Ir a contenido

el nuevo curso en catalunya

Nueve claves del curso que viene en Catalunya

Los escolares catalanes notarán poco la reversión de los recortes aplicados durante la crisis

La comunidad educativa busca asentar los cambios iniciados en pedagogía e inclusión

Carmen Jané

Escola Wagner, en Santa Coloma de Gramanet.

Escola Wagner, en Santa Coloma de Gramanet. / RICARD CUGAT

Pese a las peticiones de un curso escolar más tranquilo tras los sucesos derivados de los atentados de Barcelona y Cambrils, del 1-O y de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, los 1.567.316 alumnos que comienzan el próximo miércoles las clases en Catalunya se encontrarán con que casi ninguna de las medidas de recorte presupuestario aplicadas por la crisis económica han sido revertidas. Y no lo han sido, en su mayor parte, por los retrasos administrativos en las autorizaciones, decretos y presupuestos, que siguen prorrogados por las vicisitudes políticas.

Los esfuerzos del actual titular de la Conselleria d'Ensenyament, Josep Bargalló, por revertir esta situación, desde que tomó posesión el pasado mayo, chocan de momento con un presupuesto prorrogado que solo ha arrancado una pequeña partida extraordinaria para su departamento “para garantizar la escolarización”, dijo el pasado jueves, y con los plazos legislativos que no han permitido llegar a aprobarlos para septiembre.

1. Segregación escolar: batalla por la concertada

La conjura de Ensenyament y el Síndic de Greuges para combatir la segregación en las aulas, tanto por sexos (retirando el concierto a los colegios que mantengan separados a niños y niñas), como por nivel socioeconómico, iniciada en el 2017, no se retomó hasta julio, cuando en una reunión, Bargalló y Ribó instaron a miembros de la escuela concertada a respetar la diversidad de los barrios y a no hacer distinciones. El 'conseller' de Ensenyament, en el ínterin, tuvo que validar “por una cuestión jurídica” los conciertos educativos renovados de forma automática durante el 155, esos que ahora espera revisar con un nuevo decreto de admisión de alumnado y un mapa de las "condiciones sociales, económicas y geográficas” de los centros concertados para ver si se atienden.

2. Demografía a favor de la ratio

En general, y por cuestiones demográficas, este será también el primer año con un descenso de alumnos en Primaria. En Secundaria, el aumento ha sido absorbido en su mayoría por centros públicos. El cambio de tendencia del alumnado y la contratación de 690 nuevos docentes harán bajar la proporción de alumnos por profesor (las ratios), una reivindicación constante de las asociaciones de padres y los sindicatos.

También hay la promesa de contratar nuevos profesores y afianzar la plaza de los existentes (como las 5005 que promete Ensenyament, y las 300 del Consorci d’Educació de Barcelona), aunque las negociaciones entre sindicatos y Govern están todavía abiertas.

3. Becas y ayudas

El decreto estatal para mejorar el importe de las becas ha llegado a tiempo para el curso pero se va a notar poco. El Gobierno del PSOE aprobó de urgencia el pasado julio el real que el 5 vuelva a ser la nota mínima para optar a una ayuda, aumentó en 100 euros las dotaciones a las rentas más bajas y dio un tratamiento preferente a los hijos de víctimas de violencia de género.

Las becas de comedor en Primaria, que el año pasado arrastraron importantes retrasos en su tramitación, están también pendientes de un nuevo decreto de la Generalitat que amplíe las coberturas que ahora asumen en su mayoría ayuntamientos y consejos comarcales.

4. El recurso del 'bolet'

El nuevo curso llega con seis nuevos institutos de secundaria, otro de Formación Profesional, una nueva escuela de infantil y primaria y tres nuevos institutos escuela, que son la nueva apuesta de Ensenyament. Pero otros centros arrastrarán retrasos en las obras y su estreno. 

En un año en que la demanda de plazas para la escuela pública ha superado a las de la concertada, al menos en Barcelona, lo que ha provocado déficit de plazas en escuelas infantiles en algunos barrios y la creación de urgencia de grupos adicionales ante la negativa de las familias de cambiar de distrito para escolarizar a sus hijos o de llevarlos a la concertada, las nuevas medidas previstas no han llegado a tiempo y se ha optado por crear nuevas líneas en centros ya existentes (los llamados 'bolets').

