Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Déjalo pasar, tengamos las fiestas en paz..."

"Déjalo pasar, tengamos las fiestas en paz..."

i love images / age fotostock (i love images / age fotostock)

Empieza la cuenta atrás para las maravillosas cenas y reuniones familiares que comporta la Navidad, y con ellas la típica frase “tengamos las fiestas en paz” al iniciarse cualquier debate poco acertado por parte de algún miembro de la familia.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

A nadie le debe sorprender esta frase, ya que por desgracia forma parte de nuestra jerga en estas fechas. Suele pronunciarse en medio de la cena, cuando el típico familiar te hace una pregunta cuando menos poco acertada sobre política, problemáticas sociales o tu propia vida, con afirmaciones como: “la roja de la familia”, “claro, porque tú eres de esas feministas”, “y tú, ¿cuándo vas a tener novio, que se te va a pasar el arroz?”. En ese momento tu primer impulso es contestarle, pero llega la frase de "va, déjalo pasar, no arruinemos las fiestas, da igual", dicha por tu madre o tu padre, normalmente.

Pero ¿por qué tenemos que callarnos sobre un juicio de valor que para ti es una falta de respeto hacia tu persona? Eso no es lo que nos han enseñado desde bien pequeños. Aunque se trate de una celebración o sea dicho por un familiar no deja de ser un comentario irrespetuoso que te puede llegar a ofender.

Desde mi punto de vista, no deberíamos ceder y dejar a un lado nuestros ideales en ninguna situación. Es por ello que, con respeto y educación, puedes callar al desafortunado de turno. Tus ideales son tus creencias y es lo que te hace diferente, no los cambies por cualquiera.

Participaciones de loslectores

Másdebates