29 feb 2020

Ir a contenido

SERIE DE ESTRENO

La tercera vida de 'Lincoln Rhyme'

AXN estrena una serie que reimagina las novelas de Jeffery Deaver, que ya se fue adaptado al cine en 'El coleccionista de huesos'

Idoia Mendia

Russell Hornsby, protagonista de ’Lincoln Rhyme.: cazando al coleccionista de huesos’, en una secuencia de la serie de AXN. 

Russell Hornsby, protagonista de ’Lincoln Rhyme.: cazando al coleccionista de huesos’, en una secuencia de la serie de AXN. 

No dominan y a menudo ni aparecen en las temporadas de premios ni generan ríos de tinta, clásica o digital, pero las series de formato e historia tradicionales aún luchan por sobrevivir. Este lunes el canal AXN estrena en España una de ellas: 'Lincoln Rhyme: cazando al coleccionista de huesos', una adaptación para la pequeña pantalla de la serie de novelas que Jeffery Deaver empezó a escribir en 1997 y que justo hace dos décadas ya tuvo una versión de cine en una película protagonizada por Denzel Washington, con quien cambió la raza del protagonista, y Angelina Jolie.

Ahora es Russell Hornby, un actor curtido en las tablas y conocido por papeles en películas como 'The hate u give' y series como 'Seven seconds', quien se pone en la piel del detective del título con el cuerpo paralizado, pero esa brillante mente tipo Sherlock Holmes funcionando al cien por cien. Y ahora sus ojos y pies en las calles de Nueva York para resolver los casos que plantea el villano que dejó a Rhyme postrado son los de Amelia Sachs, la agente a la que da vida Arielle Kebbel.

"Menos es más"

“Pocas veces tienes personajes que te obligan a un reto como este, lo que representa la inmovilidad, y me lancé”, contaba en noviembre durante una mesa redonda con cuatro periodistas internacionales Hornby, al que los responsables de la serie buscaron para el papel. “Haciendo Shakespeare aprendí que, sobre todo, el texto es sagrado y me tengo que concentrar en las palabras”.

De su boca salía la filosofía de su interpretación: “Menos es más”. Su análisis sobre uno de los mensajes de la serie: “A veces no se trata de qué está bien y qué está mal sino de la verdad” . Y, también, las esperanzas de que su trabajo pueda representar algo más allá de lo meramente actoral o televisivo. “Espero cambiar percepciones”, decía. “Este es un hombre negro que, al haber perdido su movimiento, todo lo que tiene es su mente. Os hemos entretenido, os hemos contado historias... Ahora vamos a haceros pensar”.

También Kebbel, que fue quien buscó el papel, pretende dar una dimensión de profundidad a su personaje. Ya lo hizo cuando fue llamada a una audición, explicando entonces a quienes le realizaban la prueba que quería destacar la historia de estrés postraumático y los desórdenes de ansiedad que latían en el personaje. Y en su mesa redonda destacaba lo “importante que es hablar de la salud mental”.

Nueva York, aunque sea Nueva Jersey

En la serie, que cuenta con la ventaja de partida del reconocimiento del título, pero que en Estados Unidos ha tenido una gélida recepción entre la crítica (con 37% de aprobación en la media de Rotten Tomatoes) y solo tibia entre el público, hay también otro protagonista: la ciudad de Nueva York. La pasión y profundo conocimiento de Rhyme por la historia de la ciudad se trasladan a cada capítulo, algo en lo que no falta cierta ironía. La serie se está rodando no en la Gran Manzana, sino en lo que fue un megaestadio en East Rutherford, Nueva Jersey, donde jugaron los Nets que luego se reconvirtió en recinto de conciertos por el que pasaron artistas como Bruce Springsteen y ahora, en su última reinvención, se ha transformado en estudio de rodaje.

Temas Series