Envíos desde Asia

El cerco al fraude del IVA del comercio extracomunitario se estrecha

A partir de este lunes 15 de febrero empieza el periodo de adaptación que anulará la exención del impuesto a los paquetes de menos de 22 euros a partir de julio

El sector aduanero teme la pérdida de 10.000 empleos por el endurecimiento de condiciones a los intermediarios y la centralización del despacho aduanero europeo prevista en la ley contra el fraude

Paquetes de Asia, en las instalaciones de Correos de la Zona Franca.

Paquetes de Asia, en las instalaciones de Correos de la Zona Franca. / RICARD CUGAT

5
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

Este lunes 15 de febrero se inicia el periodo de adaptación técnica para acabar con la exención del IVA para envíos de menos de 22 euros, que será realidad a partir del 1 julio, seis meses después de lo previsto. A partir de ese momento, los marketplaces o plataformas registradas habilitadas cobrarán el IVA al consumidor y cada país remitirá la liquidación a cada Estado de residencia del comprador. 

La medida, que empieza con un periodo en el que las empresas deberán adaptar sus rutinas administrativas e informáticas, supondrá para la UE la captación anual de 50.000 millones de euros extra al aflorar gran parte del fraude transfronterizo. Esa es la cifra que la Comisión Europea calculó en su momento por concepto del IVA de productos de 22 euros que no se declaran y por la falsificación de facturas en origen. Según la subdirectora general de Gestión Aduanera, Nerea Rodríguez, la puesta en marcha del sistema equilibrará en parte las condiciones de venta del comercio en España con los productos procedentes de Asia: "Este sistema pondrá en una situación equivalente la compra de productos en Asia o en España. Al final, las plataformas se asegurarán de ingresar del IVA. No habrá diferencias entre si la mercancía está en España u otro país". 

Rodríguez prevé también que los precios de esos productos importados tenderán a aumentar aunque la principal repercusión será el incremento de los ingresos por IVA para las arcas europeas, y especialmente las españolas. Los españoles son los principales compradores de productos en Asia a través de Aliexpress, por ejemplo. 

La responsable de Aduanas reconoce que el tráfico postal por el comercio electrónico se ha disparado. "Ha aumentado al menos un 50% el pasado año", asegura, en una tendencia que se ha agudizó con respecto a años anteriores, especialmente en paquetería y pequeños envíos, "lo que obligó en su momento a un cambio de normativa aduanera". Sin embargo, el 'boom' del comercio electrónico y del comercio transfronterizo no ha sido proporcional al incremento de recursos de control aduanero. Se sigue funcionando mediante campañas de control aleatorio y es imposible supervisar si un producto cuya factura indica que ha costado menos de 22 euros efectivamente se corresponde con la realidad. 

En el nuevo sistema, serán Amazon, Aliexpress u otras plataformas las que supervisarán esa facturación y cobrarán el IVA al comprador para posteriormente ser abonado al Estado en el que resida el consumidor. Todavía es una incógnita si esas plataformas de compraventa aceptarán ese rol mediante su inclusión en el registro pertinente y la asignación del Import One Stop Shop (IOSS) o código identificativo de empresa capaz de gestionar el impuesto. En caso de comprar a un intermediario sin ese IOSS, el consumidor deberá pagar el impuesto personalmente para recibir el producto (por ejemplo en Correos o telemáticamente). 

La reforma comportará poner fin a un fraude de grandes dimensiones, enquistado en el último decenio. En Aduanas son completamente conscientes de que los vendedores asiáticos falsifican las facturas y reconocen que una abrumadora mayoría de productos que entran en España procedentes de China tienen un precio marcado falsamente de menos de 22 euros en lo que definen como un "fraude generalizado". 

Pero el principio de ventanilla única fiscal para el comercio minorista también se aplicará en el caso de transporte de mercancías, gracias a la entrada en vigor de la ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal. El nuevo marco legal, actualmente en trámite parlamentario, que será de aplicación a partir del amplía en España la responsabilidad del representante aduanero en los procedimientos de declaración y verificación de datos, dejando a éste expuesto a que el importador pague o no el IVA. Estos procedimientos podrían desencadenarse hasta tres y cuatro años después de haberse producido la importación y el despacho de la mercancía, haciéndose responsable al representante aduanero de actuaciones que van mucho más allá de su papel como comisionista del importador. 

Temor a despidos por la gestión aduanera centralizada

El hecho de que se pueda tramitar la gestión aduanera de cualquier país europeo desde cualquier empresa en la UE preocupa a los profesionales, que anuncian cierres de empresas y la pérdida de más de 10.000 empleos en cuatro años, según el presidente del Consejo General de Agentes de Aduanas, Antonio Llobet. Esa pérdida de empleos es un cálculo realizado por la consultora EY, que apunta a que el nuevo texto legal pone en peligro la viabilidad de la profesión de los agentes de aduanas en España.

Noticias relacionadas

Para Nerea Rodríguez, el despacho centralizado europeo no debería comportar trasvases de actividad de España a otros países. "Las empresas pueden contratar la gestión aduanera en otros países por temas logísticos y otro tipo de razones, pero la normativa aduanera se aplicará de la misma manera en cualquier país de Europa", opina la responsable de Gestión de Aduanas, aunque admite que es posible que las empresas quieran centralizar todas sus tramitaciones en un Estado miembro, con procesos de concentración de actividad que temen especialmente las empresas del sector en España. 

Los expertos de EY advierten de que una vez que se establezca el Despacho Centralizado Europeo será posible, por ejemplo, que empresas operen desde Hamburgo o Rotterdam mercancías que han llegado a Algeciras, Barcelona o Valencia. Dado que el régimen de responsabilidad de las firmas aduaneras es menos duro en Países Bajos, Bélgica o Alemania, las consecuencias son previsibles. Aseguran en el Consejo General de Agentes de Aduanas que los efectos se dejarán notar en el empleo debido al número de despachos aduaneros que podrían optar por operar desde otros países de la UE. Además, las compañías multinacionales podrían beneficiarse de la situación al disponer del músculo financiero suficiente para hacer frente las exigencias del proyecto de ley, y dado que también ofrecen servicios de representación aduanera, podrían copar la logística ligada a la exportación e importación de mercancías, opina el sector en España.