Previsiones primavera

Bruselas mejora las previsiones de España y será la economía que más crezca en 2021 y 2022

  • Las nuevas previsiones económicas de primavera elevan el crecimiento del PIB al 5,9% en 2021 y 6,8% en 2022, muy por encima del 4,3 y 4,4% previsto para la Eurozona

  • La Comisión Europea considera que el plan de recuperación y los 69.500 millones en transferencias a fondo perdido jugarán un "papel decisivo" si se implementa de manera eficaz

Paolo Gentiloni.

Paolo Gentiloni. / EFE / GIUSEPPE LAMI

4
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

El desplome de la economía española en 2020 será inferior al pronosticado hace tan solo tres meses (-10,8%) y el rebote en 2021 y 2022 mucho mayor, con un crecimiento del 5,9 y 6,8% del Producto Interior Bruto respectivamente. Las últimas previsiones económicas de primavera, presentadas este miércoles por la Comisión Europea, mejoran las cifras de hace tres meses y ofrecen un panorama más optimista. En este repunte jugará un papel “decisivo” el plan de recuperación de la UE y los 69.500 millones en transferencias a fondo perdido asignados a España a través del Next Generation EU.

“Se espera que la implementación del plan de recuperación y resiliencia juegue un papel decisivo, impulsando el repunte en la segunda mitad de 2021 y ayudando a sostener la expansión económica durante el horizonte del pronóstico”, señala el informe elaborado por la Comisión Europea que sitúa a España como el país que más subvenciones recibirá y que asume que la mitad del volumen previsto se absorberá durante los próximos dos años: 12.000 millones en 2021 y 22.000 millones en 2022. “Si se implementa de manera eficiente, con una combinación de proyectos estratégicos acompañados de amplias reformas, el impacto económico será significativo, particularmente en 2022”, apunta el Ejecutivo comunitario.

Tras el levantamiento de algunas restricciones y la aceleración registrada por la campaña de vacunación, la Comisión estima que el rebote tomará cuerpo durante la segunda mitad del año lo que permitirá a España crecer un 5,9% en 2021, tres décimas por encima de los previsto hace tres meses, para alcanzar los niveles pre pandemia a finales de 2022 cuando crecerá un 6,8% del PIB. En ambos ejercicios, España será la economía de la UE que más crezca, por encima de la media de la Eurozona (4,3% y 4,4% respectivamente) y de la UE (4,2% y 4,4%), pero por debajo de las previsiones del Gobierno español. El comisario Paolo Gentiloni, que ha calificado de "positiva" la perspectiva para España, ha achacado la diferencia a que llevará "un cierto tiempo" hasta que los proyectos incluidos en el plan de recuperación avancen y tengan impacto, lo que se producirá sobre todo en 2022, .

“Con la perspectiva de una relajación de las restricciones en la segunda mitad de 2021, se espera que parte del ahorro acumulado provocado por la pandemia se gaste, lo que estimulará el consumo privado pero también la inversión”, explica el Ejecutivo comunitario que confía también en que la mayor absorción los fondos a partir del próximo año atraerá a su vez inversiones privadas y generará un “efecto arrastre”. Además, el próximo año también se espera que la contribución de la demanda externa al crecimiento del PIB sea positiva, una vez que las actividades relacionadas con el turismo regresen al nivel que registraban antes de la irrupción del covid19.

Incertidumbres en el horizonte

Pese a este mayor optimismo de Bruselas el horizonte español tampoco está exento de incertidumbres debido a las dudas sobre la recuperación de las actividades relacionadas con el turismo, la respuesta de los agentes privados a la relajación de las restricciones, el tamaño y el impacto de las medidas públicas para amortiguar el golpe de la pandemia así como la absorción de los fondos del plan de recuperación.

Segundo país con más paro

Además, aunque las medidas como los Expedientes de Regulación de Empleo (ERTEs), que caducan este 31 de mayo y que el Gobierno de Pedro Sánchez ha propuesto prorrogar hasta el 30 de septiembre, han ayudado a mitigar las pérdidas de empleo, España sigue siendo el segundo país de la UE, por detrás de Grecia, con la mayor tasa de paro de toda la UE (15,5%), y lo seguirá siendo en 2021 (15,7%) con un ligero repunte, y en 2022 (14,4%) con cifras que duplican la media de la Eurozona (8,4% y 7,8% en 2021 y 2022) y en la UE (7,6% y 7% respectivamente).

Noticias relacionadas

Durante este tiempo, las autoridades públicas españolas también han reforzado la liquidez empresarial por medio garantías públicas para nuevos préstamos bancarios y moratorias de pago, entre otras medidas. No obstante, “el deterioro de la rentabilidad podría llevar a la materialización de insolvencias de empresas con riesgos para la capacidad productiva y el empleo”, alerta la Comisión sobre la posibilidad de quiebras.

En cuanto a la evolución del déficit, la respuesta a la crisis del covid19 hizo disparar ocho puntos el agujero en las cuentas públicas el año pasado, hasta el 11%, el más abultado de toda la UE, algo más abultado por la reclasificación de la SAREB. En 2021, la previsión es que se reduzca al 7,6% y al 5,2% en 2022 gracias al impacto del crecimiento económico derivado del plan de recuperación. La deuda pública, por su parte, se disparó al 120% el año pasado. Este año caerá ligeramente al 119,6% y a medida que aumente el crecimiento y se reduzca el déficit seguir reduciéndose gradualmente hasta el 116,9% a finales de 2022.