Cita con las urnas en Catalunya

Los presos del 'procés' salen de la cárcel pendientes de si la Fiscalía recurre el tercer grado

  • Los encarcelados por el 1-O exigen la amnistía como salida al conflicto catalán

  • Borràs (JxCat) exige a Pedro Sánchez que la fiscalía no recurra contra el tercer grado, y Rull y Turull cargan contra el Estado

  • Cuixart desdeña los indultos y la reforma del delito de sedición y anima a llenar las urnas de votos soberanistas

Los presos del ’procés’ han salido este viernes de la cárcel.

Los presos del ’procés’ han salido este viernes de la cárcel. / MIREIA ARSO/REGIO7

3
Se lee en minutos
Júlia Regué / Xabi Barrena / Fidel Masreal

Los presos del 'procés' entran en campaña y dan a los actos de JxCat y ERC un tono emotivo que ambas formaciones usaron para espolear el voto independentista. El 'exvicepresident' Oriol Junqueras, los 'exconsellers' Jordi Turull, Joaquim Forn, Raül Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa, el exlíder de la ANC y secretario general de Junts, Jordi Sànchez y el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart abandonaron este viernes sus respectivos centros penitenciarios en virtud del tercer grado pendientes de si la Fiscalía recure la decisión de las juntas de tratamiento de las cárceles avalada por la Generalitat. La expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, fue la única que todavía no puede salir de la cárcel de Wad Ras porque la Secretaría de Medidas Penales no ha resuelto aún su clasificación y además permanece confinada en su celda debido a un brote de coronavirus.

Los presos de Lledoners, que a partir de ahora sólo tendrán que acudir a prisión a dormir de lunes a jueves, mostraron una pancarta por la amnistía antes de separarse cada uno a su cuartel electoral. Hay prisa. "Tenemos un país por levantar, una pandemia por superar y una economía por recuperar", espetó Junqueras, y se comprometió con los 'exiliados' a "luchar" por su retorno. Turull, Rull, Sànchez y Bassa exhibieron su desconfianza con la Fiscalía y sugirieron que intentará arrebatarles de nuevo el régimen de semilibertad.

El propio Junqueras, por la tarde, en su 'vuelta a los ruedos' tras casi cinco años sin hacer mítines en unas elecciones, aseveró, en el teatro Margarita Xirgu de Badalona ( hasta donde se acercó la candidata de la CUP, Dolors Sabater) que “de la misma manera que nos han silenciado, soy consciente de que ahora mismo están haciendo todo lo posible para volvernos a encerrar. Porque nos tienen miedo”, afirmó el líder republicano en el inicio de su intervención.

En discurso de tono comedido, pero punzante, al principio y encendido como no se le recordaba justo para cerrarlo, y como para demostrar que pese a los años transcurridos lejos de los micrófonos públicos él no ha perdido sus dotes vaticanistas, Junqueras lanzó varias invectivas que bien podrían dirigirse a la posconvergencia. Siempre a discreción del lector.

“Es mucho más útil ser más que ser menos pero más puros”, dijo, antes de afirmar que estas elecciones pueden vencer “los de siempre para hacer lo de siempre, y ya sabéis de quién hablo” o bien su fuerza, que presentó, por resumir, como el partido de la gente común o normal.

También sacó pecho de que su partido vaya a cumplir 90 años, en marzo, “sin un solo caso de corrupción”. “Lo saben, por eso nos represalían”, añadió, acto seguido. Somos el partido más perseguido de la historia de Catalunya, ya desde los años 30. Y no es casualidad”.

Y el final, que levantó a los asistentes de su asiento. Tras señalar que “el país” necesita que gane ERC, añadió, a grito pelado, que los republicanos “están dispuestos a darlo todo”, incluso “su libertad”

Más o menos a la misma hora, Rull y Turull ya participaron en Reus en el mítin semivirtual de JxCat. A su llegada, saludaron en la calle a diversos vecinos. Ya en el acto, mostraron una pétrea determinación independentista y cargaron, en especial Turul, contra el Estado: "

Noticias relacionadas

Cuixart quiso rodearse de 'la família de Òmnium' y de "represaliados anónimos" del 'procés'. En un acto en la plaza del Rey de Barcelona, llamó a "llenar las urnas el 14-F con papeletas soberanistas" para conseguir "un Govern fuerte que defienda la autodeterminación con responsabilidad, valentía y ambición" y que empuje por la amnistía: "La solución a la represión nunca vendrá de las renuncias, reformas códigos penales o indultos, solo con la amnistía podemos iniciar la resolución del conflicto político", aseveró.

La salida de los presos fue criticada por Cs y el PPC. La líder naranja, Inés Arrimadas, aseguró que "salen de prisión simplemente porque la llave de la cárcel la tienen los amigos de los que están en prisión, los señores de ERC" mientras que el candidato popular, Alejandro Fernández, intuyó un "interés electoralista" y "partidista" porque es "demasiado sospechosos" que se les conceda el tercer grado justo cuando comienza la contienda electoral.