El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

La corrupción política empobrece al ciudadano

JOSÉ LUIS ROCA

Ignacio González y Esperanza Aguirre, en una reunión del comité de dirección del PP de Madrid.

Bárbara Baigol GalvanSort

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Viernes, 21 de abril del 2017 - 08:15 h

La riqueza del rico es invisible. El rico niega ser rico porque siempre necesita más. Cuanto más tiene más quiere. Sin esta máxima no se puede entender lo que ha pasado en este país los últimos años. Y es que la codicia ayuda a comprender la larga mancha de corrupción que ha teñido de 'black' todo el territorio. Políticos, empresarios, funcionarios y gente trabajadora que un día quisieron más.

Decía el otro día un 'arrepentido' en el programa 'Malas compañías' (La Sexta) de Cristina Pardo, que "alguien lo iba a hacer igualmente". Se refería a lo de llevarse el dinero público. Lo de repartir los sobres. Vamos lo de corromperse. Y es que de un día para otro este enfermero, si no recuerdo mal, pasó de tener un sueldo medio a ingresar miles de euros en sus cuentas. Pero quería más. Y es que el rico siempre quiere más.

Cuando se tiene el ático en Marbella, como el del expresidente del Comunidad de Madrid Ignacio González -ahora tan de actualidad-, se quiere el cortijo en la sierra para exhibir trofeos de caza. Y así sigue la rueda pasando por viajes de lujo, coches, joyas y otros vicios. Y es que la riqueza es infinita sobre todo si te la paga el otro.

Pero este es un juego de sumas y restas. Si al todo le quitas una parte el global baja y hay otra parte que sale perjudicada. Como decía, también en el citado programa de televisión, un Fiscal: "Al contribuyente, al ciudadano le importa poco si el dinero sustraído a las arcas públicas va a una cuenta personal o a la de un partido político". El resultado es, en todo caso, que las escuelas, los hospitales, los servicios sociales, los transportes, vamos lo público empeora. El ciudadano se empobrece y el rico se enriquece.

Participaciones de los lectores

No és turismefòbia, és cansament

Mercè Campo Cuervo Barcelona

El primer problema per als barcelonins és el turisme, segons el baròmetre de l'Ajuntament, i no és casualitat. Ens p... Seguir leyendo

El debate de la gestación subrogada

Isaías Mellado Chito Madrid

Ha habido un pequeño revuelo hace poco en los partidos de uno y otro color a raíz de la propuesta de Ciudadanos de regular en un marco leg... Seguir leyendo

Contaminación acústica: Mucho ruido y poca Gràcia

Isabel González Marba Barcelona

En estos días se ha puesto de nuevo en marcha en Gràcia el plan de Pacificació del Carrer Gran, para la presentación... Seguir leyendo

"Ja no conec la meva Barcelona"

Paquita Esteve Barcelona

Faig referència a la carta de lector Antonio Gámiz, titulada '... Seguir leyendo

Dalí etern

Eulàlia Isabel Rodríguez Pitarque Torroella de Montgrí

Acabem de saber que un jutjat de Madrid permetrà fer l'exhumació del cadàver del pintor Salvador Dalí per saber si una gironina (que ho ha... Seguir leyendo

¿Mami, ya no será mi cole?

Isabel Blanco

Este escrito iba a ser una carta de queja. Pero queja suena a lamento. Soy madre y médico, y en ambos ámbitos esto último no da cabida. Estoy acostumbrada a velar po... Seguir leyendo

Contra l'incivisme al tren

Josep M. Loste Portbou (Alt Empordà)

Ara que ha arribat la calor -dura i pura- es torna a repetir una qüestió greu d’incivisme i violència a les línies R11 I RG1 entre Girona... Seguir leyendo