Pronósticos

Banco de España: La economía se acelera y crecerá este año el 6,2%

El instituto emisor revisa al alza sus estimaciones y calcula que el PIB ha subido el 2,2% en el segundo trimestre frente a la caída del 0,5% en el primero

La entidad calcula ahora que se recuperarán los niveles de actividad anteriores a la crisis del coronavirus en el cuatro trimestre del año que viene

Fachada del Banco de España en la plaza de Catalunya de Barcelona.

Fachada del Banco de España en la plaza de Catalunya de Barcelona. / Ricard Cugat

4
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

La economía española se acelera. Para este año, el Banco de España prevé un crecimiento del producto interior bruto (PIB) español del 6,2%, dos décimas más que lo estimado en marzo; el 5,8% en 2022, cinco décimas más; y el 1,8% en 2023, una décima más. El panorama ha cambiado radicalmente para bien tras un mal comienzo del año y con estas estimaciones, el nivel de PIB prepandemia se alcanzaría a en el último trimestre del año que viene, según las proyecciones macroeconómicas del informe trimestral de la entidad. La previsión es de un crecimiento del 2,2% en el segundo trimestre, frente al descenso el 0,5% en el primero

El Banco de España detecta "una mejoría de la actividad desde marzo", que se ha ido acelerando posteriormente y sigue la tendencia marcada por la Comisión europea, que ya afirmó que España liderará el crecimiento pospademia. A pesar del avance del proceso de vacunación, con la previsión de que el 70% de la población haya sido inmunizada a finales de agosto, se mantiene la incertidumbre. Pero, las perspectivas son positivas para este año y el próximo, especialmente por el tirón de los fondos europeos 'Next Generation', según el instituto emisor.

Escenario central

Las estimaciones del Banco de España son un escenario central, pero que es el que tiene más probabilidades de cumplirse, según el director de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce. La hipótesis más favorable supondría un crecimiento del 6,8% este año, del 7% el que viene y del 2,2% el siguiente. El peor escenario sería de un alza del PIB del 4,6% este ejercicio, del 5,2% en 2022 y del 1,7% en 2023.

Las proyecciones apuntan a una inflación que a final de año se situará en una media del 1,9% (1,4% prevista en marzo) y bajará al 1,2% en los dos años siguientes. La tasa de paro se situará este año en el 15,6% (17% estimado en marzo) y bajará al 14,7% en 2022 y al 13,7% en 2023. Este ejercicio la tendencia a la baja se dará gracias a la prórroga de los erte del covid hasta el 30 de septiembre, aprobada recientemente y la mejoría del ciclo económico, ha explicado Arce.

El estudio eleva el déficit público hasta el 8,2% del PIB este año, cinco décimas más de lo estimado en marzo, por la aprobación de nuevas medidas para paliar los efectos de la crisis, como la extensión de los ertes; en el 4,9% en 2022 y en el 4,3% en 2023. Por lo que respecta la deuda pública esta supondrá en 2021 el 120,1% del PIB, para situarse en el 117,9% en 2022 y en el 118% en 2023.

Inflación "transitoria"

La inflación, disparada actualmente, se explica esencialmente por factores "transitorios" y con tendencia moderarse a medio plazo, según el informe. Arce ha insistido a que el alz de los precios obedece a factores coyunturales que deberían tener un efecto "bastante temporal".

Y en cuanto al empleo, desde marzo pasado se ha acelerado la reducción de trabajadores acogidos a expedientes de reducción temporal de empleo (erte). Y lo mismo sucede con los indicadores de movilidad, situado en los niveles más altos desde que estalló la pandemia, así como las expectativas de las empresas para la segunda parte del año, tanto en facturación como en perspectivas de contratación.

Según las estimaciones del Banco de España, las incertidumbres sobre el consumo y la tasa de ahorro se mantendrá. La institución considera que existen algunas incertidumbres de cara al futuro. Las principales son la velocidad en a llegada de los fondos europeos, los daños estructurales que la crisis haya podido producir en el empleo y la efectividad de las políticas para la recuperación.

Noticias relacionadas

Después de un primer trimestre de reste año peor de lo previsto por el avance de la pandemia, con una contracción del 0,5% (el Banco de España previó el 0,4%), la entidad revisó a la baja hace tres meses su estimación de crecimiento para el conjunto del ejercicio. La situó en el 6%, frente al 6,8% que había estimado con anterioridad; y en el 5,3% el próximo ejercicio, muy por encima del 4,2% calculado antes; y el 1,7% en el 2023.

Con estas previsiones, la recuperación de los niveles prepandemia en lo que respecta al producto interior bruto (PIB) tendría lugar en 2023. En todo caso, la entidad de la que Pablo Hernández de cos es el gobernador, ya adelantó que 2021 iba a ser un ejercicio en el que se "irá de menos a más".