Urbanismo y temporales

Un 40% de los municipios catalanes, en riesgo de inundación

El Govern reevaluará los riesgos de inundación para ajustarlos a la crisis climática

Acció Climàtica augura refugiados climáticos por inundaciones en Catalunya

Inundaciones en Toledo por la DANA

Inundaciones en Toledo por la DANA / @CVELAZQUEZROMO

Guillem Costa

Guillem Costa

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

De los 947 municipios catalanes, 385 están en riesgo alto o muy alto de inundación, lo que supone un 40% de los pueblos y ciudades. Son datos de Protección Civil que demuestran el peligro real de muchas zonas en Catalunya ante las lluvias torrenciales, el aumento del oleaje o las crecidas de ríos y arroyos. Aunque un lugar haya estado más de cincuenta años sin una inundación, esto no significa que el riesgo no pueda ser relativamente elevado.

En muchos casos, los barrios de estos municipios más expuestos al peligro de inundación son urbanizaciones o territorios periféricos que forman parte del pueblo pero que no están urbanizados. De todos los terrenos urbanizados, los que están amenazados por este riesgo son un 15%, según los cálculos de la Agència Catalana de l'Aigua (ACA).

Sin embargo, como adelantó EL PERIÓDICO, el Departament d'Acció Climàtica va a realizar un nuevo estudio para reevaluar la situación, lo que podría modificar este mapa. Se considera que los periodos de retorno (tiempo que pasa entre cada uno de estos fenómenos) son cada vez más cortos.

Cauces canalizados

En líneas generales, el mayor riesgo se concentra en el litoral catalán. Casi no hay ningún pueblo con salida al mar que no tenga un riesgo muy alto o, como mínimo, alto. En las comarcas pirenaicas también hay varios municipios con un riesgo elevado. Y sucede lo mismo en ciudades o pueblos edificados cerca de un río, se ve claramente si se observa el curso del Segre, el Ebro, el Ter o el Llobregat.

Además del riesgo municipal, para el que deben prepararse los ayuntamientos, con medidas de seguridad y prevención, está el riesgo general de cada cuenca. En las cuencas internas, en concreto, ocho zonas de las 15 que se califican como ARPSI (Áreas con Riesgo Potencial Significativo de Inundación) se sitúan por encima del riesgo medio.

En algunos casos, la canalización de los cursos fluviales provocan que el riesgo de inundación catastrófica aumente, ya que el río no tiene margen por donde expandirse cuando crece. Entonces, gana velocidad y llega con más fuerza a los últimos tramos.

La prevención y el sistema de alertas actualizado son clave para que los pueblos estén preparados ante las 'flashflood', las inundaciones súbitas.