CAMINO DE LAS URNAS

Elecciones confirmadas

Colegio electoral en las elecciones autonómicas del 21 de diciembre de 2017

Colegio electoral en las elecciones autonómicas del 21 de diciembre de 2017 / Ferran Nadeu

4
Se lee en minutos
Daniel G. Sastre / J. G. Albalat / Júlia Regué

La justicia ha despejado este viernes la principal incógnita de estas elecciones catalanas. La campaña había empezado sin que ni siquiera estuviera confirmada la fecha en que los ciudadanos debían elegir a sus gobernantes de los próximos cuatro años. Ya está claro: el TSJC anuló el decreto de la Generalitat que las aplazaba al 30 de mayo y confirmó que las elecciones serán el 14 de febrero. La carrera ha comenzado.

No se sabrá hasta el lunes qué argumentos han servido al tribunal para tomar la decisión, pero la Generalitat afirmó entre reproches que no “añadirá más incertidumbre” y garantizó que votar “será seguro”, así que todos los partidos saben que esto va en serio. Eso sí: la confirmación de la fecha electoral sirvió para que los independentistas volvieran a denunciar una “operación de Estado” para, presuntamente, favorecer las posibilidades de Salvador Illa. Las primeras horas de la campaña sirvieron para confirmar que el candidato del PSC, cuyo aterrizaje a última hora ha provocado una fuerte subida en las expectativas de su partido, será el principal ‘punching-ball’ de la pelea electoral.

El Govern afirma que "no añadirá más incertidumbre" en torno a la fecha electoral

La noticia del primer día de la campaña fue sin duda la confirmación de que efectivamente habrá elecciones, pero hubo otras que apuntalan su naturaleza heterodoxa. Como la participación de los presos del ‘procés’, que este viernes aprovecharon su tercer grado penitenciario para salir de la cárcel –todos menos Carme Forcadell- y desplazarse a los actos de sus respectivos partidos.

Los presos llamaron a la movilización soberanista

Los presos independentistas utilizaron sus primeros mensajes para llamar a la participación. Jordi Cuixart, presidente de Òmnium, pidió el voto para las fuerzas soberanistas; la ‘exconsellera’ Dolors Bassa también reclamó la movilización de los suyos para “volver a ganar” el 14 de febrero.

Junqueras, en Badalona

Quien más echaba de menos a los presos es probablemente Esquerra, que ve como, una vez más, la cómoda ventaja de la que disfrutaba en las encuestas desde hace muchos meses se va diluyendo conforme se acerca la hora de la verdad. El líder del partido, Oriol Junqueras, dejó Lledoners por la mañana para participar por la tarde en un mitin en Badalona, con la esperanza de empezar a revertir esa tendencia. Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull y Quim Forn también participaron en el acto de JxCat en Reus.

El CEO pronostica que los independentistas obtendrán más del 50% de votos

Pero la verdad es que tampoco los sondeos se ajustan esta vez a las convenciones. Es normal que las proyecciones de voto que se publican antes de unas elecciones difieran, en ocasiones significativamente, unas de otras. Pero las de este enero dibujan un escenario completamente abierto, con hasta tres posibles ganadores y unas horquillas de escaños de proporciones desmesuradas. Este viernes se conoció la encuesta del Centre d’Estudis d’Opinió (CEO) de la Generalitat, que no se parece en nada a la del CIS. Si el organismo dependiente del Ministerio de Presidencia daba la victoria a Illa y ponía muy difícil que los independentistas sumaran mayoría absoluta, el CEO coloca al candidato socialista tercero, por detrás de ERC y JxCat, casi empatados en cabeza. Además, según esa institución del Govern, los partidos soberanistas no solo obtendrían con holgura más de la mitad de los escaños del Parlament, sino que lograrían también superar por primera vez el 50% de los votos en unas elecciones.

Tantos indecisos como decididos

Pero las dos encuestas tienen un punto en común muy significativo: pronostican que, a estas alturas, los indecisos son casi tantos como quienes ya saben qué votarán, lo que confiere a esta campaña extraña y casi al 100% telemática un relieve mayúsculo. En el caso del CEO, casi un 40% de los entrevistados dudan entre dos o más opciones, y se cifra la participación en el 62%, 17 puntos por debajo de la que hubo en el convulso 2017. Estas dos circunstancias determinarán en gran medida quién ganará las elecciones y la composición del Parlament, por lo que los partidos saben que afrontan dos semanas trascendentales.

Y tanto en la toma de decisión de los indecisos como en la participación final tendrá mucho que ver la mayor distorsión que caracteriza estas elecciones: el virus que condiciona la cotidianidad en el mundo desde hace más de 10 meses. Mientras los miembros de las mesas electorales repasan las pautas para intentar que las votaciones sean seguras –las recomendaciones de que se acuda por horarios a los colegios, los equipos de protección, la toma de temperatura…-, la Agencia del Medicamento Europeo aprobaba la tercera vacuna que se distribuirá en el continente la de AstraZeneca.

Noticias relacionadas

Todos los candidatos de los partidos se estrenan como aspirantes a 'president'

Es una buena noticia para ayudar a dejar atrás cuanto antes una pesadilla que pronto cumplirá un año, y que ha provocado más de dos millones de muertos en el mundo y una devastación económica que, en España, se llevó por delante en 2020 el 11% del PIB. Los aspirantes a ‘president’ –todos se estrenan como candidatos en estas elecciones, otro hecho insólito- tendrán que tener todo esto muy en cuenta en sus mensajes de las dos próximas semanas.