programa satírico de culto

La tele británica caricaturiza a Boris Johnson

'Spitting image' resucitará este año a través de la plataforma BritBox

Trump, Putin, Beyoncé, Harry y Meghan Markle también tendrán sus marionetas

La marioneta de Boris Johnson, en ’Spitting image’. 

La marioneta de Boris Johnson, en ’Spitting image’. 

Se lee en minutos

El Periódico

El primer ministro británico, Boris Johnson, y su asesor, Dominic Cummings, serán las estrellas del nuevo 'Spitting image', el programa satírico de culto de la tele británica que volverá a antena este año. Mientras que Johnson será retratado con una marioneta desaliñada y con sobrepeso, Cummings aparecerá como un cerebro intrigante, según las primeras imágenes que ha mostrado el espacio televisivo.

El programa, que durante su emisión original de 1984 a1996 satirizó a la entonces primera ministra Margaret Thatcher como una jefa tiránica que comía bistec crudo y llamaba a sus ministros "las verduras", ha resucitado para una nueva temporada a partir de este año. El programa se podrá ver en BritBox, un servicio de 'streaming' creado por las cadenas BBC e ITV

Las marionetas de Boris Johnson, el príncipe Andrés y Dominic Cummmings / britbox

Las imágenes de los nuevos muñecos mostraban a Johnson con sobrepeso y cara de goma aleteando una corbata mal anudada debajo de una mata de cabello rubio enmarañado. Su ayudante principal, Cummings, por el contrario, tiene las manos juntas en contemplación debajo de la barbilla, junto con las cejas arqueadas empinadas y un cráneo agrandado.

15 millones de espectadores

La representación refleja lo que algunos ven como la relación entre los dos hombres del gobierno. Cummings, arquitecto de la campaña del 'Brexit' del 2016, es considerado uno de los hombres con mayor influencia sobre su jefe.

Por su parte, Johnson cultiva una personalidad excéntrica, cómica pero intelectual que a menudo divide a la opinión pública, pero que ayudó a ganarse la confianza de los votantes británicos en una victoria electoral aplastante el año pasado.

En su apogeo, 'Spitting image' atrajo audiencias de 15 millones de espectadores, aproximadamente una cuarta parte de la población, que sintonizaron para ver sus caricaturas de políticos, celebridades e incluso la familia real actuando de manera escandalosa en la pantalla.

Te puede interesar

Se burlaron de la reina Isabel presentándola como un ama de casa de mediana edad y de su hijo, el príncipe Carlos, como una víctima desafortunada de sus orejas en constante crecimiento.

El nuevo programa, que incorpora más personajes extranjeros, también contará con muñecos de Donald Trump, Elon Musk, Mark Zuckerberg, el príncipe Harry y Meghan Markle, el duque de York, Greta Thunberg, Vladimir Putin, Beyoncé, Adele y RuPaul.