Futuro parque audiovisual

La Generalitat planea platós y salas de cine en la nave de las Tres Xemeneies del Besòs

APERTURA | Casi dos millones de euros para que la nave de las Tres Xemeneies abra al público en 2024

CONVENIO | La Generalitat acuerda con Endesa apropiarse ya de parte de las Tres Xemeneies

OPOSICIÓN | Los críticos del plan de las Tres Xemeneies acusan al Govern de hacer un "regalo" a Endesa

La antigua central térmica de las Tres Xemeneies, con la nave de turbinas a su derecha, en Sant Adrià de Besòs.

La antigua central térmica de las Tres Xemeneies, con la nave de turbinas a su derecha, en Sant Adrià de Besòs. / JORDI COTRINA

Jordi Ribalaygue

Jordi Ribalaygue

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Los pormenores de la futura colonización de la única franja de costa deshabitada en el entorno de Barcelona empiezan a desvelarse. Larguísimamente concebido desde que la fábrica se clausuró en 2011, el proyecto para poblar y sacar rédito de la desmantelada central térmica de las Tres Xemeneies y los terrenos que la envuelven, entre Sant Adrià de Besòs y Badalona, alcanzará un primer hito en breve. Según fuentes conocedoras, se prevé que la Generalitat materialice a primeros de noviembre el convenio por el que se hará con la que fuera la sala de máquinas de las chimeneas, la nave de turbinas, y los terrenos que la rodean. 

La administración autonómica se hará con la propiedad sin coste, si bien sí asumirá la inversión para mantener y remodelar el edificio, reservado para equipamientos públicos, según el Plan Director Urbanístico (PDU) aprobado para la zona. Aun por precisarse qué servicios para la ciudadanía se dispondrán en los descampados del entorno, la nave de turbinas se concibe como una sede eminentemente empresarial y contenedor del grueso de la actividad del llamado ‘hub’ audiovisual. Será el complemento del barrio que se construirá a escasa distancia de la costa, con 1.783 pisos y plazas hoteleras sobre terrenos que, en su mayoría, pertenecen a Front Marítim del Besòs, la firma que une los intereses inmobiliarios que Endesa y Metrovacesa esperan rentabilizar. 

El Govern se da margen hasta final de año para aclarar cómo llenará su nueva propiedad. En todo caso, perfila que la nave -con 22.856 metros cuadrados de superficie repartidos en cuatro plantas- aloje platós y salas de proyección, que se pretenden punteros. También planea aulas de formación, oficinas y otras instalaciones para la creación y la exhibición de producciones de la industria audiovisual, digital y del videojuego.   

Por ahora, no hay más diseño que una lista de intenciones y deseos sobre el proyecto Catalunya Media City. Se trata del parque tecnológico que la Generalitat aspira a convertir en un “referente a escala mundial”, según reseña el ejecutivo, y aderezado alrededor de las Tres Xemeneies, icono de la periferia y visible a kilómetros de distancia. Aun no siendo más que pretensiones preliminares, adquieren relevancia al figurar en un informe que el Departament de Cultura redactó este verano para justificar la operación de la nave de turbinas. 

Tras años de especulaciones, es uno de los primeros documentos en que la Generalitat revela cómo piensa reabrir el recinto. El complejo fabril, con sus torres de 200 metros de altura huecas desde que Endesa las apagó, ha sido una hoja en blanco durante años: sobre su sobresaliente perfil, se han imaginado ideas bienintencionadas (por ejemplo, convertirla en un centro de investigación de energías limpias y de microgravedad), propósitos pomposos que cayeron en saco roto (ser sede europea de un museo de la cultura china o hermanarla con las pirámides de Egipto, erigiendo un pináculo de cristal pegado a la térmica) y alguna sugerencia excéntrica, como un parque temático marino dotado con un gran hotel.  

“Edificio emblema”

Ahora, con la propiedad a punto de pasar a sus manos, la Generalitat idea espacios de rodaje y salas de cine para la nave de turbinas. El documento elude referirse a las Tres Xemeneies, de las que aún se desconoce cómo se reocuparán. A falta de inversores, la Generalitat asigna que en las torres se emplace actividad privada, con preferencia por el mundo audiovisual, tecnológico y del conocimiento, que pueden completarse con negocios, oficinas y plazas de hotel.

El edificio de la nave de turbinas, delante de las Tres Xemeneies, en Sant Adrià de Besòs.

El edificio de la nave de turbinas, delante de las Tres Xemeneies, en Sant Adrià de Besòs. / JORDI COTRINA

En su reciente dictamen, el Departament de Cultura señala que el inmueble anexo a las chimeneas “se rehabilitará” a fin de contribuir a “la cadena de valor de los sectores audiovisual, digital y del videojuego”. “Constituirá un nuevo epicentro creativo en el área metropolitana de Barcelona en estos sectores”, confía la ‘conselleria’. Agrega que la nave debe ser un “edificio emblema, un polo de atracción empresarial y un espacio para el fomento de un nuevo ecosistema de innovación en el Barcelonès Nord”. 

Cultura explica que aún mantiene conversaciones con empresas e instituciones para redactar el plan funcional que precise qué albergará la nave y en qué proporción se reparte el espacio entre la producción audiovisual, la digital y la de videojuegos. En todo caso, el departamento confirma que las líneas generales bosquejadas por ahora son la base del proyecto definitivo para rellenar parte de la antigua central.  

El breve informe de la ‘conselleria’ apunta que la nave de turbinas se equipará con “platós tecnificados” y “espacios de captura volumétrica”, aparte de otras áreas de trabajo para empresas audiovisuales y digitales. Cultura esgrime que “gran parte” de las futuras instalaciones debe “proveer de recursos al talento local y atraerlo de otros territorios”, también promoviendo “la incubación de proyectos, las residencias de creadores y la aceleración de empresas”.

A su vez, el departamento ambiciona que la nave sea “un referente por lo que hace al consumo de la exhibición de las obras” realizadas en el complejo. Se sobreentiende que se refiere a películas, series y otros contenidos que allí se produzcan. “La excepcional volumetría de la nave permite la creación de espacios para disfrutar de obras audiovisuales y digitales de gran formato”, apostilla el dictamen.

Añade que los “‘eSports, las proyecciones inmersivas y los espacios expositivos de última generación” deben hallar en la nave “su hábitat natural, así como la celebración de grandes acontecimientos”. El plan menciona que también se encajarán aulas y oficinas en el inmueble, en el que la investigación universitaria de las tecnologías aplicadas a los ‘media’" debe ser un eje fundamental, agrega.