Cita con las urnas

Encuesta CEO elecciones Catalunya: ERC y JxCat, en empate técnico al inicio de la campaña

  • Los republicanos conservan una mínima ventaja en cabeza y el PSC se acerca a Junts

  • El sondeo estima una participación del 62% pero un tercio del electorado sigue indeciso

Encuesta CEO elecciones Catalunya: ERC y JxCat, en empate técnico al inicio de la campaña

Ricard Gràcia

Se lee en minutos
Jose Rico
Jose Rico

Jefe de la sección de Política

Especialista en política catalana

Escribe desde Barcelona

ver +

La campaña electoral más anómala de la historia de Catalunya arranca con máxima igualdad entre las dos fuerzas independentistas y con el 'efecto Illa' algo más diluido. La encuesta electoral del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO) de la Generalitat, que el Govern ha difundido en la primera jornada de la campaña, sitúa a ERC y JxCat en empate técnico a falta de dos semanas para las elecciones. El tercer aspirante en liza, el PSC, ha ganado terreno con la irrupción de Salvador Illa como candidato, puesto que el último sondeo del CEO era anterior al cambio de presidenciable en las filas socialistas. No obstante, el porcentaje de indecisos sigue siendo muy elevado, del 33,7%.

Según la encuesta del Govern, ERC ganaría las elecciones con 34-35 escaños y Junts se quedaría con 32-34 diputados. La diferencia entre ambas fuerzas es de solo 1,3 puntos. El PSC se sitúa en tercera posición con 26-29 parlamentarios, pero solo a un punto de los posconvergentes. Respecto a la última encuesta del CEO, de diciembre pasado, JxCat recortado dos puntos a los republicanos, que han cedido un punto en el último mes. Ese punto, a su vez, ha pasado a manos socialistas y ha permitido a Illa reducir la ventaja que le llevaba Laura Borràs.

El sondeo se ha elaborado con 1.100 personas entrevistadas telefónicamente entre el 13 y el 21 de enero --durante el repunte de contagios de coronavirus y en pleno debate sobre posponer o no las elecciones del 14 de febrero-- y cuenta con un margen de error de 2,95.

Fuerte caída de la participación

El CEO estima que la participación, una de las grandes incógnitas del 14-F, será del 62%, lo que supondría 17 puntos menos que el récord de movilización alcanzado en los comicios de 2017. El 63,7% de los encuestados tienen claro que irán a votar pese a la evolución de la pandemia del covid, frente a un 8,4% de ciudadanos que están seguros de que no acudirán a los colegios electorales.

El independentismo reeditaría la mayoría absoluta en la Cámara catalana, tanto en su horquilla más baja como en la más alta, y alcanzaría el 51,2% de los votos sumando los apoyos de ERC, JxCat, CUP y PDECat (los herederos de CDC, con el 2,3% de los votos, no obtendrían representación en el Parlament). Pero habría una mayoría alternativa posible entre republicanos, socialistas y 'comuns', aunque solo en su estimación más alta.

Ciutadans, que ganó las catalanas de 2017 con 36 diputados, cosecharía el peor descenso hasta los 12-13 representantes. Un descalabro del que se beneficiarían tanto el PSC como el PP, que lograría más del doble de escaños, pasando de 4 a 9. Pero el desplome naranja también allanaría la entrada en el Parlament de la extrema derecha de Vox, con entre 5 y 6 escaños.

Valoración de líderes

En cuanto a la valoración de líderes, el 'ranking' lo encabeza la candidata de la CUP, Dolors Sabater, con un 5,3 sobre 10, seguida de otros aprobados: Laura Borràs (JxCat), con un 5,21, Pere Aragonès (ERC), con un 5,16, y Salvador Illa (PSC), con un 5,14.

Entre los suspendidos están Jéssica Albiach ('comuns'), con un 4,82, Àngels Chacón (PDECat) con un 4,74, Alejandro Fernández (PP), con un 3,01, Carlos Carrizosa (Cs) con un 2,46 y, en última posición, Ignacio Garriga (Vox), con un 2,7.

El 'sí' y el 'no' retroceden

Noticias relacionadas

El impacto de la pandemia y el embrollo con la fecha de las elecciones ha enfriado las posiciones a favor y en contra de la independencia de Catalunya. El 47,7% de los catalanes rechaza hoy que Catalunya se convierta en un estado independiente, mientras que el 44,5% sí que lo quiere, según el CEO.

Los datos reflejan la tendencia de las últimas encuestas, que sitúan el 'no' a la independencia por delante del 'sí', aunque en esta ocasión los contrarios a una república catalana bajan dos puntos respecto a la última encuesta de diciembre de 2020. Los partidarios de la secesión también han retrocedido, pero solo medio punto.