Todos los institutos que se inauguren este curso tendrán, por decreto, espacios reservados para laboratorios de química, física y biología, además de comedores escolares sin que tengan garantizado su uso. Hecha la caja, cada centro le buscará la utilidad al espacio, que ahora reclaman las nuevas cantinas, los laboratorios de informática o espacios polivalentes para la nueva pedagogía.

La nueva apuesta de Ensenyament son los instituto escuela, que acogen a los alumnos desde primaria hasta que acaban el bachillerato. Una opción muy valorada en los centros concertados que hasta ahora no se primaba en los públicos. Este curso se inauguran tres nuevos: dos en Mataró y uno en L’Hospitalet. Y espera cumplir con las plazas de guardería, que también dejó de pagar con la crisis.

5. Jornadas en revisión

Reformular la jornada compactada de Secundaria, donde ahora se concentra la mayoría del alumnado, también se pospone al próximo año, aunque Ensenyament aventura que se podrían hacer pruebas en el último trimestre. Alumbrada en plena época de recortes, sirvió para eliminar los comedores escolares, reducir la jornada de los profesores para intentar compensar la rebaja de sueldo y despedir a personal, en nombre del beneficio de reducir la conflictividad en los patios (otros centros aducen las ventajas de socializar con la comida) y tener la tarde libre. 

Pedagogos, padres y la propia ‘conselleria’ discuten ahora estas ventajas y recuerdan las largas horas que pasan los adolescentes sin poder hacer una comida caliente y el desbarajuste respecto a los horarios familiares. Todas las partes reclaman una evaluación seria de beneficios y problemas antes de revertirla.

6. Innovación con tecnología

La pedagogía innovadora se abre camino en los centros. En Barcelona, por ejemplo, en el programa Xarxes pel Canvi, que desarrollan El Consorci d’Educació de Barcelona, Escola Nova 21, I’ICE de la UAB i Rosa Sensat, participan ya 230 centros (166 públicos y 64 concertados). Además hay propuestas de formación para profesores en casi todos los centros catalanes.

Ensenyament, que apuesta por esta línea de manera clara, prevé crear un mapa de la innovación educativa en Catalunya y catalogar las buenas prácticas para promover su ejemplo, a través de la Agència Catalana d’Avaluació i Prospectiva de l’Educació. Y se quieren potenciar las competencias mediáticas, tanto en uso tecnológico como en comprensión del lenguaje audiovisual y de internet, en un intento de combatir la propagación de noticias falsas.

7. Competencias y rúbricas

La Secundaria comienza este año por decreto la evaluación con competencias básicas, como ya lleva tiempo haciendo la Primaria. La implantación del nuevo sistema ha encontrado como siempre, sus resistencias, y ya ha habido advertencias de las asociaciones de padres que reclaman un mejor horario para las tutorías y la comunicación con los profesores. Desde Fapaes, por ejemplo, se reclama que se expliquen bien las competencias básicas sobre todo a los padres, incluso con entrevistas presenciales para que quede claro cómo evoluciona el alumno.

8. Más intercambios y más idiomas

Ensenyament quiere intensificar el conocimiento del inglés, con más ayudas para estancias lingüísticas y actividades extraescolares, y más uso en clase para reforzar las habilidades orales, como la argumentación, la exposición y el diálogo. También se pretende reconocer académicamente el conocimiento de los idiomas de origen de los alumnos de familias inmigrantes.

9. Escuela inclusiva

Se proseguirá con la lucha por la inclusión con el desarrollo de un nuevo decreto para dar más atención a la diversidad, pero que depende de la aprobación de los nuevos presupuestos de la Generalitat. El Consorci d’Educació de Barcelona ha aumentado los recursos con seis nuevas unidades de apoyo a escuelas de la ciudad y un nuevo centro de educación escolar. Y se persigue que aumente la asignación de los alumnos con necesidades especiales en la concertada.

0 Comentarios
cargando