El Periódico de Catalunya

Lunes 25 septiembre 2017

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

lujo asequible

Homenaje al vino a copas

El Petit Celler abre el 15 de septiembre Tribut, donde servirá 250 grandes botellas en dosis

Homenaje al vino a copas

Sebastià Lozano, en Tribut, el espacio de El Petit Celler donde catar a copas 250 grandes vinos.FERRAN NADEU

Por si no fuera suficiente reclamo una bodega con más de 3.000 referencias que pueden comprarse y beberse in situ y una experiencia de 20 años vendiendo vinos de toda clase y condición (algunas son auténticas joyas), El Petit Celler (Beethoven, 8) añade ahora a su oferta Tribut, un bar de vinos donde se podrán catar a copas grandes creaciones como L'Ermita, Pingus, Vega Sicilia, Châteu Margaux, Krug, Dom Pérignon...

A partir del 15 de septiembre, estarán a disposición de los clientes más de 250 vinos 'top', algunos auténticas rarezas, muy difíciles de encontrar, descatalogadas incluso. Muchos de ellos se guardan en la llamada Caja Fuerte del establecimiento, un rincón donde están las botellas más deseadas del mundo y que se llama así porque en su día fue la auténtica caja acorazada de la sucursal bancaria que había antes. La carta cambiará cada medio año.

COPAS A PARTIR DE 3 EUROS

Los precios de las copas (en realidad, 3 o 6 centilitros -media copa-) serán proporcionales a los de cada botella; casi la mitad costarán 3 euros aunque habrá alguna por 200. Los tragos que servirá el sumiller Bernat Martínez se podrán acompañar con jamón y embutidos de Joselito, atún de Balfegó, salmón ahumado de Carpier, ostras francesas y un carro de quesos.

"Lo poco que damos de comer debe tener el mismo nivel que lo que damos de beber. Pero aquí el protagonista es el vino. Y lo convertimos en un lujo asequible porque queremos potenciar la cultura del vino. Para nosotros sería más fácil vender estas botellas por internet a compradores asiáticos", comenta Sebastià Lozano, fundador de El Petit Celler, que ha añadido una vermutería a pie de calle, donde servirán conservas y una selección de 50 vermuts, y una sala privada donde antes había un almacén.