Club de Educación y Crianza

La vuelta al cole cuesta 500 euros por niño: recetas para amortiguar el gasto

Comprar sin los hijos, tener la complicidad de los docentes para adquirir marcas blancas y dejar que los adolescentes se autoadministren el presupuesto escolar son algunas sugerencias para afrontar la cuesta de septiembre

Lee las últimas noticias del Club de Educación y Crianza

Suscríbete a la newsletter de Mamás y papás

Una niña con una hucha

Una niña con una hucha / José Luis Roca

Olga Pereda

Olga Pereda

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Las familias se gastan, a lo largo de todo el curso escolar, una media de 2.186 euros por hijo con edades comprendidas entre los 3 y los 18 años. Así lo dictamina la última encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en la que se advierte que un gran parte de ese gasto se lo lleva la vuelta al cole: unos 500 euros por niño.

Tras un verano de 11 semanas en el que las familias trabajadoras, con el objetivo de la conciliación, han tenido que desembolsar una media de entre 800 y 1.000 euros para costear campamentos y otras actividades, llega septiembre y aparece una nueva amenaza a los bolsillos: la vuelta al cole. ¿Es posible amortiguar un poco la mordida económica? Sí.

Ahorrar: filosofía de vida

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas, divulgadora y autora de 'En casa las cuentas claras' (Plataforma actual), Amalia Guerrero anima a anticiparse dado que la vuelta al cole no es un imprevisto, como cuando se estropea la lavadora. “Cada mes, podemos ahorrar un poquito, lo que sea, para que septiembre sea más llevadero”, explica. “Ahorrar es una lección muy importante para tus hijos. Es una filosofía de vida que te va a proporcionar tranquilidad. Explica a tu familia los inmensos beneficios de hacerlo. Y que ellos aprendan también. Si les das una paga semanal o algún familiar les obsequia con dinero, que ahorren un pequeño porcentaje”. La experta se dirige a las familias menos acomodadas, pero también a las que gozan de economías solventes. “Ahorrar, reciclar y evitar el consumismo es una lección vital para nuestros hijos”, concluye.

El abrigo, más adelante

Evitar las compras compulsivas es otro mandamiento. "Hay que hacer un inventario con las cosas que ya tienes en casa y lo que, de verdad, necesitan tus hijos", insiste. Además, Guerrero subraya la necesidad de escalonar las visitas a los centros comerciales. “No hace falta que le compres el abrigo y los jerséis ahora. Hazlo más adelante, y aprovechando siempre rebajas”. En ese sentido, la OCU, que ha publicado una lista con varias recomendaciones de cara al ahorro familiar, insiste en que a veces lo barato sale caro: “Si tu hijo solo necesita cinco cuadernos, mejor olvidarse de esa súper oferta de diez”.

Complicidad del cole

De cara a poder sobrellevar la cuesta de septiembre, Guerrero pide la complicidad de los colegios. Muchos centros y docentes se ponen un poco exquisitos con el tipo de cuaderno, estuche o mochila que los niños y las niñas tienen que llevar al aula. También con la ropa. “La lista del material de los profesores debería ser una sugerencia, no una obligación. Además, sería bueno que estuvieran permitidos los materiales de marca blanca porque suponen un importante ahorro”, subraya.

Comprar sin los hijos

Al igual que la OCU, la autora del ensayo 'En casa las cuentas claras' recomienda hacer las compras de la vuelta al cole sin los hijos. Es la mejor forma para evitar la tentación de caer en los caprichos que se les antoja en los pasillos de los centros comerciales.

Con la ropa que ya no les vale y que está en buenas condiciones, la mejor opción es donarla o ponerla a la venta en plataformas de segunda mano. “Con este gesto, le estás enseñando a tu hijo que la ropa tiene una segunda vida. Hazlo por ellos, por la economía de tu casa y por la conciencia ecologista”, destaca. La compra de prendas usadas, de hecho, creció el 33% el año pasado, según la estadística de Mil Anuncios.

Que los adolescentes gestionen su dinero

En el caso de los hijos y las hijas adolescentes, la divulgadora recomienda que los padres y las madres les den una cantidad de dinero para que sean ellos los que hagan sus propios presupuestos y que decidan en qué emplear los euros. Es una manera de empezar a darles cierta autonomía y, al mismo tiempo, una lección de vida: el dinero es limitado y se consigue con mucho esfuerzo. “A veces nos ven pagar con la tarjeta y piensan que el dinero es infinito”, lamenta Guerrero, que hace referencia a su apellido para recalcar que su objetivo, como divulgadora, es "luchar contra la escasez, mala gestión y la deuda" en las economías familiares. La experta invita a las familias a romper el tabú de hablar de dinero en casa, con un lenguaje realista y adaptado a cada edad.

Familias vulnerables

Para los niños y las niñas más vulnerables, hay iniciativas sociales a las que las familias pueden acudir. Fundación ‘la Caixa’, por ejemplo, afronta la vuelve al cole acompañando a más de 60.000 niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad y a sus familias, de la mano de 400 entidades sociales. "Con el fin de apoyarles en su proceso de aprendizaje y en la creación de un futuro mejor, el programa CaixaProinfancia ofrece apoyo socioeducativo a quienes más lo necesitan a través de refuerzo educativo, ocio y tiempo libre, talleres, atención psicológica, logopedia y psicomotricidad, así como equipamiento escolar, gafas y alimentación", explican fuentes insistucionales.