LA SITUACIÓN AZULGRANA

Ansu Fati, cuatro meses de baja

El joven delantero se perderá como mínimo 25 partidos y podría estar recuperado para la vuelta de los octavos de la Champions

Ansu Fati se lamenta de la lesión que padeció en la rodilla izquierda ante el Betis.

Ansu Fati se lamenta de la lesión que padeció en la rodilla izquierda ante el Betis. / JORDI COTRINA

Se lee en minutos

Las carreras de Leo Messi y Ansu Fati siguen sus caminos paralelos. Aunque en esta ocasión no en el lado positivo. Igual que le pasó al argentino, que tras deslumbrar en su primer año se topó a los 18 años con el fantasma de las lesiones, su compañero de delantera ha visto como este espectro se cruzaba también en su camino en su segunda temporada. El joven prodigio, junto a Pedri las dos únicos rayos de esperanza en este oscuro 2020 azulgrana, estará cuatro meses sin pisar el Camp Nou tras ser intervenido este lunes de su rodilla izquierda. Se perderá un mínimo de 25 partidos y podría estar recuperado para la vuelta de los octavos de la Champions.

El doctor Ramon Cugat le operó en la Clínica Quirón para intentar subsanar una rotura en el menisco interno de la rodilla izquierda.  Si hubiera sido una rotura parcial habría estado apenas un mes o mes y medio de baja pero al ser total su tiempo será de cuatro meses. Cugat, que lleva 55 años en la Mutualidad Catalana de Futbolistas y en agosto intervino a Ter Stegen, suturó este lunes el menisco de Ansu, el proceso más recomendable teniendo en cuenta la edad del jugador, aunque alargue el periodo de recuperación. 

La perla de la Masia, que se plantó en el primer equipo sin pasar por el filial, ya sabe de qué va el asunto. Hace cinco años, cuando el genio precoz tenía solo 13, estuvo 10 meses sin jugar después de que en un derbi contra el Espanyol suriera una rotura de la tibia y el peroné derechos. Ahora, si todo va bien, estará menos de la mitad de tiempo alejado de su hábitat natural.

En su segunda temporada, Messi se perdió 17 encuentros, incluída la final de París, tras lesionarse en el biceps femoral en febrero del 2006. Y a finales de ese mismo año se rompió el quinto metatarsiano de su pie izquierdo, que le impidió disputar 18 más. Si cumple los plazos, Ansu se perdería 19 partidos de Liga y los tres de la liguilla de Champions (y la más que presumible ida de octavo, ya que el Barça tiene casi en el bolsillo su clasificación). A eso hay que añadir como mínimo dos partidos de Copa y Supercopa de España (que se jugará en Arabia Saudí del 13 al 16 de enero y permite a los azulgranas saltarse las dos primeras rondas coperas). Su regreso podría producirse para la vuelta de los octavos de la Champions, que se disputará del 9 al 17 de marzo. La ida de la siguiente eliminatoria europea se celebrará el 6 y 7 de abril.

Hasta ahora Ansu había sido el jugador azulgrana más desequilibrante: en los 10 primeros partidos había cosechado cinco goles,  dos asistencias y tres penaltis provocados. Ronald Koeman tendrá que buscarle ahora sustituto. Con Messi como fijo (pese a descansar la primera parte ante el Betis) y Pedri consolidado en el once, los tres miembros del club de los 420 millones (Griezmann, Coutinho y Dembélé) deberían disputarse las dos plazas restantes en la delantera barcelonista. Sin olvidar tampoco a Trincao, el canterano Konrad de la Fuente o incluso Memphis Depay.

Depay no asegura que termine el año en Lyón

Noticias relacionadas

«No voy a hacer promesas que no estoy seguro de que pueda cumplir», comentó el delantero holandés al ser preguntado sobre si acabará la temporada en Lyón. Su nombre estará  de nuevo en enero sobre la mesa de la gestora, aunque Carles Tusquets ya dejó claro que para que haya fichajes tendrá que haber antes una venta.

Todo en un contexto en el que la junta temporal azulgrana sigue queriendo rebajar 191 millones de euros la masa salarial. Este martes se reúne de nuevo la mesa de negociación, que prorrogó hasta el miércoles el plazo para llegar a un acuerdo.