vista de la plaza de las Glòries y su entorno, en Barcelona. / MARTÍ FRADERA

Después del latigazo social de la confinación férrea a la que hemos estado sometidos, podemos aprovechar para crear un proyecto comunitario innovador, estimulando las mejores cualidades que poseemos.

Entretodos

Barcelona necesita un proyecto fresco e innovador que aglutine nuestras fortalezas: estilo de vida mediterráneo, restauración, economía, tecnología, biomedicina, digitalización, diseño y cultura, entre otras.

Un proyecto que opere de las personas, para las personas.

La energía innovadora provendría del potencial de ideas de ciudadanos incentivados, donde cada individuo aportara y contribuyera con su originalidad en los diferentes campos a mejorar.

Potenciar una ciudad más verde: parques, recuperar islas de casas, construir pistas de tartán para corredores. Reorientación hacia movilidad eléctrica, tanto coches como motos, aprovechando la experiencia y necesidad de conversión del sector.

Favorecer la restauración dentro del nuevo sistema de distanciamiento de seguridad.

Redistribución de la densidad humana incrementando el comercio de barrio.

Desarrollar más actividades culturales: bibliotecas, teatros y conciertos.

Promover la protección de igualdad de género y la inclusión.

Aprovechar la experiencia y peculiaridades de cada franja de edad, y evitar el edadismo.

Fortalecer el potencial de centros de investigación y universidades.

Y muchos temas más...

La avalancha de ideas podría ser consensuada en votaciones 'on line' utilizando el potencial tecnológico y digital de nuestra ciudad a nivel de distritos y global del ayuntamiento.

En consecuencia, se originaría un núcleo de sentimiento de comunidad en nuestra densa población que sería altamente beneficioso.

Necesitamos un sistema vivo que escuche, que consulte y actúe democráticamente. Necesitamos un sistema que respire, rico en diversidad, donde las personas se sientan auténticamente como elementos integrantes.

Necesitamos un proyecto con un lema como 'Barcelona te escucha', como proyecto de comunidad innovador.

Participaciones de loslectores

Másdebates